El misterioso caso del Señor Obispo, Vector y Pérez Salazar

Arturo Luna Silva

Desde hace varios meses, sin mucho eco en los medios de comunicación locales, empleados del gobierno del estado de Puebla han venido insistiendo sobre la necesidad de llegar al fondo del fraude cometido con la contratación de un seguro funerario con el Grupo CIF (Certificados Integrales Funcionales) S.A. de C.V., propiedad del inefable obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, en complicidad con la Secretaría de Finanzas y Casa de Bolsa Vector.

Hasta el momento, por supuesto, todo mundo se ha hecho “ojo de hormiga”, por lo que no es improbable que a estas alturas del sexenio, el horroroso caso –con olor a incienso y corrupción- quede en la absoluta impunidad.

Hete aquí algunos detalles de la trama macabra a partir del testimonio de uno de los afectados:

“Mi nombre es Armando. Soy un empleado gubernamental del estado de Puebla y hace poco vinieron los de Grupo CIF a ofrecernos servicios funerarios.

“Hace 8 meses murió mi cuñado y tuvimos que enfrentar muchos problemas para ayudar a mi hermana, por lo que no me pareció una mala idea.

“Nos hablaron muy bien y pues nos convencieron, así que terminé firmando. Contraté un programa “Rubí Familiar” y todo parecía sin problemas hasta que supe que me lo descontaban de mi nómina, y sin saber cómo, ahora resulta que debo más de $35,000.00 y lo tengo que pagar a fuerzas por lo menos en tres años, sino es que mas.

“Siempre he sabido que el ISSSTE tiene Velatorios y Crematorios como una prestación a los trabajadores federales y el Gobierno de Puebla tiene al ISSSTEP que presta los mismos servicios de forma gratuita o a costos más bajos que CIF, pero cuando les pregunté por qué contratarlos si ya tenía mis derechos de empleado, me dijeron que los servicios del ISSSTE y del Estado estaban sobrepasados en su capacidad, que no me arriesgara a quedarme con el muertito, que esto era una mejor opción y que en cualquier caso no habría problemas con mis beneficios como empleado del Gobierno.

“Para acabarla de fregar, ahora resulta que cuando un empleado estatal fallece y usa los servicios de CIF, el ISSSTEP elimina de sus reservas la previsión para gastos funerarios para esa plaza laboral, o sea que perdí mis derechos gratuitos.

“Eso es muy cómodo para el Gobierno del Estado, pues le ahorra un gasto presupuestado y el dinero se va a otro lado.

“Traté de contactarlos por Internet para que me aclararan esto y en su caso cancelaran mi servicio, pero no recibí respuesta. Los llamé por varios días al teléfono 222- 415-9084 que aparece en su página y nadie me contestó nunca.

“Ya estaba bien preocupado, así que fui a sus oficinas para que me aclararan esto en persona, pero al llegar resultó que ya no hay oficinas de ellos ahí. Si alguien quiere comprobar, la dirección es Río Nexapa No. 6, dep.162 en la Colonia Jardines de San Manuel aquí en Puebla.

“Sin saber qué hacer, le pedí a mi primo en el DF que fuera a su oficinas principales (en Enrique Rébsamen #. 333, en la Narvarte), y me dijo que al llegar estaba lleno de guaruras y carros blindados afuera de la entrada, pidió hablar con un encargado y después de 45 minutos nadie se dignó a atenderlo. Ya enojado pidió el nombre del Director y le dijeron que era un tal Alberto Monroy, pero que no podría atenderlo, que si quería arreglar esto fuera a las oficinas de Puebla.

“En conclusión… ¡ya me fregaron! Ahora nadie da la cara, todos se lavan las manos y mientras estoy pagando un servicio redundante, perdí mis beneficios y no puedo hacer nada. Ya ni la ch…”.

***

Aquí un testimonio más sobre el caso, que –como he dicho- involucra directamente a Casa de Bolsa Vector y al titular de la Secretaría de Finanzas, Gerardo Pérez Salazar:

“Acabo de leer un artículo en los periódicos de que esto es un fraude.

“Soy actuario en Puebla y me puse a revisar la poca información que conseguí y los artículos del periódico, y este negocio tiene un esquema de prepago similar a las famosas pirámides.

“Parece que los pagos por servicios funerarios de los primeros clientes son pagados con las cuotas de las siguientes, que a su vez recibirán sus beneficios con los pagos de los de abajo…

“¿Y qué pasa cuando bajen los clientes? Pues todo se cae y ya perdieron su dinero todos.

“¿Por qué dicen que están regulados por la Condusef o la Bancaria? … De hecho entré a la página de la PROFECO y busqué a la empresa y resulta que no tienen el contrato registrado.

“No debemos permitir que se siga lucrando con nuestro dinero en beneficio de algunos oportunistas que se están enriqueciendo a nuestras costillas, gastando el dinero a manos llenas y engañando a todo mundo.

“En su página de Internet dice que los garantiza Vector, ¿no estará involucrado ahí Gerardo Pérez Salazar, el secretario de Finanzas?…”.

***

Hay que decir que Puebla On Line le ha dado seguimiento a este asunto que afecta a por lo menos casi una centena de familias, familias que sólo han recibido indiferencia como única respuesta a sus reclamos.

El pasado 3 de octubre, el reportero Miguel Hernández ofreció el siguiente informe sobre el tenebroso caso:

“El obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, vendió “seguros funerarios” a 94 empleados del gobierno estatal a través de su empresa Grupo Certificados Integrales Funcionales S.A. de C.V. (cuyo apoderado legal es Alberto Monroy Calva), que es acusada por un ex directivo de no tener fondos para responder a sus clientes.

“Aunque en junio, la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) que encabeza Gerardo Pérez Salazar, se negó a dar detalles del convenio suscrito con esta compañía en marzo de 2007 y que se modificó en junio de 2009, la dependencia entregó vía Ley de Transparencia una copia del acuerdo.

“Fue una denuncia de Guillermo de Velasco Mendivil, primo político del jerarca católico y presidente de la Fiducia, afianzadora que manejaba el fideicomiso de CIF, según declaró a la revista Proceso, quien puso al descubierto cómo opera la empresa, que recibe por adelantado el pago de sus funerales, sin que la prestadora del servicio tenga respaldo económico para cumplir llegada la hora del infortunio.

“Datos obtenidos a través del portal de Transparencia de la SFA, indican que son 94 los trabajadores de distintas dependencias que adquirieron este servicio funerario, quienes pagan por éste a través del sistema de descuento quincenal vía nómina.

“En la Secretaría de Educación es donde hubo el mayor número de trabajadores que adquirieron este servicio que en total son 36, le siguen la de Seguridad Pública con 27 y la tercera es SFA con 8.

“El tipo de servicio viene en diferentes paquetes, pero los precios se incrementaron en la segunda modificación del convenio, aunque no se explica dentro del mismo por qué:

arturo1


“Todas las cláusulas del convenio que por tiempo indefinido siguieron sin cambios. Dentro del certificado integral funerario, además del titular del mismo, su cónyuge o concubina o concubinario y los hijos de estos menores de 24 años once meses.

“De acuerdo con De Velasco, Onésimo Cepeda vendió servicios funerarios a empleados de los gobiernos no sólo de Puebla, sino Hidalgo, Morelos y Estado de México e incluso a la Presidencia de la República”.

***

¿Quién o quiénes protegen a don Onésimo y su corte celestial?

Las respuestas son obvias.

Lo mismo que los grandes, grandes intereses que están entre la tierra y el infierno.

gar_pro@hotmail.com

2 Responses to “El misterioso caso del Señor Obispo, Vector y Pérez Salazar”

  1. El misterioso caso del Señor Obispo, Vector y Pérez Salazar says:

    Buy Proxies…

    I found a great……

  2. El misterioso caso del Señor Obispo, Vector y Pérez Salazar says:

    Elite Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply