Historias de Marinistas (y otras cuitas)

Este viernes el diputado del PRI Enrique Doger Guerrero estará de gala.

Y es que encabezará la fiesta que ofrecerá con motivo de los 15 años de una de sus hijas.

La misa está programada a las ocho de la noche en la Iglesia del Cielo, en la colonia La Paz, y una hora después, la recepción en el exclusivo fraccionamiento La Vista Country Club.

Algunas personalidades de la política local y nacional se darán cita para acompañar en tan especial momento al ex rector de la BUAP y ex presidente municipal de Puebla que ahora quiere ser senador.

***

También este viernes, si no sucede otra cosa, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas estará tomando el avión para comenzar una intensa gira de trabajo por varios días por Europa, específicamente por Alemania.

Aunque oficialmente no hay detalles sobre la agenda que desahogará en el país germano, se sabe que se hará acompañar de ejecutivos de Volkswagen de México para explorar las posibilidades de nuevas inversiones de la poderosa empresa automotriz en Puebla para el 2012.

Llama la atención que, al menos hasta la noche del miércoles, en la comitiva que emprenderá el tour internacional junto con el gobernador no aparecía contemplado el secretario de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico, el panista Pablo Rodríguez Regordosa.

***

Cuentan que hace unos días se presentó Alfredo Arango al edificio del PRI de Puebla para entrevistarse con un representante del líder nacional de ese partido, Humberto Moreira.

Más fresco que una lechuga, el ex secretario de Salud compareció ante el susodicho para informarle de su anhelo de convertirse en el candidato del tricolor a diputado federal por el distrito de Tehuacán.

Fue entonces que se dio este diálogo:

-¿Es broma, verdad? –le preguntaron al marinista.

-No, sí quiero y voy en serio –respondió.

-Pues primero arregle sus pendientes y luego platicamos.

-¿Cuáles pendientes?

-Sus pendientes.

-Me está ofendiendo.

-No lo ofendo. Sólo le digo.

Entonces, Alfredo Arango se dio la media vuelta y no se fue indignado: se marchó indignadísimo.

Y a llorar, seguro, en los brazos de Papá Marín.

***

Otro que vivió un capítulo similar y ante el mismo interlocutor fue el gran, gran amigo Javier García Ramírez.

El ex funcionario marinista se presentó para informar de su deseo de representar a su partido, el PRI, por uno de los cuatro distritos federales con cabecera en Puebla capital.

-Pues no se va a poder –le dijeron.

-Pero… ¿por qué?

-Porque no se va a poder.

-Pero sí tengo capital

- Sí, ¡claro!, tiene usted mucho capital y precisamente por eso lo andan buscando los morenovallistas.

Desde entonces, García Ramírez no ha vuelto al PRI.

Y ni para preguntar la hora.

***

Las dos breves, diminutas, microcóspicas historias de marinistas, la de Arango y la de García Ramírez, son reales.

Tanto que sin ningún problema podrían intitularse:

“En Busca del Fuero Perdido”.

O “Buscando Desesperadamente Fuero”.

¿Por qué será?

***

Hace unos días coincidí con Arango en una notaría de esta ciudad.

Yo hacía un trámite de rutina y él pagaba 2 millones de pesos en efectivo por un terreno.

(Al día siguiente, de hecho, conté algunos detalles de ese episodio de la Puebla de Zaragoza, de Los Ángeles y de Kafka en este mismo espacio).

No se veía preocupado ni angustiado.

Al contrario, sonreía, y tan feliz y tan a sus anchas como en las fotos de su más reciente viaje internacional y que cualquiera puede ver en facebook.

Si hay una orden de aprehensión en su contra, como se dice –y se dice mucho, incluso en círculos gubernamentales-, ésta sencillamente no le quita el sueño.

Pero de que quiere fuero, quiere fuero.

De eso, al menos en el PRI ya no existe ninguna duda.

Ninguna.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply