Lo Que Se Ve No se Juzga (Encuentre las Diferencias)

foto-rmv-fc1

foto-rmv-rivera-02

Cambian los hombres…

Cambian los trajes…

Cambian las corbatas…

Cambian los escenarios…

Cambian los testigos…

Cambian los contextos…

Cambian las circunstancias…

Cambian los gestos, las miradas…

Cambian las emociones, las sensaciones…

Cambian el lenguaje corporal, el mensaje no verbal…

Y por supuesto que hay una gran, enorme diferencia entre saludar al Presidente de la República y saludar al Presidente Municipal.

Pero ya lo dijo el clásico:

Lo que se ve no se juzga.

Y es que una imagen, en este caso: dos, dice más que mil palabras.

***

De un consejero del PAN presente en la “comida de la unidad” del viernes en Bodegas del Molino, tal cual:

“Mira, digamos que todo estaba controlado… En la mesa principal el gobernador, el alcalde, Pablo Rodríguez, Augusta Díaz de Rivera, Rafa Micalco, Ángel Alonso Díaz Caneja, Blanca Jiménez, Mario Riestra, Juan Carlos Mondragón, Gerardo Maldonado

“El primero orador fue Mario Riestra, un buen discurso, mandando mensaje de unidad y de resolución de diferencias.

Eduardo Rivera, fiel a su estilo aunque hermético, y resintiendo pero tratando de que no se notara demasiado los malos de los últimos días.

“Y Ángel Alonso Díaz Caneja mal, muy mal, de pena ajena. Empezó a hablar y luego luego las recriminaciones, los resentimientos. Prácticamente amenazó a Eduardo Rivera y a Juan Carlos Mondragón por “no apoyar” al gobernador, y eso le molestó a la mayoría de los presentes.

“Se veía que Ángel ya traía sus chupes encima porque en ningún momento cuidó las formas, se fue encima a lo bestia, como perro de presa. Yo alcancé a ver que hasta el gobernador se incomodó un poco, no por lo que dijo, sino por la forma en que lo dijo.

Rafael Moreno Valle trató de hacer operación cicatriz, pero pidió “unanimidad” para la sesión de instalación del Consejo Estatal del sábado. Algo así como: “dejemos de lado unas horas nuestras diferencias, instalemos el Consejo y ya después nos la seguimos partiendo”.

“Pero Ángel Alonso ya había echado todo a perder, Rivera y Mondragón ya estaban muy, muy molestos, y al final de la comida los ánimos ya estaban exaltados.

“Fue en una reunión posterior donde acordaron suspenden el Consejo Estatal del sábado. Y es que no había acuerdo en absolutamente nada y si la realizaban, se iba a poner peor que en la comida y hasta a los golpes íbamos a terminar.

“Fue el sábado a las 10 de la mañana cuando en un café que está en el Parque Finsa se juntaron 48 consejeros no afines al gobernador: Pablo Rodríguez, Antonio Sánchez, Ana Teresa Aranda, Humberto Aguilar, Eduardo Morales, un rato Eduardo Rivera, Juan Carlos Espina, Rafael Von Raesfeld, Jorge Gutiérrez, Pedro Barojas, Rodolfo Carrasco

“Ahí todos despotricaron de Ángel Alonso Díaz Caneja y establecieron que prácticamente lo desconocían como interlocutor del gobernador; además, firmaron una carta dirigida al dirigente nacional, Gustavo Madero, para pedir su intervención y abonar a la unidad.

“Evidentemente, tras lo visto, el gobernador no controla al PAN, pero también el PAN pudiendo celebrar el Consejo Estatal, no se atrevió a madrugar al gobernador. Nos vamos a tener que poner a fuerza de acuerdo y antes de tres semanas, pues de lo contrario, la ruptura será inevitable”.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply