De regidores copiones (y otras cosas)

Arturo Luna Silva

En serio que los regidores de Puebla no se miden.

Y es que no conformes con “ajustarse” sus salarios sin agotar todas las dudas que todavía hay sobre la opaca maniobra de inicio de trienio, ahora se sabe que se les da, y bien, la horrorosa práctica del plagio, hasta donde se sabe un delito.

A finales de la pasada semana, Carlos Ibáñez, Marcelino León y Matías Rivero, del PAN, así como David Méndez, del PRD, salieron a anunciar con bombo y platillo la creación de un “nuevo” organismo descentralizado que se denominará, según ellos, Instituto Municipal de Planeación. Y hasta rueda de prensa y toda la cosa hicieron.

Pero resulta que la idea no sólo no es inédita, sino una vil copia de un proyecto presentado por el priísta Enrique Doger durante su gobierno municipal. De hecho, en esta liga: http://www.pueblacapital.gob.mx/wb/pue/sesiones_de_cabildo_20052008, puede verificarse lo anterior y más: confirmarse que fue durante la sesión ordinaria del 13 de marzo de 2007, en el punto 2 de Asuntos Generales (página 85 a 92), cuando se aprobó “el decreto por el que se crea el INSTITUTO DE PLANEACIÓN ESTRATÉGICA DEL MUNICIPIO DE PUEBLA” (sic).

El fusil de los actuales regidores es burdo por no decir patético. Pero lo más extraño es que nadie se haya percatado de ello, ni siquiera el actual secretario general del ayuntamiento, el panista José Manuel Janeiro Fernández, quien en aquél entonces, como regidor del Cabildo, le correspondió dar lectura al punto de acuerdo mediante el cual se aprobó la creación del multicitado ente. ¿O sí se dieron cuenta y les importó poco?

Quién sabe a quién buscar engañar Ibáñez, León, Rivero y Méndez, quienes no están proponiendo nada nuevo ni mucho menos descubriendo el hilo negro. Lo del Instituto de Planeación Estratégica del Municipio de Puebla es tema viejo, que siempre se ha atorado en el Congreso del estado (se requiere la aprobación del Legislativo), y, aunque tiene sus bondades, su resurrección no tiene que ver sino con ese terrible vicio de andar inventando la ciudad de Puebla cada tres años.

Y si mejor los señores regidores se ponen a trabajar en proyectos verdaderamente novedosos y dejan de copiar. No vaya a ser la de malas y tengan que poner de sus jugosos y “actualizados” salarios para cubrir posibles demandas por derechos de autor.

***

Un día, el pasado jueves para ser precisos, aseguró que las obras de remodelación en Casa Puebla sí fueron licitadas públicamente.

Al otro, cambió la versión y afirmó que sería en los siguientes días cuando dicha licitación se emitiría.

Pero el lunes sorprendentemente volvió a dar un giro, esta vez de 360 grados, al señalar que no, dicha obra no habrá de licitarse “por cuestiones de seguridad”, dada la relevancia de los huéspedes del inmueble de Los Fuertes –inmueble al cual, por lo demás, ciertamente ya le urgía no una manita de gato, sino una garra de león-.

¿Será mucho pedir que don Antonio Gali Fayad, secretario de Infraestructura, primero se pusiera de acuerdo consigo mismo antes de salir a dar declaraciones confusas y contradictorias, que sólo generan dudas, muchas dudas sobre la claridad de los procesos en la dependencia que encabeza?

***

Ayer pisaron Puebla el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, y la escritora Guadalupe Loaeza. Este miércoles, el Dr. Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano, ofrece una conferencia en la UDLA. También hoy estará en la Angelópolis, sólo que en la Fundación Colosio del PRI, la embajadora Roberta Lajous Vargas. Y en unos días más vendrán el poblano Gerardo Rodríguez Regordosa, subsecretario de Hacienda y Crédito Público y candidato a los premios CNN-Expansión; Carlos Pascual, embajador de E.U. en México, y Daniel Servitje Montull, director general de Grupo Bimbo, entre otras personalidades. ¿Quién dice que Puebla no vive nuevos tiempos?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply