LALO RIVERA, SOLO GANARÍA CON EL PAN, CON NADIE MÁS

foto-lalo

La política es una celosa obstinada: al menos así pinta el panorama del ex alcalde capitalino Eduardo Rivera Pérez, para quien la única opción de presentarse a las urnas en 2021 en busca nuevamente de Puebla capital, con posibilidades reales de triunfo, es el Partido Acción Nacional. Con ningún otro instituto, de acuerdo con la más reciente medición de la empresa Mas Data, podría dar batalla. Su destino sería una nueva derrota, si no va con las siglas del PAN.

Este ejercicio mide, hipotéticamente, a Lalo como abanderado de Movimiento Ciudadano (MC), posibilidad que ronda la mente de algunos de sus seguidores.

Sin embargo, con esa marca, su potencial de votos es bajísimo, de apenas 3.5 por ciento.

En cambio, cuando al hoy todavía panista, quien recién hace unos días arrancó informalmente campaña con un video en el que criticó al actual Ayuntamiento, se le mide por el PAN, es una súper estrella.

Lidera todas las encuestas.

Incluso, saca dos dígitos, en algunas, a sus posibles contrincantes de otros partidos.

Este análisis sería ocioso, a no ser por dos razones:

Nos muestra que la marca PAN pesa mucho y complementa a Rivera Pérez.

Es con Acción Nacional o con nadie, si quiere una victoria.

Tenía la opción de México Libre, el partido de Felipe Calderón y Margarita Zavala, pero con la negativa de su registro, esa se esfumó.

Y la otra es que la medición de Mas Data de Pepe Zenteno desnuda que a Lalo no le conviene irse de las filas albiazules.

Su lucha tiene que ser interna, ante el secuestro de su partido, por parte del ex secretario de Gobernación estatal, Fernando Manzanilla, vía la dirigente (es un decir) estatal, Genoveva Huerta.

Vaya brete para Rivera Pérez.

MIGUEL BARBOSA Y EL TEJIDO FINO

foto-mb

Muchos quedaron boquiabiertos este mediodía de martes, cuando en su cuenta de Twitter, el gobernador Miguel Barbosa Huerta publicó que sostuvo una charla con los dirigentes de Redes Sociales Progresistas (RSP), que recién el lunes recibió formalmente su registro como partido político nacional y, en automático, también estatal.

A nadie debe asustar que el mandatario poblano sepa tejer fino.

Aunque ha sostenido que Casa Aguayo no intervendrá en los procesos local y federal de 2021, sabe mantener diálogos con énfasis democrático con los que estén dispuestos, en este marco institucional y de respeto.

En su discurso en la ceremonia del 50 Aniversario Luctuoso de Lázaro Cárdenas del Río, este lunes, su hijo y otrora líder moral de la izquierda mexicana, Cuauhtémoc, recordó que el general “fue respetuoso de la oposición”.

Eso debería ser regla básica, pero a veces la oposición no contribuye.

En este caso, la posibilidad de encontrar coincidencias con los adversarios es una buena señal.

RSP, partido vinculado a la maestra Elba Esther Gordillo, tiene en Puebla como coordinador estatal a Ramón Fernández Solana y a Christian Macip, como delegado nacional, además de que es comisionado nacional de Finanzas.

Los dos estuvieron con Barbosa, además de Rafael Reynoso Mora, quien fue secretario del Medio Ambiente en el gobierno interino.

El diseño ideológico de “centro” de este nuevo partido, que en Puebla registró 15 mil afiliados, está en sintonía con parte del proyecto de la Cuarta Transformación (4T).

Así lo reconocen sus integrantes.

Con la diferencia de que se concentrará en atraer el voto de la clase media.

Seguramente no es la primera, ni será la única ocasión, en que el gobernador atienda este tipo de reuniones.

Se llama “oficio” y se apellida “político”.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply