El sueldo real de Eduardo Rivera & Cía

Los agoreros del desastre, los apocalípticos e integrados, los enterados, los informados, los colados y los mirones, todos ellos y más, deben saber que en los próximos días el ayuntamiento de Puebla dará un paso fundamental para transparentar los ingresos y honorarios de todo –y todo es todo- el personal del gobierno municipal.

El presidente Eduardo Rivera Pérez será el primer edil poblano en informar, por ejemplo, su sueldo real: el de a deveras, es decir, el que surge de la suma efectiva del salario mensual y la compensación mensual, esa extraña (y escurridiza) partida secreta que históricamente el sector público, la burocracia dorada, ha escondido como se esconde una enfermedad venérea.

El tabulador de sueldos brutos efectivos se dará a conocer en breve; vamos: antes de que termine este 2011, y será sin duda una muestra de transparencia que debe ser leída políticamente en su justa dimensión: sin adornos de más pero tampoco sin restarle méritos.

Lo que actualmente está publicado, y que es de acceso limitado, corresponde a datos que vienen desde la pasada administración, la de la priísta Blanca Alcalá –opaca como todos sus antecesores-, y por tanto no considera las famosas –y en varios casos jugosas- compensaciones, ese premio o estímulo que se sabe reciben en silencio, pero con una sonrisa de oreja a oreja, los funcionarios de los tres niveles de gobierno y de los poderes Legislativo y Judicial.

El nuevo tabulador del ayuntamiento capitalino que abrirá al gran público el panista Eduardo Rivera ya incluirá los salarios completos, sin cifras por debajo de las piedras como se ha acostumbrado a lo largo de los trienios, y cualquiera, y el que quiera, podrá conocerlo.

El ejercicio va tan en serio que la nueva información, incluso, será declarada formal y oficialmente ante el mismísimo Sistema de Administración Tributaria, el SAT, con el fin de que se regularice lo que, al paso de los años, por omisión o comisión ha sido irregular.

No podrá hablarse de incremento de salarios o nada parecido, sólo de transparentar lo que por inercias, complicidades y conveniencias mutuas ha estado sumido en la oscuridad.

Así de fácil, pero así de complejo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply