La ilegal reelección de Refugio Rivas

No son pocas las transas –y andanzas- de Refugio Rivas Corona para lograr reelegirse como secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (Sutcobp).

Vea usted:

El 4 de febrero de 2011, Refugio Rivas, mejor conocido como “Don Cuco”, realizó una asamblea para modificar estatutos y cambió el periodo del comité estatal de cuatro a seis años; además, estipuló –al estilo Hugo Chávez o Fidel Velázquez- la posibilidad de reelegirse.

El martes 1 de marzo de 2011, el sindicato presentó los nuevos estatutos para su validación al Tribunal de Arbitraje del Estado de Puebla.

El martes 8 de marzo, diversos medios de comunicación, incluido Puebla On Line, publicaron una entrevista con la presidenta del Tribunal de Arbitraje del Estado de Puebla, la magistrada Angélica María León Díaz.

En ésta, declaró que Rivas no puede participar en la elección, pues el artículo 75 de la Ley Federal de Trabajadores al Servicio del Estado y el artículo 65 de la Ley de Trabajadores del Estado de Puebla impiden la reelección, aunque en el artículo 125 de los recién modificados estatutos se dice que cualquier miembro del Comité Ejecutivo estatal del Sutcobp tiene derecho a ser electo o “ratificado” en el mismo u otro cargo sindical.

Además, León Díaz dio a conocer que los nuevos estatutos, que incluyen el aumento de periodo de cada comité y la reelección, aún no son legales, pues no están avalados por el Tribunal, que no ha verificado si cumplieron los requisitos para hacer las modificaciones.

Agregó que los estatutos del sindicato no pueden contravenir leyes superiores como son la estatal y federal de Trabajadores al Servicio del Estado.

El jueves 10 de marzo, unos 150 agremiados al Sutcobp encabezados por José Javier Tobón, presidente de la Comisión Autónoma de Honor y Justicia, se manifestaron en el Tribunal de Arbitraje para reclamarle a la magistrada su declaración contra la reelección de Rivas Corona.

En ese momento, la magistrada Angélica León envió el caso a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que tiene 60 días naturales (contados a partir del 10 de marzo) para dar respuesta.

El 12 de marzo, el Sutcobp instaló su comisión electoral, a pesar de que no cuentan con el registro oficial de los nuevos estatutos. En la asamblea alegaron que tienen un documento firmado por la magistrada señalando que la reelección “no es ilegal”.

Cabe señalar que el registro del sindicato (RS-03/1999) y la toma de nota de Rivas (29 de junio de 2007) fueron emitidas por el Tribunal de Arbitraje del Estado, no por la JLCA.

A esto se suma que en la cláusula 5 de su contrato colectivo reconocen en el inciso c que están regidos por la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado.

En la JLCA existe el registro de otro sindicato, legalmente vigente, el Sindicato Independiente de Trabajadores del Cobaep, RS-01/2000, cuya titular es Irais Reyes Ruiz, quien fue despedida a instancias del Sutcobp.

Peor tantito: en el mes de febrero, el Sutcobp distribuyó entre sus agremiados el nuevo contrato colectivo en el que se otorgan facultades extraordinarias y absolutas a éste para contratar, despedir, basificar y aumentar o disminuir carga horaria prácticamente sin la intervención de la dirección general del Cobaep, pues a ésta sólo se le ocupa para rubricar los documentos.

También se modificaron las reglas para la basificación,  exigiendo como requisito indispensable el aval del secretario general del Sutcobp.

En el contrato parece que el empleador es el sindicato y no el organismo público.

Es decir, los actuales directivos del Colegio de Bachilleres son nada, un mero cero a la izquierda.

El contrato fue signado el 15 de diciembre de 2010 por el entonces director general, Omar Álvarez Arronte, y el líder sindical: Refugio Rivas. ¡¿Por quién más?!

A pesar de que el contrato colectivo no ha sido avalado por el Tribunal de Arbitraje ni por la JLCA, “Don Cuco” se aplicó para entregar unas 200 bases en los meses de enero y febrero.

Sí, ¡200!

Al igual que los estatutos, el contrato colectivo se entregó al Tribunal de Arbitraje para su registro el 1 de marzo. Trámite que actualmente está en la JLCA.

En el contrato, hay excesos como la obligación de que el 2% de la plantilla de trabajadores sea comisionado con goce de sueldo al sindicato.

En el proceso electoral que arrancó el Sutcobp el 12 de marzo, sólo se ha inscrito como candidato Refugio Rivas Corona.

Los trabajadores disidentes decidieron no inscribirse porque el proceso no está avalado por la autoridad laboral competente, y participar sería aceptar que está dentro de la ley.

La votación está preparada para el 13 de abril y la entrega de constancia de mayoría para el 15 de abril de 2011. Es decir, todo el tamal está hecho.

La oferta que “Don Cuco” viene realizando para conseguir los votos de los trabajadores es entregar 128 plazas administrativas y 720 horas clase que, según él, le “debe el gobierno”.

El camino de Rivas a la reelección está pavimentado con mentiras, abusos e ilegalidades.

¿Lo va a permitir el morenovallismo?

Es pregunta, conste.

***

Vaya lección de alta política la que dio Enrique Peña Nieto a los improvisados de la misma al decantarse por Eruviel Ávila en lugar de Alfredo del Mazo Maza.

No sólo fallaron -y ridículamente- los que pronosticaron el triunfo de Del Mazo, sino también todos los que, con su bola de cristal sobre la mesa de trabajo, adelantaron vísperas sobre escenarios tan ficticios como imposibles para el Estado de México.

Peña Nieto mandó un mensaje importante: no le va a pasar lo que a Mario Marín o Ulises Ruiz en Puebla y Oaxaca, respectivamente.

Del Mazo Maza era el candidato de la nomenclatura, con todo el “derecho de sangre” que le otorgaba su linaje y pertenencia al poderosísimo Grupo Atlacomulco, pero no el candidato que garantiza el triunfo del PRI en el Estado de México.

Así, coherente con su propio proyecto presidencial, Enrique Peña Nieto debió sacrificar al “favorito sentimental” –su propio favorito- para empujar al “verdaderamente más eficaz”, es decir, el popular presidente municipal de Ecatepec.

Algo que no se permitió, por ejemplo, Mario Marín, a quien así le fue al sostener sus caprichos y soberbias.

La lección es clara: Peña Nieto se juega todo su futuro en la elección estatal y ya demostró que no va a andar con improvisaciones.

Improvisaciones típicas de los profesionales del futurismo, incansables agoreros del desastre.

gar_pro@hotmail.com

One Response to “La ilegal reelección de Refugio Rivas”

  1. La ilegal reelección de Refugio Rivas says:

    Buy Dedicated Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply