¡El Rey no ha muerto!… Fili López Zavala sigue como si nada

Con  todo y las medidas cosméticas que el secretario de Seguridad Pública, el priísta Ardelio Vargas Fosado, ha implementado a 100 días del nuevo gobierno en materia penitenciaria, como lo es el relevo del director general de los Ceresos y de los titulares de dos penales estatales, el de Puebla y el de Tepexi de Rodríguez, en nada ha cambiado el podrido sistema carcelario poblano.

Por principio de cuentas, hay que decir que, si bien es cierto hubo cambio de algunos directivos, las estructuras autoritarias y de corrupción que operaron durante el marinismo siguen siendo exactamente las mismas.

Y si no, sólo es cosa de preguntar a Saúl Vargas Rivas, jefe de Reclutamiento y Capacitación Penitenciaria, y David Bonilla, director Administrativo, ambos funcionarios de la Dirección General de los Centros de Readaptación Social, pero sobre todo apóstoles a ultranza de “Monseñor” Aldo Enrique Cruz y quienes gozan de cabal salud por obra y gracia, precisamente, de Ardelio Vargas.

Pero lo que verdaderamente no tiene desperdicio alguno, es el manejo indiscriminado de proveedores de bienes y servicios para los 22 Ceresos en el estado, negocio grande que deja una utilidad neta mensual, libre de polvo y paja, de al menos tres millones de pesos (sí, ¡tres millones de pesos!) por suministrar carne, verduras y toda clase de abarrotes para casi seis mil reos que habitan -en condiciones deplorables la mayor de las veces- en las cárceles de Puebla.

El meollo de esta auténtica cloaca es que todo es -sigue siendo- manejado por Filiberto López Zavala como proveedor exclusivo de los Ceresos en el estado, utilizando como presta nombres (para más exactas señas) a Francisco Agustín Trinidad Bello, con R.F.C. TIBF 740828 5L3, con domicilio fiscal Fray Pedro de Gante 2404-1  Colonia Tres Cruces, C. P.  72595 y número de celular 044 22 23 52-92-13.

Otra de las razones sociales con las que continúa operando el hermano del ex candidato del PRI a la gubernatura es Comercializadora San Judas Tadeo, a nombre de la esposa del primero de los mencionados, de nombre Carolina Martínez Ramos, con R.F.C.  MARC 750504 D87 y domicilio fiscal Privada “A” 16 de Septiembre No. 10512-B  Colonia Loma Encantada, C.P. 72474 .

Entre otras, la pregunta obligada es si Filiberto López Zavala sigue manejando el negociazo de las prisiones como parte de los acuerdos de impunidad suscritos entre el marinismo y Rafael Moreno Valle, o si el flamante (¿y ciego?) secretario de Seguridad Pública trabaja con sus propios acuerdos a espaldas de su jefe, el señor gobernador del estado, para quedar bien con Javier López Zavala, operador político en funciones de los nuevos dueños del poder en Puebla (aunque ésa, ésa es otra largaaa historia).

Será que a Ardelio Vargas Fosado le cuesta mucho, pero mucho trabajo resistir la tentación de quedar bien con sus amigos priístas, porque tal parece que pone por delante sus ambiciones políticas futuristas en lugar de los intereses del grupo político para el que aparentemente trabaja.

Por lo pronto, en lo que se esclarecen las verdaderas razones de Ardelio, algo es seguro:

El Rey Fili sigue más vivo que nunca, gozando y usufructuando el dinero público como si nada.

Aquí sí de veras aplica muy bien el famoso y célebre dicho aquel, que señala que también perdiendo, se gana….

¿Voy bien o me regreso?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply