LOS DAÑOS DE ‘IDA’ EN PUEBLA YORK

foto-ida-en-ny

Con pérdidas importantes en sus escasos y modestos patrimonios, los poblanos que viven en la ciudad de Nueva York enfrentaron el paso de la tormenta tropical Ida, que dejó, a mediados de la semana pasada, oficialmente 43 muertos, 23 de ellos en Nueva Jersey, otro asentamiento con muchos paisanos.

Si hay una comunidad realmente afectada por el meteoro, que llevó a la declaración de emergencia en los estados de la costa este de Estados Unidos, es la clase trabajadora.

A ella pertenece la mayoría de los 960 mil poblanos que el mismo Consulado General de México en Nueva York estima que viven en la zona de los tres estados que integran éste, junto con Jersey y Connecticut.

Aunque también los estragos se vivieron en Pensilvania.

Las precipitaciones alcanzaron un récord histórico de acuerdo con el reporte del 2 de septiembre del Servicio Meteorológico Nacional de EU.

Varios paisanos reportaron en redes que sufrieron inundaciones, en domicilios de planta baja, de hasta un metro de altura.

En Brooklyn, Queens y el Bronx, la tormenta desbordó al mar y al Río Hudson y los efectos los padecieron más los latinos que viven en esos asentamientos.

El romanticismo de Nueva York, concebido cinematográficamente también como The city by the sea, resultó de una indeseable cercanía con el océano.

Las imágenes de estaciones del Metro inundadas han dado la vuelta al mundo, pero hay otras que ocurren en la intimidad del migrante y que representan la pérdida de sus patrimonios.

“Está feo aquí en Nueva York, nos cayó feo. Hay muchas personas que perdieron sus hogares, sus casitas, todos los que estaban a la orilla del mar…

“Por acá, donde yo vivo (Brooklyn), todo se inundó. La economía volvió a caer otra vez. En (Nueva) Jersey toda el área de Passaic, donde hay muchos comerciantes, está inundada.

“Aquí a la orilla del mar, varios mexicanos trabajadores resultaron afectados… Todas sus cosas se les dañaron, fue como lo de un metro de agua que se les estuvo metiendo

“Porque cuando llegó la alerta de inundación era tarde y ya no se pudo hacer nada”, relató la poblana Guadalupe Cabrera, quien es líder migrante en Brooklyn.

“‘No los podemos ayudar…”, eso dijeron los del piso superior y no ayudaron a salir a joven mexicana que habitaba un sótano en Queens durante la tormenta del pasado miércoles 1ro. de septiembre.

“Se pide ayuda económica, su alguien puede ayudar lo puede hacer por Zelle (la afectada) al 13475491967”, es uno de los tantos mensajes que se reprodujeron en la página de Facebook Hispanos en los Esclavos Unidos.

Este sitio también colgó videos de testimonios sobre los daños en esa zona que románticamente los paisanos conocen como Puebla York.

El Consulado General de México en Nueva York, que tiene jurisdicción en toda la zona triestatal, lanzó una campaña de información.

Así como un teléfono y un correo para reportar emergencias.

No hay todavía recuento de daños ni de familias de poblanos y mexicanos afectadas.

Muchos de ellos perdieron sus menajes completos de casa.

Los que deberán recuperar con recursos propios, si no llega algún apoyo del gobierno de Joe Biden.

Y si lo hay, falta ver si ellos, en su mayoría indocumentados, son candidatos para recibirlos.

Del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que hasta presume el aumento de remesas como un logro de gobierno, no deben esperar nada.

No hay que olvidar que los paisanos de allá sostienen a cientos de miles de familias en territorio poblano.

Con todo y pandemia, desde la Unión Americana llegaron a Puebla mil 873 millones de dólares en 2020.

Un nuevo máximo histórico, de acuerdo con el Banco de México.

Solían decirse que, si a Estados Unidos le da una gripa, a México le toca pulmonía, en materia económica.

¿Si allá se inundaron, aquí nos ahogamos?

Es analogía y también es pregunta.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply