LA HORROROSA CAJA DE PANDORA QUE ABRIÓ EL CASO DEL PRÍNCIPE POBLANO DE LA DERECHA

foto-columna

Pistas que están en el ámbito y la responsabilidad de las autoridades penales y financieras del país, junto con una leyenda negra que crece como bola de nieve, quedaron a la vista tras la revelación del presunto fraude por casi 160 millones de pesos que, en el gobierno peñista, habría perpetrado el poblano Enrique Solana Sentíes, ex presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicio y Turismo (Concanaco Servytur).

Luego de que hace unos días en Garganta Profunda le dimos detalles del presunto desvío, a través de empresas fachada, de recursos públicos del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), se abrió una verdadera Caja de Pandora.

Hay que recordar que el monto total que recibió el organismo empresarial para “capacitación de emprendedores” fue por un total de 159 millones 398 mil pesos.

Entre 2014 y 2016.

Se aplicó y comprobó correctamente 40 por ciento.

Pero 60 por ciento se fue a la grieta oscura de la corrupción.

Intervinieron empresas fachadas, de las que le dimos detalle.

Todo está en la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que encabeza Santiago Nieto Castillo.

A partir de ello, desde prácticamente todas las cámaras patronales del país, llegaron datos.

Muchos.

Algunos serán indicios de investigaciones.

Elementos de procesos.

Otros solamente leyendas urbanas.

Pero muy negras.

De acuerdo con varias pistas y hasta declaraciones, el dinero de las empresas fachada se devolvía en efectivo, tras cobrar facturas irregulares.

El sitio era un departamento que el aludido en las indagatorias de la UIF tiene en la Ciudad de México.

Reforma 222, la dirección.

Se trata, por cierto, de un edificio que construyó Grupo Danhos.

Para más señas.

Otro empresario y político poblano, en aquellos años también presidente de una cámara en el estado, presuntamente recibía el efectivo.

Hoy, por cierto, ese empresario está muy animado para ir en la planilla de regidores de Claudia Rivera Vivanco.

Y su grupo empresarial de derecha, porque aquí todos son “príncipes de la derecha”, han venido apoyando mucho a la alcaldesa en el tema de sus obras de remodelación del Zócalo de la capital poblana.

¿Quiénes no dijeron ni pío sobre estos trabajos urbanos que se entregarán hasta septiembre y que generarán complicaciones al comercio, el tránsito y la vida cotidianas de la capital poblana?

Ándele, pues ellos.

Hay más datos.

Más precisos.

Apellidos muy poco usuales, que participaron en esta trama empresarial, en colusión con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Combinaciones silábicas que no podría pronunciar ni un Perico.

Hijas que a la vez que sus padres eran príncipes del peñismo (pero de derecha), ellas eran funcionarias.

Y con sueldos estratosféricos.

Y así…

Si amerita, ya le seguiré contando.

gar_pro@hotmail.com

One Response to “LA HORROROSA CAJA DE PANDORA QUE ABRIÓ EL CASO DEL PRÍNCIPE POBLANO DE LA DERECHA”

  1. LA HORROROSA CAJA DE PANDORA QUE ABRIÓ EL CASO DEL PRÍNCIPE POBLANO DE LA DERECHA says:

    Mallie Woodby…

    I found a great……

Leave a Reply