Diario de la sucesión (V)

Arturo Luna Silva

Querido diario: Te cuento que ayer el primo de un amigo que por cierto es uno de los mejores y más cercanos operadores de la presidenta municipal, logró entablar comunicación vía telefónica hasta Quito, Ecuador con Blanca Alcalá.

Mi amigo, no el primo, me confió (y yo ahora te lo confío a ti) que ella está verdaderamente enojada debido al abierto coscorrón que le dio el torpe de Alejandro Armenta, quien sirviendo a los intereses de su amo, Javier López Zavala, oootra vez la bajó del caballo de un golpe y porrazo.

Me dijo lo que a su vez le dijo Alcalá (al primo, no a mi amigo, se entiende) sobre este penoso episodio del ya de por sí poco aseado proceso de sucesión del que tanto te he hablado.

Blanca le comentó que Armenta, un árbitro más vendido que el del partido Puebla-Chivas del domingo pasado, no fue cuidadoso, que dijo verdades a medias y mentiras completas, y que de alguna manera lo va a desmentir una vez que el próximo fin de semana esté de regreso en Puebla.

Fíjate: la alcaldesa sí habló hace un mes con el empleado de López Zavala pero no para decirle que no le interesaba participar en la sucesión, como afirmó él.

Blanca nunca dijo lo que el vocero del zavalismo dice que dijo; aquella vez, cuando hablaron, Alcalá le comentó que en esta etapa del proceso no participaría, pero que valoraría hacerlo en una siguiente, cuando ya hubiese convocatoria del CEN del PRI, lo cual es muy diferente a lo que Armenta salió a declarar a los medios.

Pero eso no es todo, amadísimo cómplice: mi amigo me dijo además que la presidenta le expresó al primo (al suyo de él, se entiende) varias ideas.

Te pasó al costo algunas de ellas:

Que a quien le dirá, en su momento, si va o no va a participar, será al gobernador Mario Marín, no a Armenta porque éste tiene dueño y es parcial.

Que sí ha pensado en ser senadora y en su caso tratar de negociar una posición de ésa importancia en caso de no buscar la gubernatura, pero que aún no la ha pedido porque, entre otras cosas, nada le garantiza que se la vayan a respetar, sobre todo si un escenario probable a futuro es que el propio Marín y el rector de la BUAP, Enrique Agüera Ibáñez, traten también de ser senadores, ¿y entonces qué va a pasar con ella?, ¿acaso se quedará chiflando en la loma?

Que tal parece que ella no es del mismo partido, o sea, del PRI, pues le sorprende la forma como la han tratado en este proceso sucesorio: como si fuese de la oposición, una enemiga que debe ser exterminada, y no como una compañera de partido, con todos sus derechos y prerrogativas y obligaciones a salvo.

Que el dirigente estatal del tricolor no es su vocero y que si ella, en todo caso, le hubiese expresado que no le interesaba participar en la carrera a Casa Puebla, tuvo que haber dejado que ella misma lo anunciara: por carta, por mensaje de humo, mediante un comunicado, en rueda de prensa, a través de columnas o con caras y gestos, pero ella; no, nunca, el compadre de López Zavala.

Que aunque se enojen López Zavala y Enrique Doger, y le exijan definiciones, y le pongan ultimátums, aún no dirá si va o no va.

Que seguirá valorando ventajas y desventajas.

Que a lo mejor no irá en esta primera etapa, pero quizá sí en una segunda (“¿O no el mismo Armenta declaró el miércoles, al término de su reunión con los aspirantes, que aún están en una etapa previa?, ¿entonces cuál es la prisa?”).

Que el chambelán de López Zavala debe recordar que aún no hay convocatoria y que cuando ésta exista, se podrá registrar hasta el bolero –le guste a quien le guste, le pese a quien le pese-.

Que si están tan bien en las encuestas y tan seguros de que ya hay candidato y de que esto ya se terminó, “¿de qué se preocupan?, ¿por qué tan nerviosos?, ¿cuál es su miedo?”.

Y que no va a caer en el juego de los “dueños” del PRI y de sus corifeos, pues por el momento está dedicada a su labor como alcaldesa.

Cuando llegue el momento, cuando sean los tiempos, tomaré una decisión”, le dijo al primo de un amigo en esa larga, larga conversación desde Quito, Ecuador.

Diario: ya te informé.

Espero no haber pecado de indiscreto.

Pero es que esto se está poniendo requetebueno.

Como siempre, te busco luego.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply