EL FACTOR MARIO DELGADO Y LA COMUNIÓN DE LOS NEOMORENISTAS EN PUEBLA

foto-morena

La candidatura de Mario Delgado Carrillo a la presidencia nacional de Morena anuncia en Puebla una relación de terciopelo entre los dos bandos representativos de los tildados como “neomorenistas”, el barbosismo y el armentismo, quienes han cerrado filas en torno al coordinador de los diputados federales; sin embargo, también deja con caras largas a los autodenominados “puros”, quienes tenían en Bertha Luján su carta para el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Este sábado estuvo en la capital poblana el colimense Delgado con una inédita sincronía en su apoyo de los grupos del gobernador Miguel Barbosa y el senador Alejandro Armenta.

Compartieron el acto los operadores de ambos bandos.

También los seguidores de una y otra trincheras, muy lejos de los días de disputas que los llevaron a desencuentros.

Convivieron sin miradas de fuego.

Sin silencios de hielo.

Mario Delgado, en tanto, en la conferencia de prensa apuntaló la visión del gobernador de que al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) le ha faltado consolidarse en el estado y en el país.

El diputado federal pudo sentar en la misma mesa al senador Armenta, lo mismo que a Eric Cotoñeto, el operador barbosista y sin filiación formal en Morena. Otro muy cercano al gobernador Miguel Barbosa, el diputado Gabriel Biestro, no llegó… pero porque se contagió de COVID-19.

La invitación al acto que se celebró en el Hotel Marriot estuvo a cargo del equipo de Alejandro Armenta.

Igual la distribución de los materiales para la prensa.

Del otro lado, también hubo mucha cordialidad para el ex senador de Colima.

Desde aquellos tiempos, precisamente, viene su amistad sólida con el poblano Miguel Barbosa.

A los dos les tocó caminar juntos dos legislaturas, las LXII y LXIII, en sus seis años de ejercicio como senadores.

Llegaron como perredistas a la Cámara Alta en 2012, pero hacia el final de su encargo, convencidos del proyecto del hoy presidente, juntos también se sumaron al lopezobradorismo.

Han peleado unidos muchas batallas.

Su relación, aseguran sus cercanos, es muy fuerte y muy sincera.

Son verdaderamente amigos.

Del otro lado, con Armenta, también Mario Delgado ha tenido buena química política.

El senador poblano ha optado por apoyarlo, aunque su cercanía con su coordinador, Ricardo Monreal Ávila, le hubiese marcado otro derrotero.

Lo hace con independencia y esa también es buena señal.

En general, para Morena-Puebla es una noticia venturosa esta sincronía de los dos grupos.

La encuesta que organizará el Instituto Nacional Electoral (INE) para definir la nueva dirigencia de Morena se levantará del 26 de septiembre al 2 de octubre.

Hasta el sábado, hay ya cinco candidatos, pero Delgado va arriba con mucha ventaja: 43.5 por ciento, de acuerdo con el más reciente estudio de Massive Caller.

imagen-encuesta

Pero… (siempre hay un “pero”).

Aún falta ver qué dicen los puros.

La comunión y el consenso son panoramas demasiado bellos, para darse en Morena.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply