El asesor chileno del PAN estatal

Arturo Luna Silva

No les falta razón a las voces que han advertido de la campaña negra que el PAN emprenderá en breve en Puebla contra el PRI.

Una guerra sucia -muy sucia- que incluye la colocación de narcomantas en 15 puntos estratégicos de la capital poblana (algunos puentes peatonales, entre ellos) señalando que el narco ha crecido en la entidad debido a que se le protege desde Casa Puebla.

Lo que no han dicho es que el cerebro de dicha campaña negra es chileno, se llama Josafat Fraga Rascón y está contratado por el Comité Directivo Estatal del PAN, a sugerencia de Los Pinos, para precisamente operar las acciones de descalificación y los golpes bajos que se verán de aquí al 5 de julio.

El extranjero -de quien se tienen pocas referencias, sólo se sabe que es un verdadero especialista en propaganda negra- sostuvo una reunión de trabajo el pasado 3 de abril en las oficinas de Acción Nacional, reunión a la que asistieron Rafael Micalco Méndez, dirigente estatal; Jaime Torres Mendoza, enviado del CEN; Tania Luz Melgarejo, asesora de éste, y José Ernesto Torres, enviado desde Monterrey por Marcelo García Almaguer, operador a su vez de Rafael Moreno Valle (Marcelo fue director de Comunicación Social de la Secretaría de Finanzas cuando el hoy senador fue su titular en tiempos del gobernador Melquiades Morales Flores).

Por hoy le adelanto que durante el cónclave -que empezó a las 18:00 horas y concluyó pasadas las 20:00- se acordó el asunto de la colocación de las narcomantas para relacionar al PRI y al gobierno de Mario Marín con la delincuencia organizada, así como los primeros personajes que recibirán todo, todo el lodo que ordene o se le ocurra al misterioso gurú chileno.

Dichos personajes son: Javier García Ramírez, secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública; Alejandro Fernández Soto, ex secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, y Filiberto López Zavala, hermano del secretario de Desarrollo Social, Javier López Zavala, y funcionario de la Dirección de los Centros de Readaptación Social (Ceresos).

De más está decir que el más vulnerable de todos, y en quien los estrategas panistas concentrarán sus misiles, es Javier López Zavala, sencillamente porque se le ubica como “delfín” de Marín para la sucesión gubernamental en el año 2010.

Mañana más detalles.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply