COVID, LA NUEVA ESTRATEGIA QUE SE ASOMA PARA PUEBLA

foto-enfermo

Aunque se puede ver frágil, hay en estos últimos días una estabilidad, con tendencia a la baja, en la epidemia de COVID-19 en Puebla. Ésta podría perfilar una nueva estrategia para las próximas semanas.

Todavía con muchos tropiezos pero pareciera que los poblanos comenzamos a aprender a vivir con el virus y que ha habido un mayor nivel de responsabilidad social.

A lado de todo ello, está el esfuerzo que ya muy pocos pueden menospreciar y criticar, del gobierno estatal, que ha tenido éxito en la reconversión hospitalaria y en otras acciones de contención de esta crisis.

El gobernador Miguel Barbosa, sin echar las campanas al vuelo ni cantar victoria, perfiló la posibilidad de avanzar a la reapertura de actividades.

Pero falta.

Nos asomamos apenas a ese escenario.

Debe haber una sostenida responsabilidad colectiva.

Un esfuerzo comunitario.

Hay muchos saldos negativos, vidas que se han perdido y la crisis económica que ya muestra sus garras.

Daños irreversibles.

Es una lucha, y no hay que olvidarlo, de muy largo aliento.

Hay muchas cosas que recuperar.

De acuerdo con el último corte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Puebla perdió, hasta junio, 6.4 por ciento de los empleos formales.

La nuestra es la cuarta entidad con más pérdida de plazas laborales.

Es muchísimo.

Los empleos informales, de los que no hay cifras exactas, deben ser muchos más.

Al informe de este martes, en el estado hay 14 mil 535 casos positivos y mil 998 defunciones.

Pero han bajado los incrementos diarios, en promedio.

Llegamos casi a 500 casos por día y hoy estamos en menos de 300.

Las muertes se registraban hasta en 70 diarias y hoy rondan las 35.

Todos estamos en la responsabilidad de que siga así y cada vez más acelerada la disminución.

Que no haya rebrote.

Y no podemos soslayar que, desde el área institucional, el gobierno de Barbosa ha dado la pelea casi a solas.

El gobierno federal es el gran ausente.

O el gran negligente.

¿Sabe usted sí aún es funcionario federal el “súperdelegado” Rodrigo Abdala?

Barbosa ha tomado decisiones sin cálculos electorales.

Sin complacencias, que pongan en riesgo a los poblanos.

Sin miedo.

En tanto, desde Palacio Nacional, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, ha lanzado acusaciones a las entidades.

Y hasta a los ciudadanos.

Hoy menos que antes, hay que tener la guardia alta.

Juntos.

Y alertas.

No hay otra solución.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply