Escenika SA de CV y el (revelador) discurso de Cabalán Macari

A siete días de su puesta en escena, el escabroso asunto de Escenika S.A. de C.V. se está convirtiendo en algo más que una molesta piedra en el zapato para la administración estatal y, en específico, para algunos de los directamente involucrados.

Si ya la República Política y Mediática de Puebla tenía bien ubicados a los sospechosos de la mega transa a través de esta misteriosa empresa que ha pretendido engañar a los poblanos con precios inflados y una escandalosa facturación, la publicación de ayer del influyente diario “Reforma” vino a confirmar lo que aquí se adelantó el pasado 14 de junio (y el periodista Enrique Núñez, de Intolerancia, continuó un par de ocasiones con datos privilegiados).

Los nombres citados este miércoles negro por Fray Bartolomé en su leída “Templo Mayor” del periódico propiedad de Alejandro y Rodolfo Junco, responden con asombrosa precisión a varias de las dudas planteadas en nuestra Garganta Profunda de exactamente hace una semana, ésa que tanto irritó a conocido ex vocero (tanto que mediante sus personeros amenazó, pataleó y exigió desaparecerla de Puebla On Line):

¿Por qué se le deben más de 30 millones de pesos a Escénica SA de CV?

“¿Por qué misteriosas razones esta firma privada concentró la organización técnica de todos, absolutamente todos los eventos públicos –cortes de listón, arranque de obras, firmas de acuerdos o convenios, ruedas de prensa, etcétera- de los primeros 100 días del morenovallismo?

“¿Quién la contrató?

“Y más importante: ¿por encargo de quién?

“(…) ¿Qué hay detrás de esta historia?

“¿Quién trajo Escénika a Puebla?

“¿Con qué fines?

“Y peor: ¿por qué nadie, nadie en el gobierno quiere hablar abiertamente de este entuerto, delicado entuerto?” (sic).

Pero el escandaloso caso de Escenika y sus promotores y beneficiarios debe leerse correctamente, para evitar equivocaciones.

Y qué mejor que hacerlo a la luz del poderoso discurso de ayer del secretario de Administración del gobierno morenovallista, Cabalán Macari Álvaro, durante el acto donde informó de los logros alcanzados a la fecha por la dependencia que encabeza.

Veamos:

Cabalán dijo que los tiempos en que el gobierno era sinónimo de burocratismo, ineficiencia, opacidad y corrupción en Puebla, han llegado a su fin.

Cabalán señaló que la Secretaría de Administración tiene como misión consolidar un gobierno honesto, transparente, confiable, eficiente y al servicio de la gente.

Cabalán destacó que los principios que animan al gobierno encabezado por Rafael Moreno Valle son: la transparencia, la eficiencia, la ética, la capacitación, la generación de ahorros y la honestidad, enfocados a prestar mejores servicios.

Y Cabalán subrayó que en materia de Recursos Materiales y Servicios Generales, el objetivo es garantizar el manejo honesto y eficiente de los mismos, mediante una administración eficaz y transparente consolidando los requerimientos, y obteniendo mejores condiciones económicas y de ahorro.

Así que si se escuchan y sobre todo se entienden bien, perfectamente bien, las palabras del secretario de Administración, uno de los hombres más cercanos al gobernador poblano, es fácil adivinar lo que sucederá con Escenika y sus –digamos- oscuras, ya develadas, conexiones.

Para que nadie se confunda.

Al tiempo.

(Y no es novela de Larsson).

***

Ni al caso viene, pero los que también deben varias, varias explicaciones a los poblanos son el dirigente del PAN en Tlatlauquitepec, Felipe Prado Lozada, y su amigo y correligionario, el diputado por ese distrito, José Ángel Pedro Guerrero Herrera.

Resulta que ebrio, total y completamente ebrio, Prado Lozana se fue a impactar con su camioneta contra un monumento ubicado en el zócalo de Tlatlauquitepec.

De milagro no mató a nadie.

Rompió lámparas y jardineras, y todavía opuso resistencia cuando la Policía Municipal lo detuvo para ponerlo a disposición de las autoridades.

Lo más grave no fue eso, sino que a la comandancia se presentó el citado diputado Guerrero Herrera, con el fin de rescatar a su compañero de partido y lograr su puesta en libertad.

Prepotente, intentó hacer gala de sus “influencias” y se dio el lujo de amenazar a todo mundo con cesarlos si no seguían sus superiores y divinas instrucciones.

“¡No saben quién soy yo!”, decía, a gritos, el legislador, otro que supone que el fuero del que goza es un cheque en blanco para hacer su santa voluntad.

Los penosos hechos fueron puntualmente consignados por el “Diario de Teziutlán”, que dirige Isaac Gutiérrez Martínez.

Para que no digan que no hicieron lo que hicieron, esta es una fotografía de la nota del reportero Daniel López:

nota-roja


gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply