Valle Fantástico: por el camino correcto

A pesar del ruido que ha causado y las elucubraciones que la han acompañado, la demanda presentada por el gobierno morenovallista para recuperar definitivamente el predio conocido como Valle Fantástico camina, y camina bien.

La realidad es que dicha demanda plantea básicamente la nulidad de diversos actos jurídicos por los cuales un particular como Ricardo Henaine pretendía especular con un parque público.

Por una cuestión de técnica jurídica, y no con miras a fincar algún tipo de responsabilidad, el juez segundo de lo civil de Cholula requirió la comparecencia de los funcionarios que fueron miembros del Comité Técnico del Fideicomiso en las tres pasadas administraciones estatales, siendo éstos los secretarios de Gobernación, Finanzas, Obras Públicas y SEDECAP, entre ellos algunos apellidos relevantes y no pocos políticos en activo.

No se persigue a nadie. El secreto está en que las acciones de responsabilidad prescribieron un año después de realizados los diferentes actos jurídicos cuya nulidad se demanda; por lo tanto, aunque el gobierno las intentara, éstas son completamente inviables, según el artículo 1907, fracción IV, del Código Civil vigente.

Por lo anterior, como dicen los abogados, la “Litis” en este importante tema versa única y exclusivamente sobre la indebida transmisión del terreno a una empresa particular cuando se trata de un parque público.

Para que quede claro: esta transmisión es equiparable con que el presidente municipal de Puebla le otorgara el Zócalo a una inmobiliaria, para que unos años después ésta pretendiera construir ahí una torre de departamentos o, por ejemplo, que el gobierno del Distrito Federal le diera a un constructor el Ángel de la Independencia para que en la glorieta construyera un centro comercial.

Más allá de los desesperados gritos de los locos de la esquina, demandar esta nulidad sí es posible porque esa acción legal no prescribe al año, por tratarse precisamente de un bien público.

Así que les duela lo que les duela, y se diga lo que se diga, la defensa del sonado caso del Valle Fantástico avanza por el camino correcto.

Al tiempo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply