¿Quién le teme a Toño Gali?

Arturo Luna Silva

¿Quién está interesado en dañar la reputación de Antonio Gali Fayad, futuro secretario de Infraestructura del gobierno morenovallista?

¿Qué temen?

¿Qué ocultos intereses los mueven?

Las preguntas no son ociosas.

De hecho, vienen a cuento porque esta misma semana que concluye, desde focalizadas oficinas del gobierno marinista empezó a organizarse lo que esperan sea una campaña de desprestigio contra el todavía delegado del SAT en Puebla.

Campaña que tratarán de encontrarle eco en algunos medios de comunicación y que, presumen, arreciará conforme se acerque el ya mítico mes de febrero.

¿El objetivo?

Crearle una imagen de corrupto y lograr que salga del ánimo del gobernador electo (algo que, honestamente, se ve muy, pero muy difícil).

Hasta donde se sabe, le han armado un voluminoso expediente con verdades a medias y mentiras completas.

En dicho expediente, por ejemplo, incluyeron copias certificadas notarialmente de una vieja denuncia penal por el delito de chantaje contra el susodicho, pero tan añeja que reprobaría la prueba de la polilla.

Data de hace varios años y aunque los autores lo saben, creen que para lograr el objetivo buscado es suficiente con que uno de los involucrados en el caso lleve por apellido paterno el de Nacif.

Cabe mencionar que Toño Gali fue exonerado por la PGJ de Puebla y que de haber existido, el delito prescribió hace mucho.

Pero bien dice el clásico:

“Difama… que algo queda”.

Tal vez sería bueno que el futuro funcionario estatal repase con atención su lista de enemigos, varios de ellos al interior del actual gobierno.

Y es que parece que la gran cercanía con Moreno Valle y el importante rol que ocupará a su lado (será una especie de súper secretario, amo y señor de toooda la obra pública) quieren pasarle factura.

Y por adelantado.

Por eso las preguntas:

¿Quién podría estar interesado en dañar su reputación?

¿Qué temen?

¿Qué se comieron?

¿Qué negocios buscan proteger?

¿Qué intereses tratan de preservar?

¿Qué tiene que ver todo esto con las acusaciones de lavado de dinero que pesan sobre varios famosos de la política local?

¿Qué, con la frenética y reveladora búsqueda de amparos contra cantadas detenciones por parte del gobierno y la justicia federales?

Y más:

¿Quién, quién le teme a Toño Gali?

***

Donde la relación entre la autoridad que se va y la que llega es verdaderamente estupenda es en San Andrés Cholula.

Es cierto que tanto el presidente municipal en funciones, David Cuautli, como el presidente municipal electo, Miguel Ángel Huepa, son del mismo partido político, el PAN, pero el esfuerzo que ambos han realizado para que la transición fluya sin envidias o enconos, es digno de elogio.

Para muestra, el recorrido que ayer realizaron con sus respectivos equipos por las instalaciones del recientemente inaugurado Complejo de Seguridad Pública Municipal.

Huepa recibió de Cuautli una detallada explicación de las distintas áreas del moderno inmueble, así como de las distintas actividades que se pueden desarrollar en él.

Enhorabuena por San Andrés Cholula, y ojalá que otros municipios del estado siguieran el ejemplo.

sa-cholula

sa-cholula-01

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply