El día que el PRI ungió a Peña Nieto

MÉXICO, D.F.- Este fin de semana, fue un fin de semana de importantes definiciones rumbo al 2012: sin rupturas ni disidencias, el Consejo Político Nacional del PRI –conformado por 1,150 priístas- aprobó que su candidato a la Presidencia de la República sea definido a través de una elección abierta.

Es decir, una elección abierta y directa a la militancia y a los simpatizantes del partido –ciudadanos cualesquiera-, misma que se celebrará antes del próximo 22 de febrero y que conllevará la instalación de miles de casillas en todo el país.

Evidentemente, el método –que en el PRI define todo- escogido por los consejeros nacionales del tricolor favorece los intereses y el proyecto nacional de Enrique Peña Nieto, debido, entre otras razones, a que es el aspirante del PRI mejor posicionado en las encuestas, tendencia que no se modificará en los próximos meses gracias a la alta exposición mediática que ha tenido -y seguirá teniendo- a través de Televisa, su principal soporte.

En menos de dos minutos y sin que nadie objetara nada, los priístas prácticamente “plancharon” la candidatura presidencial del ex gobernador del Estado de México, pues ni siquiera Manlio Fabio Beltrones, la más seria amenaza de Peña Nieto, argumentó en contra del método escogido; al contrario, Beltrones envió más de una señal (en el PRI la forma sigue siendo fondo) al bajar del presídium donde se encontraba sentado en su calidad de coordinador de los senadores del PRI, para saludar y fundirse en un largo abrazo (en el PRI un minuto es un siglo) con un Peña Nieto que -ya lo sabía y el sábado lo confirmó- tiene de su lado a la militancia, a la mayoría de los gobernadores y a tres cuartas partes del renovado Consejo Político Nacional.

“¡Unidad! ¡Unidad!”, respondió el aceitado –y emocionado- aparato priísta que logró por la vía que mejor conoce, la fast track, ponerse de acuerdo en algo tan fundamental como el método de elección de su candidato, y ¡oh sorpresa!: con una disciplina digna de registrarse y una unanimidad más que sospechosa (¿qué unanimidad no lo es?), tanto que no es difícil concluir que en el PRI, la ruta 2012 ya está pavimentada y que lo que resta es sencillamente de puro trámite. O como diría el propio Peña Nieto, en medio del tumulto que se le fue encima –entre ellos varios poblanos- para ponerse a sus órdenes: “Lo que bien empieza, bien acaba”.

Sólo una desgracia, literalmente, impediría que el mexiquense se haga de la candidatura a la Presidencia. En el PRI todos los saben y todos, todos se preparan para el Gran Asalto a Los Pinos, el esperado regreso de un partido que, con nuevos disfraces e idénticas mañas, se prepara para recuperar el poder.

Reunidos hasta el tope en el auditorio “Plutarco Elías Calles” del CEN, senadores, diputados, alcaldes y los innumerables liderazgos del partido ya ungieron a Peña Nieto como su líder, su guía, y fueron testigos del parto sin dolor de su candidatura. Porque en el PRI la línea sigue siendo la línea y la cargada, la cargada. Ad infinitum

***

¿Qué sigue en el PRI?

De acuerdo con lo aprobado este fin de semana por el Consejo Político Nacional, el calendario que llevará hasta la certificación oficial y legal de la candidatura de Enrique Peña Nieto está conformado de las siguientes fechas o estaciones:

10, 17 y 21 de Octubre: La Fundación Colosio realiza foros de análisis y discusión de la Plataforma Electoral en Chihuahua, Campeche y Querétaro. Estarán presentes Peña Nieto y Beltrones.

27 de Octubre: El PRI efectúa el Gran Foro de Conclusiones sobre la Plataforma Electoral.

10 al 16 de Noviembre: Sesión del Consejo Político para aprobar posibles coaliciones con otras fuerzas políticas; el PVEM ya anunció que otra vez irá con el PRI.

28 de Noviembre al 16 de Diciembre: Plazo para el registro de aspirantes a la candidatura presidencial.

18 de Diciembre: Inician las precampañas.

5 de Febrero: Los priístas y simpatizantes van a las urnas para elegir a su candidato presidencial a través del método abierto.

***

Un punto fundamental que también se aprobó y que tendrá repercusión en los estados, como Puebla, es lo relacionado a las candidaturas a diputados y senadores.

El método escogido es la convención de delegados, con lo que el PRI le apuesta a los pactos cupulares o al “dedazo” vil y descarado, y busca alejar el escenario de rupturas o divisiones por la disputa de los espacios.

***

Los métodos de elección –tanto en lo concerniente a la Presidencia como a diputados y senadores- deberán ser avalados por los consejos estatales del PRI antes de este miércoles, a fin de que antes del 19 de octubre el procedimiento se inscriba ante el IFE.

En Puebla, es este lunes, a las 18:00 horas, cuando rindan protesta los nuevos consejeros políticos estatales, mismos que aprovecharán para aprobar sin chistar los acuerdos de la trascendente, clave sesión del Consejo Político Nacional del sábado.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply