Y Henaine decidió perder todo el cuerpo

En el cuarto de guerra morenovallista, instalado y en operación permanente en Casa Aguayo desde las cuatro de la tarde del pasado viernes (el viernes en que el gobernador Rafael Moreno Valle cumplió su palabra y recuperó el predio ocupado por Valle Fantástico), ya se sabe con una asombrosa exactitud el camino político y jurídico que El Poder (así, con mayúsculas) seguirá en las próximas semanas para concretar el segundo Gran Golpe –que no el último- a Ricardo Henaine: la recuperación del equipo Puebla F.C. y la reversión del comodato del edificio propiedad del gobierno que ocupa su diario, El Heraldo.

Y es que no hay, ya no puede haber marcha atrás: Rafael Moreno Valle va con todo, hasta el final, contra el empresario que encarna los intereses más oscuros (pero ni tan secretos) de Mario Marín, a quien al parecer, tras el contundente manotazo del viernes, ya le quedó claro, clarísimo, que el jefe del Ejecutivo va en serio y algo más: que sólo hay de una sopa: o cae la cabeza de Ricardo Henaine –su socio, su cómplice, su representante en los tiempos de la borrachera del poder- o entonces será la suya la que tenga que rodar para satisfacción del respetable público que nos acompaña.

(Y es obvio lo que ha decidido el maquiavélico ex gobernador, quien es capaz de vender a su familia con tal de salir él bien librado).

Por el verdadero significado de fondo (el esperado y reclamado ajuste de cuentas con el pasado), la recuperación de Valle Fantástico –un triunfo en toda regla para el grupo en el poder- se convirtió no sólo en un tema prioritario para la salud del gobierno morenovallista; también, literalmente, en un Asunto de Estado, y ése trato precisamente se le dio.

Pero lo mismo ocurrirá a partir de ahora en cuanto a La Franja y el histórico y preciado inmueble que alberga las instalaciones de El Heraldo.

En el caso del Puebla, Moreno Valle no permitirá que el equipo, parte del patrimonio cívico y moral de los poblanos, siga estando en manos de un grupo de hampones que obtuvo el equipo mediante argucias legales de baja estofa y maniobras que tienen que ver con el saqueo de las arcas estatales, mismo grupo que, con Henaine como cabeza visible, ahora pretende usarlo como moneda de cambio, u objeto de chantaje, para tratar de convertirlo en rehén con la amenaza de que se lo van a llevar a Veracruz en cualquier momento.

Por eso, no le extrañe que en breve un juez anule las asambleas de accionistas del Puebla que se han realizado desde agosto de 2010, que la fuerza pública tome las instalaciones y los bienes del club, y que éste regrese a las manos de un viejo enemigo de Henaine y Marín: Francisco Bernat, cuya conocida demanda contra el primero por el delito de extorsión podría derivar en breve hasta en una orden de aprehensión, orden para la cual, por cierto, Henaine ya está más que amparado porque bien dicen que el miedo no anda en burro, anda en Mercedes Benz.

En cuanto al edificio propiedad del gobierno del estado que usa el medio de comunicación del cual es dueño Henaine, la figura legal de la reversión aplica con base al criterio de utilidad pública: un inmueble del Estado ha sido usado ilegalmente por años para beneficiar un negocio privado, lo cual incumple los principios jurídicos de todo comodato que se respete. Que nadie se espante si también en este caso la fuerza pública actúa para la recuperación física del edificio ubicado en la 8 Oriente.

Es, en resumen, El Poder actuando en pleno contra quien no supo entender el tamaño del pleito que encaraba ni los motivos políticos de fondo, y que aun así, soberbio, dijo no una, varias veces que Moreno Valleque no es Bartlett o Melquiades ni mucho menos Marín- fracasaría, y que él, Henaine, seguiría gozando de sus privilegios y se saldría con la suya y mantendría intactos e intocables sus negocios en Puebla: Valle Fantástico, el Puebla y El Heraldo (el caso del Aeropuerto de Huejotzingo, del cual el empresario marinista es administrador, se cuece aparte, y también habrá sorpresas próximamente).

¿Quién diablos le dijo que podría jugar a las vencidas con el gobernador poblano?

Hace unos días, el pasado 24 de febrero, advertí aquí sobre la importancia del Caso Henaine y de cómo El Cerco hacia el empresario se intensificaría notablemente.

Apunté:

“Por si Ricardo Henaine no se ha dado cuenta todavía, su caso es, en los hechos, un Asunto de Estado.

“Es decir: de Alta Prioridad para el Nuevo Régimen.

Un tema de Primer Orden que mucho tiene que ver con palabras como legalidad, legitimidad, orden, contundencia, eficacia, ajuste de cuentas y poder.

“Mucho poder.

“Todo el poder.

Por eso, precisamente por eso, crece -y crecerá aún más- El Cerco (así, con mayúsculas) en torno al empresario.

“Cerco político, legal, mediático y hasta psicológico, que en la guerra –y en el amor- todo se vale.

“¿O acaso alguien piensa que fue casual, o producto de un simple arrebato, la aparición de “La Chiquillada”, es decir, de los ex directivos del Puebla F.C. que salieron a exigir el pago de 32 millones de pesos a Henaine, socio mayoritario del equipo?

“No, si el empresario sigue creyendo que todo es a raíz de la mala suerte, o resultado de una serie desafortunadas coincidencias, se está equivocando.

“Y rotundamente.

“Van por él, la cacería –que eso es- no tendrá tregua, y ni Manlio Fabio Beltrones, “Don Beltrone”, por muy poderoso e influyente que sea, podrá evitar que su amigo pague la factura que demanda el resentimiento social, y el obligado e inevitable ajuste de cuentas, hacia el marinismo.

“Si en algo Moreno Valle no puede darse el lujo de fallar, es en el Caso Henaine.

“Parte aguas.

“Símbolo.

“Parámetro…

“Y es que de su desenlace depende el valor real y el peso específico que la sociedad poblana le dará a la palabra del gobernador de Puebla.

“(Y ya se sabe que un gobernador sin palabra vale nada, o muy poco).

“Si por alguna razón fracasa en devolver a los poblanos el predio que actualmente ocupa Valle Fantástico, como lo prometió durante su toma de protesta, Moreno Valle no sólo quedará en ridículo: también su credibilidad quedará reducida a cero.

“Y no habrá resuelto el eterno dilema maquiavélico que agobia a los hombres de poder:

“¿Qué es mejor?

“¿Qué ofrece mayores rendimientos?

“¿Ser amado o temido?

“Personalmente, creo que el estilo personal de gobernar (Cosío Villegas dixit) del huésped de Casa Puebla indica que prefiere lo segundo a lo primero, y que el Caso Henaine servirá para probar tal hipótesis de trabajo.

“Fuentes enteradas señalan que en las próximas semanas se intensificarán las acciones que buscarán terminar de acorralar al también propietario de El Heraldo de Puebla y presidente del consejo de administración del Aeropuerto de Huejotzingo.

“El mismo que, pese a las evidencias y las señales, continúa sin entender el tamaño del enemigo que enfrenta y las razones de fondo que lo motivan.

“Para el caso concreto de Henaine, capitular antes de ser derrotado pinta como la opción más viable.

“Porque a final de cuentas, siendo pragmático y analizando costo-beneficio, qué es, qué puede ser peor.

“¿Perder un brazo?

“¿O perder todo el cuerpo?”.

Hasta aquí la cita.

Ahora, tras los últimos acontecimientos (y de cara a los que vendrán), ha quedado claro que Henaine no sólo estaba equivocado.

Y que cometió el error de minimizar a un Moreno Valle furioso y decidido a cumplir su palabra.

También ha quedado claro que Henaine decidió perder todo el cuerpo cuando tuvo todo, absolutamente todo para solo tener que deshacerse de un brazo.

gar_pro@hotmail.com

2 Responses to “Y Henaine decidió perder todo el cuerpo”

  1. Y Henaine decidió perder todo el cuerpo says:

    Buy Fast Proxies…

    I found a great……

  2. Y Henaine decidió perder todo el cuerpo says:

    Kathline Philibert…

    I found a great……

Leave a Reply