Los embargos de Zavala

Arturo Luna Silva

Continúa el pleito (pleitazo) legal emprendido por el secretario de Desarrollo Social, Javier López Zavala, en contra de Guillermo y Adriana González Julián, quienes el 14 de marzo de 2008 le vendieron en 2.9 millones de pesos una residencia del Fraccionamiento Arboledas de San Ignacio, misma que estaba en malas condiciones dada la existencia de varios vicios ocultos que la hicieron inhabitable.

La novedad en el juicio civil de indemnización “por pago de daños y perjuicios” es que el funcionario está a punto de lograr un embargo a su favor cuyo monto asciende a más de 1.8 millones de pesos.

Para ello, los González Julián perderían cinco vehículos a su nombre y una casa cuyo usufructo vitalicio está a nombre de otra de las involucradas: Guadalupe Leticia Julián Minutti.

La defensa de ésta última señala que el inmueble ubicado en la calle Marsella número 4529 del Fraccionamiento Arcos Sur “es inembargable por disposición de ley”.

Empero, el abogado de López Zavala, Gerardo Casco Meza, dice todo lo contrario, y a punto están de proceder.

Un dictamen de Grupo Constructor Solís García, fechado el 11 de junio de 2008, refiere que el secretario de Desarrollo Social y su esposa, la Dra. Leticia Villafuerte López, han gastado precisamente 1.8 millones de pesos para solucionar los famosos vicios ocultos de la residencia de Plazuela de la China número 14 del Fraccionamiento Arboledas de San Ignacio, mismos vicios que provocaron “filtraciones, humedad, escurrimientos, inundaciones y afectación a toda la construcción del inmueble ya señalado”.

Ver en tamaño completo

casa-zavala0001

Por otra parte, los cinco vehículos que serían embargados para repararle los daños al poderoso secretario marinista son:

Un Chrysler Jeep modelo 2008.

Un Chrysler Stratus modelo 2000.

Un Chrysler Dodge Durango modelo 2006.

Un Volkswagen Bora modelo 2006.

Un Chrysler Dodge Caliber modelo 2007.

Sin embargo, aún no está dicha toda la palabra, y el juicio seguirá su curso.

Lo mismo, obviamente, que la utilización del mismo por parte de los enemigos de Javier López Zavala, que no son pocos, siempre dentro de la guerra abierta por la sucesión 2010 por Casa Puebla.

***

QUE NO FUE CUAUTLI PERO SÍ FUE CUAUTLI

Al estilo de es mi voz pero no es mi voz, el presidente municipal de San Andrés Cholula, David Cuautli Jiménez, salió a negar que él haya sido quien, en estado de ebriedad, volcó un vehículo oficial del ayuntamiento.

Me explico:

Según el alcalde panista, el pasado 15 de febrero hubo un percance sobre la carretera federal a Atlixco y en el mismo estuvo involucrado Cuautli.

Pero no David Cuautli Jiménez, sino un primo suyo, de nombre Rafael Cuautli de Aquino, de 34 años de edad y empleado de la Secretaría de Obras que encabeza Felipe Velázquez.

Gracias a Víctor M. Mayoral Muñoz, director de Comunicación Social e Imagen del gobierno de San Andrés Cholula, ayer este columnista tuvo acceso al acta que por el bochornoso y grave hecho levantó el contralor municipal, José Héctor Huerta Calvario.

En la misma se reproduce la declaración que rindió el primo -primo incómodo - de Cuautli tras el accidente que, como le informé, dejó daños a la carpeta asfáltica y en vilo, por asociación, la reputación del ya de por sí cuestionado munícipe:

“Que siendo las 14:00 horas del domingo 15 de febrero, fui a comer a un negocio de pollos que se encuentra en la carretera federal Puebla-Atlixco, a bordo de la unidad 51, viajaba solo y la dirección del vehículo no me respondió, frené y se volcó la unidad, di una vuelta de 360 grados, saliéndome de la carretera por el kilómetros 16.5, solicité ayuda a mis compañeros de trabajo, llegando minutos después Víctor Zamora Coyopol, Víctor Toxtle y Gildardo Toxtle Tecpanécatl, llegó una grúa de Atlixco y se llevó el vehículo, después llegó una ambulancia pero como me encontraba bien no me trasladaron al hospital, llegó Seguridad Vial y Seguridad Pública de San Andrés Cholula, llegó el seguro del vehículo Axxa, y se realizaron los trámites para que hagan efectivo el seguro y yo me haré cargo del pago de deducible…”.

Así que no fue Cuautli pero sí fue Cuautli.

***

Acerca del claro, evidente caso de nepotismo, el presidente municipal de San Andrés Cholula respondió que éste no es el único pariente en línea directa que labora dentro de su administración.

Hay, detalló, otros seis más, por lo menos, en puestos de tercer y cuarto nivel.

“Pero -añadió Cuautli Jiménez - no fueron contratados por mí, están desde (los gobiernos de) Guillermo Paisano y Omar Coyópol”, sus antecesores.

Como diría el clásico: No pos sí.

gar_pro@hotmail.com

Tags: , , , , , , , ,

Leave a Reply