Este arroz ya se coció

Arturo Luna Silva

Hay un dicho muy popular para establecer que las reglas fraguadas dan como resultado el final esperado. Ese dicho es obviamente: “este arroz ya se coció”.

Me refiero a los planes que desde hace más o menos dos años y medio se empezaron a establecer en “Casa Aguayo” con el gran elector, y que el mes de enero del 2010, como presente del Día de Reyes, se terminará con la famosa convención o asamblea de delegados: Javier López Zavala y Mario Montero Serrano serán los candidatos al PRI para el año 2010.


Me gusta la manera en que lo expresa la ex diputada local Manola Álvarez en su entrega: “Siguiendo el estilo impuesto en el Distrito Federal, seguramente Marín les dijo a sus juanitos: en el PRI se acabó la comedia”.

¿La mesa está puesta para que ganen estos dos aspirantes y pronto candidatos a gobernador y presidente municipal?

Sí, porque la molestia social en contra del gobierno federal panista es enorme.

¿Acaso el gobierno estatal y municipal de Puebla han cumplido con todos sus compromisos de campaña?

¡No, claro que no, porque son políticos, no estúpidos!

Zavala y Montero deben agradecer a reporteros y columnistas la campaña mediática de gorra. Valió la pena el desayuno en Casa Puebla y las comelitonas con los “elegidos del dios de Los Fuertes”.

Lograron lo impensable: saturar hasta el hartazgo a la sociedad poblana para que recuerde los nombres de los candidatos. El estilo Goebbels en su versión camotera.

Claro está que habrá los llamados frenéticos de los que impulsan el voto de castigo a través de nulificar el mismo el día de las votaciones. Los priistas van agradecer jubilosos el esfuerzo. Y los miles que hagan caso a esta propuesta permitirán al PRI la legitimidad de vencedor indiscutible.

Asimismo, a los que dejen de votar hay que decirles que no se preocupen porque su voto no se utilizará para ningún candidato; el hecho de no votar favorece a los ganadores.

Los panistas que ganen la candidatura tienen muy pocas armas o parque para justificar el alza de impuestos, la desaparición de los empleos de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro, los miles de asesinatos que en estos años han puesto a México en manos del crimen organizado, los asesinatos de las mujeres de Juárez con un procurador mediocre y que ahora, gracias al nombramiento de Calderón, imparte justicia a nivel federal. En la lista de agravios también está la pérdida del poder adquisitivo y los problemas sociales cotidianos que la población sufre, mismos que Calderón no ha podido remediar.

Si no se tiene el famoso peso en la bolsa, no importa la razón por la que se carece, es culpa del gobierno. Además el hecho de que a la vista de todos los políticos se manejen como potentados cuya preocupación es cómo y en qué invertir el dinero que se roban. Es algo que lastima y crea un odio y resentimientos en la población que no vive o medra con el presupuesto.

Afortunadamente, para los poblanos, las fiestas decembrinas darán un respiro en cuanto a noticias políticas. El dolor por haber perdido sus ahorros y empleos (LYF) les servirá para asimilar la brutal realidad que impera en un gobierno federal, muy al estilo del general Porfirio Díaz, pero con la diferencia que, al menos, cada seis años se puede renovar al dictador en turno.

¿Habrá en el futuro una guerra interna?

No lo sé. Nadie puede predecir lo que pasará en México y sus mexicanos. Afirmo que esto es cíclico y la cuerda se rompe por lo más delgado.

Pero no deseo quebrar el espíritu navideño con malos presagios, al contrario, los invito a embriagar nuestros corazones con esperanzas renovadoras para que el año 2010 se pueda comunicar y transitar sin dolor, y para que en nuestra mente anide el “aquí en Puebla no pasa nada y sigamos pa’delante”.

En 2010 Javier López Zavala será gobernador y Mario Montero Serrano será dueño del Palacio Municipal, pese a quien le pesare y le guste a quien le gustare. ¿O no?

***
Las anteriores son las reflexiones de mi amiga e involuntaria colaboradora de Puebla On Line Carmen Serdán Alatriste, mejor conocida como Jennyfer López.

Reflexiones que, por cierto, este columnista suscribe (y hace suyas) de principio a fin.

***

El pasado fin de semana, Enrique Peña Nieto y sus aliados, entre ellos el gobernador Mario Marín, lograron salirse con la suya.

Tal y como estaba previsto, impusieron en Puebla a la priísta Azucena Olivares, alcaldesa de Naucalpan, como presidenta de la Asociación de Municipios de México Asociación Civil (AMMAC), integrada por 45% de presidentes emanados del PRI, 40% del PAN, 15% del PRD y 5% de otros partidos políticos.

Ahora Felipe Calderón tendrá que negociar con Peña Nieto su propuesta de reelección de alcaldes, todo en el contexto de la guerra por la Presidencia en el (ni tan lejano) 2012.

Amiga de Peña Nieto, la presidenta municipal de Puebla, Blanca Alcalá, fue integrada como integrante de la Comisión de Vigilancia de la AMMAC, junto con sus homólogos de General Cepeda, Coahuila, y de Iguala, Guerrero.

gar_pro@hotmail.com

4 Responses to “Este arroz ya se coció”

  1. Este arroz ya se coció says:

    Ramon Borgerding…

    I found a great……

  2. Este arroz ya se coció says:

    Selling Proxy…

    I found a great……

  3. Este arroz ya se coció says:

    Bestproxy…

    I found a great……

  4. Este arroz ya se coció says:

    Blazing Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply