Trascendidos para la cuesta de enero

Arturo Luna Silva

 

Tómelo con la reserva del caso, pero todo parece indicar que la periodista Sagrario Conde será finalmente quien ocupe la Dirección General de Comunicación Social del Congreso del estado de Puebla.

Se prevé que la ex directora de noticias de Marconi Comunicaciones funja como tal durante el año que el profesor Guillermo Aréchiga Santamaría permanecerá como presidente de la Gran Comisión.

Y es que, según los acuerdos parlamentarios, sus relevos para el segundo y tercero y último año de la LVIII Legislatura, el priísta José Luis Márquez y el panista Mario Riestra, respectivamente, tendrán toda la libertad para llegar con equipo propio y designar para sus correspondientes periodos a quien consideren adecuado para hacerse cargo de la comunicación institucional de la Cámara de Diputados.

Sagrario Conde no es ninguna improvisada; de hecho, perteneció al staff de prensa del candidato de “Compromiso por Puebla” a la gubernatura y realizó una eficiente labor durante la campaña que llevó al triunfo a Rafael Moreno Valle.

De confirmarse la versión, sería a partir de la próxima semana cuando entre al relevo del actual director de Comunicación Social del Congreso, José Abraham Vázquez.

***

Quien ya se desempeña oficialmente desde ayer como coordinador de prensa de los diputados del Partido Acción Nacional es Alberto Pérez Peña Camacho, quien fungiera como director de Comunicación Social del gobierno de Luis Paredes Moctezuma, ex presidente municipal de Puebla.

Operador destacado, Pérez Peña regresa a la función pública y con la misión de auxiliar a los nuevos legisladores del PAN en la tarea de difundir su tarea y su mensaje a través de los medios de comunicación.

***

Por cierto: como un auténtico desequilibrado mental, rehén de sus complejos y traumas infantiles, se comportó este jueves el diputado Héctor Alonso Granados con el compañero de Milenio Puebla, el fotoperiodista Luis Hernández.

No hay nada que justifique el comportamiento visceral del candidato al psiquiatra.

Al agredir al colega, que sólo hacía su trabajo, y amenazarlo con que “le romperá la madre”, Alonso no sólo confirmó la pobreza de espíritu, desorden mental e inmadurez que han caracterizado su vida pública y privada, también le dio la razón a Darwin en aquello de que el hombre desciende del mono.

Y es que sólo un macaco es capaz de confundir el Palacio Legislativo con un ring de boxeo.

¡Vergonzoso!

Y que se cuiden sus compañeros legisladores: ¡pobre de aquel que lo contradiga o le enmiende la plana!

Tendrá la madriza asegurada.

***

“Que todo repercuta para bien en la familia, base de la sociedad”.

Tal será conceptualmente el eje central que inspirará y guiará el gobierno del panista Eduardo Rivera Pérez, quien asumirá la alcaldía capitalina a partir del próximo 15 de febrero.

Así lo deja ver una gráfica que circula entre algunos de sus futuros secretarios y que plantea en términos generales las estrategias y ejes de desarrollo del H. Ayuntamiento para el trienio 2011-2014:

imagenestrategias

El de Rivera Pérez será el primer gobierno municipal con sello absolutamente panista.

Me explico:

Aunque Gabriel Hinojosa y Luis Paredes lo antecedieron, ninguno gobernó realmente bajo la ideología de Acción Nacional: Hinojosa improvisó una especie de gobierno “ciudadano” sin pies ni cabeza y Paredes administró y mandó con las conocidas formas y los típicos modos de un priísta; es más, ambos terminarían sus respectivas gestiones distanciados y enfrentados con el partido que los cobijó como candidatos y, sobre todo, de El Yunque.

Así que los poblanos conocerán por fin cómo lo hace un panista químicamente puro, cargado a la derecha de la derecha.

Y suena bien, muy bien, lo de ubicar a la familia como el eje (principio y final) de todo.

De hecho, se necesitaría estar loco para no coincidir en dicho propósito.

El único pero que podría haber es respecto a cuál es el concepto de familia que maneja el futuro alcalde.

Y es que la familia ya no es precisa y forzosamente la conformada por papá, mamá e hijos.

La composición del núcleo familiar ha variado conforme el paso del tiempo, y factores sociales, culturales, económicos y hasta afectivos han causado su diversificación.

Tan familia es la nuclear (la integrada por la madre, el padre y su descendencia) como la monoparental (en la que el hijo o los hijos viven sólo con uno de los progenitores), por ejemplo.

Estoy seguro que Eduardo Rivera no tiene telarañas en la cabeza y que la inteligencia, el buen juicio y la sensibilidad guiarán su gobierno, del que tanto se espera.

No por nada ha llegado a donde ha llegado.

¿O me equivoco?

***

Enrique Condés Lara me manda a decir que nunca estuvo, nunca buscó, ni nunca le ofrecieron cargo, puesto o chamba alguna, en ningún nivel, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, “el innombrable”.

Servido.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply