Del Secretario General de Gobierno (y otros cambios)

Arturo Luna Silva

Un Secretario General de Gobierno conduce la política interior de un estado. Un Secretario General de Gobierno coordina las relaciones del Ejecutivo con el Gobierno Federal, con los otros poderes del estado, con los ayuntamientos y con las asociaciones religiosas y de culto público. Un Secretario General de Gobierno coordina y vigila el cumplimiento de las labores de inteligencia, procesamiento y análisis de información para coadyuvar al combate de la delincuencia y el crimen organizado. Un Secretario General de Gobierno se pone al frente de las tareas en materia de protección civil, vigila el ejercicio de las funciones del Registro Civil y del Registro Público de la Propiedad y del Comercio, administra el Archivo Histórico y coordina las acciones de la Administración Pública del estado en materia de participación ciudadana. Un Secretario General de Gobierno es el conducto para presentar ante la Legislatura estatal las iniciativas de ley o decretos del ejecutivo. Un Secretario General de Gobierno tramita las expropiaciones por causa de utilidad pública y los asuntos que en materia agraria competen al estado. Un Secretario General de Gobierno coordina las políticas y programas en materia de comunicación y prensa del gobierno. Un Secretario General de Gobierno es jefe de gabinete, consejero del gobernador, filtro para llegar a éste, vocero autorizado para hablar de los asuntos propios del Estado, operador político por excelencia y –en muchos sentidos- vicegobernador de facto. Un Secretario General de Gobierno desempeña tareas similares a las de un Secretario de Gobernación pero con facultades y atribuciones más amplias y más, mucho más margen de maniobra hacia dentro y hacia afuera del gobierno al que sirve. La figura no existe legalmente en Puebla. Pero pronto la habrá. Y su primer titular será Fernando Manzanilla Prieto. Según se sabe, la modificación correspondiente a la Ley Orgánica de la Administración Pública de Puebla está en proceso y el modelo del nuevo e importante puesto está inspirado básicamente en el artículo 20 de la propia Ley Orgánica de la Administración Pública para el Estado de Nuevo León.

***

Si usted trabaja en o para la BUAP, subraye en su agenda 2011 con un marcador el mes de febrero. Y es que será por esas fechas mes cuando el rector Enrique Agüera Ibáñez realice una reestructuración absoluta en el primer nivel de su equipo de colaboradores. Los reacomodos y enroques impactarán positivamente en los proyectos institucionales, la academia y la imagen de la máxima casa de estudios del estado. Renovarse o morir, parece ser el signo de los nuevos tiempos que corren en Puebla, y a los cuales la BUAP no puede sustraerse.

***

¿Crisis? ¿Cuál crisis? En la primera semana de enero próximo Liverpool iniciará las obras de lo que será la ampliación de su almacén en el centro comercial Angelópolis. Sobra decir que la inversión es –será- millonaria y que la expansión física de la famosa tienda departamental va directamente ligada a la impresionante capacidad de compra que ha demostrado tener la sociedad poblana en los últimos tres años. Así que ¿crisis? ¿Cuál crisis?

***

Donde también se esperan importantes cambios a inicios del nuevo año es en Volkswagen de México, donde se habla de que el presidente del Consejo Ejecutivo, Otto Lindner, podría tomar nuevos rumbos y Otto Joss, actual vicepresidente –responsable entre otras cosas de producción y logística-, sería enviado a la planta de Brasil. El nombre del probable sucesor de Lindner se mantiene en absoluto secreto.

***

Este sábado, en un salón social frente al hotel Presidente del bulevar Hermanos Serdán, la corriente mayoritaria del PRD a nivel nacional y local, “Nueva Izquierda”, llevó a cabo una reunión estatal.

Llegaron los presidentes municipales y los diputados electos del sol azteca excepto el joven Tony Gali, que sólo mandó a un ayudante.

La gran novedad fue la presencia del dirigentazo de “Nueva Izquierda” a nivel nacional y estatal, nada más y nada menos que Luis Miguel Barbosa Huerta, mejor conocido como “Ñoño”.

El mismo que tuvo una actuación lamentable al dedicarse a llenar de halagos y flores al próximo gobernador Rafael Moreno Valle, a quien tachó de gran estadista y hombre “juicioso” e “inteligente” que sabrá “gobernar para todos los poblanos”.

Y todo con el único fin de lucirse y quedar bien con el representante de Moreno Valle en dicha reunión: Eukid Castañón, quien ya no sabía si reír o llorar ante tal muestra de abyección del gran líder de la gran tribu de la izquierda en Puebla.

De pena ajena.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply