COVID EN PUEBLA, LAS DISCREPANCIAS CON LA “ESCALA GATELL”

foto-gatell

Aunque se han convertido en motivadoras de memes, las imprecisiones del gobierno lopezobradorista sobre las cifras del COVID-19 son muy graves, porque entorpecen y retrasan las decisiones y acciones que, sobre la pandemia, se deben tomar.

Lo que se ha dado en llamar la “Escala Gatell”, en alusión al encargado de la conducción de la estrategia nacional contra el coronavirus, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, son datos equivocados, plazos que nunca se cumplen, apreciaciones erróneas y números que siempre se quedan cortos.

Sobre Puebla, durante meses, todo abril y mayo, desde Palacio Nacional se reportaron menos muertos de los que había y que detallaba cada mañana el gobierno del estado.

La discrepancia llegó a ser hasta de más de 100 menos, que el gobierno federal no contó o de plano escondió, con fines inexplicables.

Pero en esta última semana, ahora resulta que la administración lopezobradorista ha contado más fallecimientos, una cifra marginal pero distinta, que la del estado.

Igual pasó con los contagios.

Ocurre ahora igual con la cifra de las camas disponibles en Puebla, para la atención de enfermos.

Con matices, pero siempre con claridad, el gobernador Miguel Barbosa Huerta ha repetido que en esta lucha “estamos solos”.

No solamente por la falta de insumos.

También en la estrategia.

Por eso son tan importantes los números exactos sobre la epidemia.

Porque con éstos se pueden tomar las decisiones adecuadas y a tiempo.

Cada muerte y cada contagio generan acciones, al menos aquí.

A pesar de que en Palacio Nacional se ha reportado en los días recientes que Puebla tiene una disponibilidad por encima de 45 por ciento en camas generales de hospital y 50 por ciento de camas con ventilador, “camas Covid”, la realidad es muy distinta.

De acuerdo con la Secretaría de Salud del estado, la saturación está a la vista.

Actualmente se sobrepasa 85 por ciento de la capacidad hospitalaria en Puebla.

La cifra que se informó no es para asustar, sino que explica por qué se deben tomar decisiones difíciles.

Por qué se debe evitar salir, si no es necesario.

Contener todavía la reanudación de actividades industriales.

Y, más importante, con base en estas cifras verídicas, se toman decisiones, como apresurar la reconversión hospitalaria.

Se lucha por contener una tragedia mayor.

Una catástrofe.

Este jueves, los contagios en la entidad llegaron a 8 mil 512 casos acumulados positivos; 407 en un solo día.

Son ya 976 fallecimientos; 62 muertes más en 24 horas.

Debemos ir con los datos propios, los reales.

La “Escala Gatell” no aplica.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply