El Cómodo Comodato del Sr. Diputado

En el laberíntico entramado de comodatos irregulares detectados por el gobierno morenovallista, hay uno que sin duda destaca.

Se trata del relacionado con el edificio ubicado en el número 1919 de la 17 Poniente, en la ciudad de Puebla.

Datos duros oficiales señalan que el inmueble fue entregado mediante el régimen de comodato el 8 de octubre de 1985 por el entonces gobernador del estado, el priísta Guillermo Jiménez Morales.

¿Los beneficiarios?

Los integrantes de la Asociación Libre e Independiente Emancipadores de Puebla, A.C.

Es decir, un grupo de masones poblanos que, gracias a las conocidas bondades y concesiones del poder, hizo uso del edificio como le vino en gana.

Sin embargo, una reciente revisión del estatus legal del comodato produjo importantes revelaciones.

Entre otras, que el edificio de la 17 Poniente 1919 pasó por razones misteriosas a manos de Jesús Ricardo Morales Manzo, ex perredista y actual diputado local por el Partido del Trabajo por obra y gracia de su verdadero padrino político, Javier López Zavala.

¿Por qué el inmueble aparece como de la propiedad de este político?, es algo que ya investiga la Secretaría de Administración, encabezada por Cabalán Macari Álvaro.

Pero lo que sí se sabe, y con precisión, es que Morales Manzo ha hecho del viejo comodato un cómodo negocio privado.

Y es que desde hace algunos años convirtió y habilitó el edificio de los masones en un edificio de departamentos.

Ocho departamentos, para ser exactos, mismos que renta en 4 mil pesos mensuales cada uno.

En otras palabras: Morales Manzo se embolsa 32 mil pesos al mes, libres de paja y polvo, a costa de un inmueble que no es sino del gobierno del estado de Puebla.

El negocio iba bien hasta que el gobernador Rafael Moreno Valle ordenó revisar los comodatos otorgados por sus antecesores: del citado Jiménez Morales a Mario Marín.

Todo un compendio universal de coacciones, compromisos políticos, pago de facturas, compra de conciencias y otras inconfesables componendas.

Por cierto: hablando de componendas.

Hace unos días, Morales Manzo fue visto en la oficina del todopoderoso Fernando Manzanilla Prieto, secretario General de Gobierno.

¿La razón?

Con los nervios de punta, el Sr. Diputado acudió a pedir por favorcito que no se metan con el edificio, su edificio.

¿A cambio de qué?

Bueno, eso ya se verá con el tiempo.

Pero es muy, muy probable que Jesús Ricardo Morales Manzo esté a partir de hoy alzando su dedito para aprobar sin chistar todas, absolutamente todas las iniciativas y propuestas legislativas que el gobernador mande al Congreso.

El de El Heraldo de Puebla y el señor Henaine no es el único comodato que apesta.

No, definitivamente no.

***

Para más señas, este es el famoso edificio de la 17 poniente 1909:

01

02

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply