A LA CAZA DE OPERADORES ELECTORALES

foto-columna1

Con el proceso electoral federal abierto desde el pasado 7 de septiembre y ya a la puerta el arranque del local -en noviembre próximo- los partidos han comenzado la cacería de operadores, aquellos personajes que a ras de suelo y en las regiones son los que realmente consiguen los votos.

La extinción del morenovallismo y la incapacidad de Morena para allegarse a esos cuadros tiene sueltos a muchos, escuchando las propuestas de distintos institutos.

Desde 2010, con su irrupción en el escenario poblano, el grupo del finado Rafael Moreno Valle reclutó a muchos de los operadores del PRI, que entonces dejó de ser el partido hegemónico.

Así consolidó su casi imbatible configuración electoral.

Hoy esos militantes o están de regreso al Revolucionario Institucional (PRI) o, en pocos casos, se han ido con el morenismo.

El “robo” de operadores en estos días se vive a todo lo que da.

Una suerte de promiscuidad, pero no de la base, sino de los dirigentes, que buscan a todos y a todas, sin importar dónde estuvieron.

Movimiento Ciudadano (MC), de Dante Delgado, en Puebla trata de quitárselos al tricolor.

El PRI va por los del Partido Acción Nacional (PAN).

Los panistas buscan que no se les vayan los morenovallistas, pero es un hecho que buscarán otros horizontes.

Ya no están los recursos económicos y ni el respaldo con plazas laborales en el gobierno, por ejemplo, que les daba el régimen del finado ex gobernador.

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con menos intensidad, ha hecho lo suyo, al sumar en la Sierra Norte a ex priístas, lo que le ha causado a Eric Cotoñeto, encargado del tema, reclamaciones de los morenistas puros de aquella región.

En tanto, en el campamento de Alejandro Armenta, por ejemplo, como lógica de su pasado priísta, hay muchos operadores que por años llevaron votos al tricolor.

El caso más claro es el de Samuel Aguilar Pala en la Mixteca.

Ahí opera para el lopezobradorismo, pero a nombre del senador.

Los priístas tratan de seducir a los operadores del Valle de Tepeaca y de Tehuacán, en donde se ven con posibilidades en este 2021.

Las posibilidades reales de triunfo, las conocen estos personajes, por encima de las mismas encuestas.

Son hombres y mujeres que, lejos de los reflectores y muchas veces sin el respaldo ni económico ni político suficientes, saben traducir las entrañas de sus distritos y municipios.

Ellos, a diferencia del político tradicional que muchas de las ocasiones solamente simula y “tira rostro”, sí pueden saludar, por su nombre y apellidos, a los potenciales votantes.

Ahí es donde realmente comienzan a tejerse los triunfos.

A ras de suelo.

Con la gente.

Por si a muchos se les había olvidado.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply