La cloaca del SOAPAP y Degremont (Amy vs. Los Gángsters del Agua)

Una de las mejores elecciones que realizó el gobernador Rafael Moreno Valle fue la de Amy Louise Camacho como secretaria de Sustentabilidad Ambiental y Ordenamiento Territorial, una ciudadana de primera y la mejor para conocer el entorno ecológico de la ciudad de Puebla.

En ese sentido, desde el comienzo de este gobierno, Amy comenzó a trabajar de manera incansable. Una de sus primeras acciones fue empaparse de todos los temas ecológicos que le conciernen a la ciudad, destacando uno por si solo: el de las plantas de tratamiento del SOAPAP.

Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas, y es que en las plantas de tratamiento se manejan muchos intereses, sobre todo los económicos, por lo que en el afán de lograr replantear el funcionamiento de esta plantas, Amy Camacho se ha topado con una piedra en el camino: Degremont.

Degremont es una empresa francesa que logró un contrato de 20 años para operar las plantas de tratamiento de la ciudad de Puebla.

Corrían los tiempos de los gobernadores Manuel Bartlett Díaz y Melquiades Morales Flores; al primero se le ocurrió la idea de las plantas, su construcción, operación y mantenimiento, y realizó contratos para este fin; el segundo confirmó lo que su antecesor había dejado y consolidó aun más el poder de la empresa francesa.

Con la llegada de Mario Marín no hubo muchos cambios al respecto, al contrario la operación de Degremont se dio en los mejores términos y fue donde mejores acuerdos obtuvo para el mantenimiento de las plantas de tratamiento y de la red de colectores de la ciudad.

Amy Camacho es una mujer de muy buenas intenciones y sí, verdaderamente está preocupada por la operación que Degremont le ha dado a las plantas y la red de colectores.

Y es que las plantas no tienen el tratamiento adecuado a las aguas pluviales y residuales de la ciudad, después de varios años de operación la calidad del agua tratada no ha mejorado y el procedimiento para su tratamiento no es el adecuado, como varias veces ha advertido Manuel Beristáin, gerente estatal de la Comisión Nacional del Agua.

Hasta aquí la historia de lo que es la problemática, pero por qué razón Degremont no ha realizado ningún pronunciamiento al respecto. Por qué no ha contestado ninguna de las observaciones que le han realizado los medios de comunicación. De qué o de quiénes depende la seguridad de los franceses.

La respuesta es muy simple: los contratos que firmaron con el SOAPAP para la operación de las plantas y colectores fueron blindados en su momento, están a prueba de todo y todos, con estricto apego a la ley y con la asesoría de gente que aun sigue laborando en el organismo.

Veamos:

Manuel Osorio López, biólogo de profesión, hasta el sexenio pasada fue el encargado de supervisar de manera técnica y operativa las acciones que realizaba Degremont para el mantenimiento, operación y funcionamiento de las plantas de tratamiento y de la red de colectores; cada mes se le entregaba un informe detallado de estas acciones, él era y sigue siendo el encargado de aprobar y firmar las estimaciones que cada mes Degremont ingresa al SOAPAP, es decir, se las sabe de todas, todas.

Gustavo Ibarra GuzmánJosé Manuel Alcaide Domínguez, licenciados en derecho, adscritos al departamento jurídico del SOAPAP, solían ser los que mediaban entre Degremont, el SOAPAP y algunos particulares, en el sentido de que estos últimos por el trazo de los colectores habían sido afectados en sus terrenos o parcelas.

Como buenos defensores de oficio negociaban con la parte afectada, logrando acuerdos siempre para el beneficio del dúo SOAPAP-Dregemont. El sentido de estas negociaciones era que Degremont nunca pagara un solo peso de indemnización a particulares; si existía algún costo, este debería ser cubierto por el SOAPAP, ya que con argumentos jurídicos y el desconocimiento de la ley lograban jugosos acuerdos para que el SOAPAP, Degremont y ellos no salieran perjudicados.

Asimismo, obtenían recursos y extorsionaban a las empresas que se encontraban contaminando la red de drenaje, realizando visitas a las mismas y ofreciéndoles resolver su situación, ya que de lo contrario les multarían por contaminar las aguas residuales de la ciudad, negocio que les dejaba muy buenas ganancias, pues era más fácil pagar una mordida de cincuenta mil pesos a una multa mayor.

El problema es que a la fecha estos dos abogados continúan laborando dentro del SOAPAP; de hecho, desde el inicio de la administración morenovallista, el director general de los Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de PueblaManuel María Urquiza Estrada, les otorgó mandato general para pleitos y cobranzas, sin importar que, además, de manera continua asesoran a Degremont para defenderse de la rescisión del contrato que pretende realizar el SOAPAP. El conflicto de intereses es obvio.

Beatriz Torres Trucios era en la administración anterior la encargada de comercializar los lodos obtenidos del tratamiento de las aguas resídales generados por las plantas de tratamiento, mismos que les vendía como fertilizante a campesinos de Azumiatla, Amozoc, Tetela, Canoa  y demás poblaciones cercanas a la ciudad de Puebla.

Todos los días obtenía recursos para llenar camiones de este lodo para repartirlo en los diversos cultivos de los campesinos y el cual estaba verdaderamente compuesto de puras heces fecales, que mas que lodo eran toneladas de estiércol y demás podredumbre, severamente apestoso y que los campesinos se veían obligados a comprar ya que era parte del apoyo que ellos deberían dar al gobierno del estado para sus diversos programas y campañas políticas.

Un foco de infección se convirtieron estos cultivos, mismos que no cosecharon y que fueron pérdida total, situación que tuvieron que soportar los campesinos los casi seis años del gobierno marinista.

Ahora Beatriz Torres se ha ido a refugiar al área de Manuel Osorio y desde ahí continua vendiendo sus lodos; cabe hacer la aclaración que Degremont se encarga de que cada diez de mayo, navidades y cumpleaños, Beatriz Torres Trucios y Hermila Xicoténcatl Figueroa, secretaria de esta, reciban ramos de flores, chocolates y un sobre de compensación muy generoso por apoyarles en su trabajo; así mismo, nunca pueden faltar a la comida de aniversario de Degremont ni a la de fin de año, en las cuales siempre están en primera fila.

Eligio Ramírez Barrales, contador de profesión y gerente de administración y finanzas, es el encargado de entregar puntualmente el cheque de la estimación correspondiente al mes a Degremont, él da indicaciones a su personal de llamar a la empresa e informarles que pasen por su cheque, mismo que genera su gerencia y es el primero en pagarse cada mes, a lo que Degremont agradece con comidas, borracheras y uno que otro regalito para que no quedar mal.

Estos personajes siguen laborando en el SOAPAP y continúan asesorando a Degremont e informando de las acciones que realizará el organismo en su perjuicio, por lo que la asesoría que prestan es de primer nivel, jurídica, técnica, de comercialización y financiera, ya que nunca han dejado de recibir estas “prestaciones” por parte de Degremont. Dichas dádivas consisten en Black berrys, celulares, flores, comidas, arcones, sobres con dinero, etcétera.

Por si fuera poco, y con base a su amplio conocimiento del contrato de prestación de servicios de Degremont,  han conservado sus chambas y se han hecho de puestos importantes en esta administración, aprovechando la inocencia, el desconocimiento y la incapacidad de Manuel Urquiza Estrada para resolver esta situación, que desde principio de sexenio la Secretaria del Medio Ambiente le ha pedido que solucione.

Sí, Amy Camacho tiene las mejores intenciones para la ciudad y está dispuesta a lograrlo porque el nombre de su padre y su prestigio están de por medio, pero cómo lograrlo si tiene al enemigo en casa.

Y es que Manuel Urquiza tiene miedo de quedarle mal a la secretaria; por esa razón ha recurrido a los servicios de estos auténticos gángsters del agua potable y drenaje de la ciudad.

De esta forma, la agonía de Degremont se ha prolongado demasiado.

Y mientras el SOAPAP continúe con estos funcionarios, seguramente los dos terminaran por hundirse al mismo tiempo.

gar_pro@hotmail.com

3 Responses to “La cloaca del SOAPAP y Degremont (Amy vs. Los Gángsters del Agua)”

  1. La cloaca del SOAPAP y Degremont (Amy vs. Los Gángsters del Agua) says:

    Freeman Andrus…

    I found a great……

  2. La cloaca del SOAPAP y Degremont (Amy vs. Los Gángsters del Agua) says:

    Ray Mckendry…

    I found a great……

  3. La cloaca del SOAPAP y Degremont (Amy vs. Los Gángsters del Agua) says:

    Buy Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply