TRAS LOS PASOS DE LOS DINOSAURIOS EN PUEBLA

foto-dinosaurio

El suelo que hoy ocupa el estado de Puebla tuvo habitantes desde hace millones de años, desde antes de la aparición del hombre como especie. “En el Valle de Puebla, se concentran varios yacimientos fósiles que abarcan más de una era geológica”, concluyó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), luego de frecuentes hallazgos; los más recientes, entre 20172021.

Literalmente, andamos sobre los pasos que dieron los dinosaurios, mamuts, gliptodontes, antílopes, canidosgrandes felinos y muchos más.

Los investigadores han encontrado en nuestra entidad campo fértil para los hallazgos paleontológicos.

La confirmación que hizo el INAH, de que los restos paleontológicos encontrados a principio de año en el municipio de Los Reyes de Juárez son de un mamut, también corrobora estos varios yacimientos.

De acuerdo con un documento, del que Garganta Profunda tiene copia, algunos de estos restos están en “sorprendentes” condiciones de conservación.

El descubrimiento lo hicieron, en primera instancia, las autoridades municipales.

Luego, intervino el INAH y sus investigadores.

Ahora, la dependencia federal ha dado parte y ha solicitado el apoyo, humano y económico, de la Secretaría de Cultura estatal, que encabeza Sergio Vergara Berdejo.

No podría ser más irónico este hallazgo, pues se hizo en el nuevo panteón municipal de esa localidad del centro del estado que es famosa por su cultivo de hortalizas.

Así que podemos decir que este mamut, literalmente, ha resurgido de entre los humanos muertos.

“En la excavación, los restos del cráneo del proboscídeo se encontraban en la esquina suroeste del cuadrante. Sorpresivamente, se logró encontrar una de las defensas casi completa, con una medida inicial de 2.90 metros de longitud en el pasillo, entre hileras de tumbas…” del cementerio de Los Reyes de Juárez.

Así lo describe en una parte el documento que dirigen el director del Centro INAH PueblaManuel Villarruel Vázquez, y el investigador Iván Alarcón Durán, al titular de Cultura de Puebla.

Ha habido muchos otros descubrimientos biológicos/paleontológicos, dice el documento.

Los más recientes, entre 2017 y 2021.

Del mamut de Los Reyes de Juárez, el oficio fechado el 25 de noviembre explica:

“A principios del año en curso, se dio a conocer el hallazgo de materiales fósiles dentro del nuevo panteón municipal de Los Reyes de Juárez…”, se apunta y se describe que el alcalde solicitó el apoyo del INAH, a través de una transmisión en vivo en redes sociales.

“A quince días del hallazgo -agrega el oficio- se comenzó con la excavación, para realizar el rescate del fósil del posible proboscídeo, contando ya con la aprobación por el Consejo de Paleontología y el apoyo del presidente municipal.

“En la excavación los restos del cráneo del proboscídeo se encontraban en la esquina suroeste del cuadrante.

“Sorpresivamente, se logró encontrar una de las defensas casi completa, con una medida inicial de 2.90 m de longitud, en el pasillo, entre hileras de tumbas.

“Al continuar descubriendo la defensa, se logró encontrar la segunda que se encuentra sobre la primera; de igual manera y justo frente de las defensas, se ubicó la pelvis, que lamentablemente está destruida en uno de sus lados debido a la colindancia con las tumbas. Se recuperó 60 por ciento de la misma. Cabe mencionar que gran parte del deterioro de los materiales se debe a la excavación previa de una tumba”, detalla.

oficio-mamut-2

Este es un descubrimiento que abona en la confirmación de las condiciones del territorio poblano en el campo de la paleontología.

De los recientes, cita también el INAH, “otro hallazgo se realizó en el municipio de General Felipe Ángeles, a menos de 20 kilómetros al noroeste de Los Reyes de Juárez, en 2017”.

En ése, “se rescató un caparazón de gliptodonte o ‘armadillo gigante’, que regresó al Museo de Sitio de la misma localidad, en este año; durante 2019 se recuperaron los restos de otro proboscídeo, un mastodonte que actualmente se resguarda en la Sección de Paleontología del Centro INAH Puebla, al igual que los restos del mamut de Los Reyes de Juárez”.

Y concluye que:

“El estado de Puebla cuenta con muchas localidades fosilíferas que van desde los 300 millones de años hasta hace 10 mil. En el valle de Puebla se concentran varios yacimientos fósiles que abarcan más de una era geológica

“Además se han realizado importantes estudios sobre actividad humana (por la presencia de hueso modificado de la fauna ya extinta), bioestratigráficospaleoclimáticos y paleontológicos”.

Mirar tan hacia atrás, a la prehistoria de lo que hoy es Puebla, nos deja tan pequeños.

Tan breves.

Tan etéreos.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply