LA BUAP Y SU NUEVA ERA EN ESTE 2022

foto-rectora-buap

Tan concentrada en la actividad académica ha comenzado la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) sus actividades en este 2022, sin conflictos internos, sin distracciones políticas de sus autoridades, que la vida universitaria pareciera haber arrancado discreta, aunque en realidad ha sido con mucha intensidad.

La rectora Lilia Cedillo Ramírez ha reafirmado que su prioridad es la comunidad de la Máxima Casa de Estudios del estado.

Sin protagonismos y con mesura, ha participado como mera invitada en los actos a que los gobiernos estatal y municipal la han convocado.

No es, porque lo ha dejado claro, aspirante a aparecer en las boletas.

Eso se ve y se respira en la armonía universitaria.

La doctora se ha dado incluso tiempo para hablar, desde su posición como especialista en microbiología, de la pandemia y las previsiones sobre la cuarta ola.

Consideró en un comunicado oficial que tres factores pueden dar paso a un escenario optimista sobre el actual momento de la pandemia: la vacunación, el registro de menos mutaciones y continuar con los cuidados.

Con su estilo muy cercano para explicarse, convocó a “no bajar la guardia”, porque el virus “no tiene palabra de honor”.

Subrayó que la variante Ómicron es “menos letal que la Delta”, aunque su riesgo está en su capacidad de contagio.

Es de seis a ocho veces más infecciosa que las anteriores.

Eso, advirtió Cedillo Ramírez, puede elevar el número de enfermos y saturar los hospitales.

Son datos que deben tomarse en cuenta.

Lilia Cedillo, además de ser la rectora de la BUAP, es una reconocida doctora en microbiología.

No ha perdido ni ha descuidado esa esencia de alto nivel de especialista, al ser también la cabeza administrativa, política y académica de la universidad.

Recién el pasado 7 de enero tomó protesta al nuevo Contralor General, Francisco Tenorio Martínez.

Un relevo sin sobresaltos, tras la lamentable muerte del antecesor, Héctor Granados Rodríguez.

Antes, el 5 de enero, tomó protesta a Silvia Armenta Zepeda, nueva directora de la Facultad de Cultura Física (Facufi).

El próximo 24 de enero, en medio de la que se espera será la cresta de la cuarta ola de COVID, comenzará el regreso gradual a las clases presenciales.

Lo harán casi 117 mil estudiantes de los niveles medio superior y superior.

Será un reto de logística, organización y responsabilidad.

La institución ha demostrado que está preparada.

Será el regreso a las aulas con la primera mujer rectora de la historia.

La BUAP está muy viva.

Con actividad intensa y sin distracciones.

Pero ahora los titulares de las noticias sobre ella son distintos.

Afortunadamente muy distintos.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply