SEÑORAS Y SEÑORES, ¡ES LA ECONOMÍA, NO LA POLITIQUERÏA!

foto-para-columna3

Muy lejos de las reclamaciones sin mucho sustento, pero sí repletas de carga política sesgada, de los barones de las cámaras empresariales, está el trabajo de día a día y de picar piedra para ir recuperando los más de 22 mil empleos que se perdieron por la pandemia de la COVID-19. En éste, participan el gobierno del estado y, de manera especial, los verdaderos empresarios, aquellos que generan empleos y que invierten en Puebla.

Hay claramente una diferencia entre quienes se dicen empresarios, pero solamente son personajes que buscan una incidencia política desde un membrete, y quienes sí generan trabajo y desarrollo.

Sin embargo, hay que reconocerlo, el gobierno del estado ha buscado el diálogo con todos.

La prueba fue el desafortunado acto del jueves pasado, en el que algunos pocos integrantes de la Coparmex equivocaron el foro para sus proclamas casi partidistas.

Por el otro lado, se ha venido realizando un trabajo permanente con los verdaderos generadores de empleo, con quienes la secretaria de Economía, Olivia Salomón, ha sido un puente importante.

La puesta en marcha del Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN) ha sido contundente.

Este lunes, al responder preguntas en la videoconferencia, el gobernador reiteró este trabajo.

Dijo Miguel Barbosa que mantiene constantes reuniones con personas de negocios, ya que está abierto a platicar con todos.

En este esfuerzo, también ha habido reuniones con embajadores, para buscar inversión extranjera para Puebla.

El más reciente, con los integrantes del Consejo de los Embajadores Árabes en México, el 19 de noviembre.

También el pasado 17 de este mes, el gobernador encabezó un encuentro con empresas de capital estadounidense radicadas en Puebla.

Sin eufemismos ni falsas cortesías, destacó este lunes que “si hablan ustedes de cámaras, ellos no son los empresarios más importantes de Puebla”.

De todos modos, también a ellos les ha tendido la mano.

La recuperación del PIB y de los empleos perdidos en Puebla es de mucha importancia y urgencia.

Sobre todo, ante la inminencia de la llegada de la cuarta ola, ahora con la variante ómicron como agravante.

No habrá cierre, ha adelantado el mandatario.

De los 22 mil empleos que se han perdido por la pandemia, al menos dos mil 500 plazas laborales formales se recuperaron ya, a un mes de la reapertura de las actividades comerciales plenas.

En octubre, el número de los trabajadores de Puebla asegurados ante el IMSS fue de 608 mil 50 puestos de trabajo.

En coincidencia con el lanzamiento del plan “Que reviva Puebla”, la Secretaría de Economía planteó la puesta en marcha del Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN).

Se inauguró el pasado 18 de noviembre.

Se busca consolidar “un espacio en donde gobierno, micros, pequeñas y medianas empresas, grandes industrias, universidades y personas emprendedoras trabajarán de manera colaborativa”.

La meta es “la generación de ideas y proyectos que desarrollen nuevas tecnologías, productos y modelos de negocio, para fortalecer el ecosistema de innovación en Puebla”, dice su descripción.

Un asunto importantísimo es que aterriza en la realidad, de inmediato.

Sin simulaciones.

El CIEN se consolidará como un hub de innovación internacional, describe su plan.

Éste formará parte de la red de centros de Volkswagen de México en California y Konxville, en Estados Unidos, Wolfsburg, Alemania; Tel Aviv, Israel; Pekin, China, y Tokio, Japón.

Las metas son extraordinarias.

Se tiene en puerta el Programa de Emprendimiento en Industrias Creativas (PEIC), que representan más de 29 mil empleos, en Puebla.

“El programa irá dirigido a personas con emprendimientos o ideas a implementar de industrias creativas con mínimo un producto funcional en etapas iniciales en las áreas: audiovisual (cine, TV, radio); diseño (interiores, gráfico, modas, industrial y joyería); media interactiva (contenidos digitales, video juegos y animaciones); servicios creativos (publicidad y gestión cultural) y conocimiento cultural tradicional (gastronomía, festividades y herbolaria)”, abunda el documento en que se detalla.

A esta convocatoria han respondido los verdaderos empresarios.

A gritos no se genera diálogo.

Menos todavía progreso y empleos.

¡Es la economía!, no la politiquería.

Ojalá quedara claro a todos.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply