¿Ya empezó a pueblear?

“Como una patada en el trasero”.

Así cayó, según la expresión literal de un alto dirigente del PAN en Puebla, la presencia de Javier Lozano Alarcón en Palacio Municipal la noche del “grito” de Independencia.

Durante la ceremonia, el saludo desde el balcón principal y los brindis posteriores, fue placeado por el gobernador, y en las narices de varios panistas que no dejan de considerar al secretario del Trabajo como un “intruso” o un “arribista”.

Lo cierto es que, aunque la asistencia del poblano como invitado especial de Rafael Moreno Valle desconcertó a muchos, ya quedan pocas dudas sobre quién es el favorito del mandatario para encabezar la primera fórmula del PAN al Senado en el 2012.

***

Por cierto, para quien anda ubicando al secretario general de Gobierno como candidato a senador ya sea por el PAN o por Nueva Alianza, baste saber lo que hace un par de semanas, en Casa Puebla, dijo el gobernador a un importante priísta respecto a esa posibilidad que no deja de comentarse en cafés y sobremesas:

“Sería un estupendo candidato, pero a Fernando (Manzanilla Prieto) todavía le falta pueblear más”.

¿Será que por eso, precisamente por eso, la pasada semana el citado funcionario realizó una intensa gira de trabajo por la Sierra Norte, donde se reunió con alcaldes, empresarios, líderes y medios de comunicación de la región?

¿Acaso ya empezó a pueblear?

***

Si usted conoce o tiene amistad con el veracruzano Ranulfo Márquez, quizá sea una buena idea que se vaya despidiendo de él.

Y es que según una fuente bien informada del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, el actual delegado del CEN en Puebla será relevado en las próximas semanas de su encargo.

¿La razón?

El pésimo trabajo que ha realizado para conciliar los muchos y muy diversos intereses de un partido que el 4 de julio de 2010 sufrió la peor derrota y humillación de su historia en el estado.

Según se sabe, el dirigente nacional priísta, Humberto Moreira, no está nada contento con el delegado.

Y no sólo porque no ha logrado sacar adelante –por citar un caso- el proceso de elección de un nuevo líder del PRI en la ciudad de Puebla, sino porque no ha podido poner un freno al ex gobernador Mario Marín, quien mediante amenazas o chantajes o presiones de otro tipo, pretende seguir mandando en el tricolor, lo cual incluye imponer a sus favoritos dentro de la lista de candidatos a diputados federales.

“(Marín) sigue operando y el delegado no hace nada por evitarlo. Lo deja que nos controle desde abajo, pero eso ya se va a terminar pronto”, dijo Moreira apenas la pasada semana durante una reunión privada.

En el CEN del PRI no hay grandes expectativas de Puebla para la elección presidencial del año que entra.

No dan, por supuesto, la plaza como perdida, pero saben que las cosas no serán color de rosa y menos que obtendrán el millón 200 mil votos que varios ilusos esperan.

En las cuentas que ya hace el CEN, el mejor escenario anda por ahí de los 600 mil votos y el peor por encima de los 400 mil.

No es extraño por eso que ya empiece a urgir el cambio de un delegado que no ha asumido su papel ante la primera experiencia del PRI poblano como partido de oposición.

Como diría un priísta poblano bien posicionado en el Distrito Federal: Ranulfo Márquez ha resultado como la caca de loro -que ni hiede ni huele- o como el ombligo –que no sirve ni de adorno-.

***

Esto sí es noticia: el portal de internet del Congreso de Puebla resultó el mejor calificado en un análisis de las 31 cámaras de diputados estatales y la asamblea legislativa del DF, realizado por Enfoque, el suplemento informativo dominical del diario Reforma.

Según este estudio, la página web de los diputados poblanos es la más transparente, pues cumple con nueve de los 11 puntos que se fijaron como parámetros de evaluación.

Y es que en ella es posible conocer: el “presupuesto asignado”, las “auditorías”, la “nómina”, la “dieta (o salario) de los diputados”, los “otros ingresos de los diputados”, la “asistencia” de los diputados, las “iniciativas presentadas”, “cómo votaron” y la “forma de contactarlos”.

Donde incumple es en el “desglose del gasto” (sólo se indican gastos generales) y en la “currícula de los diputados” (no aparecen los de los 41 que integran la actual Legislatura).

El portal de internet del Congreso de Puebla está al nivel de los portales de los congresos de Nuevo León y San Luis Potosí, en el grupo de los más transparentes, y muy, muy lejos de los de Tlaxcala, Quintana Roo, Zacatecas, Guerrero y Chiapas, los más opacos.

***

Según Jorge Eugenio Ortiz Gallegos, militante del PAN de 1945 a 1991 y amigo personal de Luis Calderón Vega, padre del presidente Felipe Calderón, fue Luis H. Álvarez el culpable de que se consumara el control de El Yunque en Puebla en 1987.

Así lo contó Ortiz Gallegos en el libro testimonial que escribió antes de morir este mismo año, “La mancha azul: del PAN al NeoPAN y al PRIoPAN”, y que ya circula en algunas librerías de Puebla:

“El fundador de El Yunque, Ramón Plata Moreno, fue asesinado en 1979, y quedó como dirigente David (en realidad: Manuel) Díaz Cid. Entrenaba a los jóvenes con un lenguaje y requisitos extraños, como si fueran un grupo militar, en vez de cívico. Organizaban huelgas en la Universidad de Puebla antigua, muy cerca de la oficina que yo tenía instalada en los bajos de la calle de Arronte.

“Los antiguos fundadores del PAN en Puebla, encabezados por los hermanos Jesús y David Bravo y Cid de León, estaban en contra de los muchachos pertenecientes al Yunque. Y, en 1987, yo viajaba un sábado al mes a la ciudad de Puebla para dirimir diferencias entre los dos grupos.

“De acuerdo con Luis H. Álvarez, presidente del PAN, se fijó un sábado para celebrar la asamblea general que eligiese al comité panista en la ciudad de Puebla. Debían participar únicamente los miembros del partido. Pero, el día de la elección, se presentó Luis H. Álvarez y dejó que entrara una fila invasora de muchachos que no estaban en el padrón. Traté de evitarlo, pero me llamó la atención diciendo: “Jorge Eugenio Ortiz no tiene autoridad en esto. Aquí el que manda es el jefe del partido, que soy yo”.

“Así se consumó el control del Yunque en Puebla” (sic).

Hasta ahí la cita.

Cualquier parecido con la actualidad… no es mera coincidencia.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply