EL PRD, DE DESPRECIABLE CACHARRO A APETECIBLE CANAPÉ

foto-prd

A pesar de que apenas pudo conservar su registro en la pasada elección federal de 2018 y no representa más de 3 por ciento de la votación potencial, quizá menos, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) está en una posición inusual, para su lógica de cacharro electoral, con ofrecimientos de alianzas, lo mismo del priísmo que del panismo.

En Puebla, el PRD en su más reciente “mejor momento” en solitario, en la elección por la gubernatura en 2016, consiguió con Roxana Luna como abanderada, 68 mil 353 sufragios, equivalente a 3.8 por ciento.

Esa debe ser la referencia directa sobe el potencial del perredismo.

A pesar de ello y sin que se pueda considerar, ni de lejos, un platillo fuerte, sino apenas un canapé en el contexto electoral, hasta ahora los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) le han ofrecido coaligarse para 2021.

El PAN, para reeditar su alianza de 2018.

El PRI, para sumar a su causa.

De hecho, parecieran ir con dedicatoria a este fin, y no para aliarse al panismo, las reformas a sus estatutos que el tricolor realizó este lunes en una sesión virtual de su Consejo Político Nacional.

Con ellas, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y su presidente tienen decisión absoluta sobre candidaturas y coaliciones.

También, facilita alianzas ahora con cualquier partido, incluso de ideología diferente.

En el mismo sentido, desde julio, el perredismo explora esa posibilidad, para la que también deberá realizar reformas estatutarias.

Esa definición se dará en septiembre, de acuerdo con Ángel Ávila Romero, secretario general del sol azteca.

Da la impresión de que una alianza PRI-PRD, sin Acción Nacional, terminaría por hacerle un favor al Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Por lo pronto, el PRD es, qué raro, codiciado.

Los dos dirigentes nacionales, el priísta Alejandro Moreno y el panista Marko Cortés han ofrecido matrimonio al perredismo.

Cada quien con sus condiciones.

En las dos opciones, el PRD iría como rémora.

La verdadera dirigencia nacional del sol azteca, que encabeza la corriente de Los Chuchos, conocida así por sus líderes, Jesús Zambrano y Jesús Ortega, deberá decidir con quién baila.

El gran Bloque Opositor Amplio (BOA), aunque se ha promocionado, se ve hoy lejos de concretarse.

Por eso el coqueteo con el PRD.

No hay muchas otras opciones.

Hay que recordar, por ejemplo, que el PVEM, aliando de antaño del tricolor, ahora es patrimonio lopezobradorista, en realidad del canciller Marcelo Ebrard.

¿Pero quién lo diría?

No vale casi nada en votos, pero el PRD tiene de dónde elegir.

gar_pro@hotmail.com

2 Responses to “EL PRD, DE DESPRECIABLE CACHARRO A APETECIBLE CANAPÉ”

  1. EL PRD, DE DESPRECIABLE CACHARRO A APETECIBLE CANAPÉ says:

    Proxies Private…

    I found a great……

  2. EL PRD, DE DESPRECIABLE CACHARRO A APETECIBLE CANAPÉ says:

    Unlimited Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply