La fortuna del juez Ruperto

Arturo Luna Silva



Un departamento en calle Río Popular número 6144-5 de la colonia Jardines de San Manuel.

Una casa en Río Sabinas número 6117 de Jardines de San Manuel.

Un terreno de 180 metros cuadrados, dividido en cuatro lotes (16, 17, 18 y 20), en San José Xilotzingo.

Una camioneta Honda.

Una camioneta Suzuki.

Y un departamento en Torre Palmas, en una de las zonas más exclusivas de Puebla: Angelópolis.

Los anteriores son sólo algunos de los bienes muebles e inmuebles que se le han detectado a la fecha al juez noveno de lo civil, el tristemente célebre Ruperto Leonardo Treviño Musalem.

El mismo que recibió un soborno de 1.2 millones de pesos de manos del socio mayoritario del Puebla F.C., Francisco Bernat Cid, a cambio de influir judicial y extrajudicialmente para que el empresario recuperara el control administrativo del equipo.

El mismo que no ha terminado de explicar cómo el jugoso cañonazo llegó mediante un cheque de Banorte -expedido por el propio Bernat- a su cuenta bancaria, la 1462143453 de BBVA-Bancomer, a las 9:27 horas del pasado 31 de marzo.

El mismo que sin duda pasaría enormes apuros para explicar, ante cualquier auditor medianamente inteligente, cómo ha logrado amasar tantos bienes, bienes que para cualquier poblano serían una auténtica fortuna y que no coinciden ni son proporcionales con el sueldo de 41 mil pesos mensuales que recibe por parte del Tribunal Superior de Justicia, como contraprestación a su desempeño como juez de Primera Instancia.

El mismo que públicamente, a través de un desplegado difundido el lunes de esta semana en “El Sol de Puebla”, fue retado por sus propios colegas de la Asociación de Jueces por la Paz desde el Derecho –encabezada por el abogado Enrique Romero Razo-, a presentar “ante los medios masivos de comunicación sus estados de cuenta bancarios de la institución BBVA Bancomer, en la cual se nos deposita nuestro salario a todos los integrantes del Poder Judicial del Estado de Puebla, a fin de esclarecer de una vez por todas de forma contundente las acusaciones vertidas en su contra”.

El mismo que –todo Puebla lo sabe- por sí mismo, en forma y fondo, resume el contenido del vergonzoso informe publicado en www.pueblaonline.com.mx sobre las penurias y miserias del aparato estatal de administración de la (in) justicia, que ocupa los últimos lugares a nivel nacional en calidad, autonomía, confianza y rapidez.

Sí.

Ruperto.

Ruperto Leonardo.

Ruperto Leonardo Treviño.

Ruperto Leonardo Treviño Musalem.

El mismo.

Para servirle a usted.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply