PUEBLA Y SU SEMANA DEFINITORIA SOBRE EL COVID

foto-columna

A partir del próximo lunes, tres semanas después del comienzo de la paulatina reapertura comercial y de actividades no esenciales en Puebla, comenzaremos a ver con certeza si la disminución sostenida de casos de la pandemia es una sólida tendencia o, como lamentablemente ha ocurrido en otros estados y municipios, viene un rebote de COVID-19.

De ahí, se tomarán las decisiones definitivas sobre la economía poblana y su integral reactivación.

Sabremos también, de acuerdo con las mediciones que arroje la próxima semana, qué tanto los poblanos hemos aprendido a convivir con el SARS-CoV-2 y si la responsabilidad colectiva ha dado buenos resultados.

Con las resistencias naturales, que muestran también las intencionalidades políticas, el gobierno de Miguel Barbosa se ha mantenido firme en las medidas preventivas.

De más de 300 contagios diarios, hoy el promedio no llega a la mitad de ese número.

De casi cien muertos en un día, hoy las cifras, que de cualquier modo siguen siendo muy tristes, porque cada una es una tragedia, no rebasa los 20 decesos.

Pero será la próxima semana que las mediciones ratifiquen o contradigan que vamos bien.

Hace unos días, en un dato muy relevante, el secretario de Salud estatal, José Antonio Martínez García, advirtió que, si se llega a dar el caso, los rebotes ocurren tres semanas después del comienzo del desconfinamiento.

Es así por la naturaleza del virus.

Puso como ejemplo a la región de Teziutlán, donde en julio pasado hubo un retorno a las actividades no esenciales, pero tres semanas después llegó un incremento en los casos de COVID-19.

Así ha ocurrido también en otras entidades.

Por eso no hay que confiarse, advirtió.

Sin embargo, no se pueden ignorar los datos que han colocado a Puebla como ejemplo, por el gobierno federal, en el manejo de la pandemia.

En la entidad hoy, 84 por ciento de los contagiados se ha curado.

Ha bajado el nivel de positividad hasta 42 por ciento.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, tuvo argumentos aritméticos para poder decir que Puebla es modelo en el manejo de la contingencia y lo es también su estrategia de “pacto comunitario”.

“Aquí tenemos un excelente ejemplo con el gobernador (Miguel) Barbosa, y es justo lo que hoy nos da un enorme gusto constatar, este esquema del pacto comunitario en Puebla que involucra transversalmente a todos los agentes sociales y administrativos del estado… un plan de desconfinamiento muy bien organizado”, dijo el funcionario encargado del manejo de la pandemia, hace unas semanas en su visita a la capital poblana.

Pero vienen los días definitorios.

El arribo a esa tercera semana, que puede o no venir con rebote, comienza este próximo lunes.

Todos deseamos que las cifras sigan a la baja.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply