MORENA Y LA RUTA DE SUS ALIANZAS

foto-morena

A diferencia de 2018, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) signará para las elecciones de 2021 solamente alianzas parciales y de conveniencia, según cada proceso local, principalmente en las 15 gubernaturas en juego, pues el ala dura del partido lopezobradorista está considerando que con sus propios candidatos y fuerza le basta; eso podría ser un error.

Las primeras luces sobre cómo operará el morenismo en los procesos federal y estatales que ya están en curso en todo el país surgieron este fin de semana largo.

También se dejaron ver las primeras diferencias entre los grupos dominantes.

Mario Delgado, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), anunció que el Consejo Nacional, que está en manos de los puros y que preside Bertha Luján, ha decidido que será una consulta a la militancia la que defina si van, cómo y en dónde, juntos con sus aliados partidos del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Fue el primer revés al flamante presidente de Morena.

Luego, vino la respuesta: 192 de los 252 diputados federales de Morena publicaron este lunes un desplegado respaldando las alianzas y a Delgado.

La esencia del diferendo radica en que, mientras los puros quieren solamente alianzas con los partidos que han apoyado en los últimos años a Andrés Manuel López Obrador, lo que dejaría fuera al PVEM, que en 2018 hizo coalición con el PRI, los llamados neomorenistas en cambio abren las puertas a todos.

Ante estas dos visiones, lo lógico es que el partido del presidente realice una alianza parcial en el proceso federal con PT y PVEM, en al menos 100 de los 300 distritos, y para las elecciones locales en cada estado se defina, de acuerdo con las circunstancias particulares.

Las más importantes serán las 15 gubernaturas.

En Guerrero y San Luis Potosí, por ejemplo, hay una alta posibilidad de que inscriban alianzas totales.

Incluso en tierras potosinas con un candidato verdeecologista, como el diputado federal Ricardo Gallardo Cardona, quien encima es ex perredista y no es bien visto por los puros.

El jaloneo por esas decisiones será el primer escollo, ya lo es, agrio en Morena, entre el CEN y el Consejo Nacional; entre los neomorenistas y los puros.

La eterna guerra de castas.

En Puebla, aún es incierto cuál será el destino del PT en esta posible coalición.

A nivel nacional los líderes de ese partido han tenido fricciones con los morenistas, y a nivel local, algunos petistas con Casa Aguayo.

Quien ya definió su papel en nuestro estado es el PVEM.

Si nada extraordinario ocurre, los verdes irán parcialmente con Morena en la elección de las 15 diputaciones federales de la entidad.

En una alianza completa en las 26 demarcaciones locales, que definirán la configuración de las LXI Legislatura del estado (2021-2024).

Y solos en las 217 elecciones municipales.

Pareciera que aún hay mucho tiempo por delante, pues a finales de enero del próximo año deberán registrarse las plataformas de las alianzas.

Sin embargo, los partidos ya deberán tener una lista de aspirantes a los cargos de elección, hacia el 20 de diciembre, de acuerdo con la programación del Instituto Nacional Electoral (INE).

De eso dependerá si se concretan las alianzas.

Sí, el viejo axioma de “primero el uno y luego el dos”.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply