Bartlett, el regidor FROC-CROC y la Bolsa de Trabajo

Hace unos días, con un cinismo asombroso, los priístas en el Cabildo de Puebla, encabezados por su coordinador, Julio César Sánchez Juárez, decidieron instalar una Bolsa de Trabajo en el segundo piso de la Sala de Regidores.

El tema causó tanto escozor que incluso fue tratado abiertamente en la sesión de Cabildo del pasado viernes, donde los regidores del PAN y PRD, así como los “sin partido”, avalaron hacer un exhorto al principal promotor de tan descabellada idea para que no use más las instalaciones de la Sala de Regidores –ubicada en la 4 Oriente número 11, Centro Histórico- para fines privados y partidistas.

El regidor Sánchez Juárez, a la sazón presidente de la Comisión del Trabajo en el Cabildo –que por cierto ha sesionado sólo dos veces en tooodo un año-, se molestó y se tiró al piso como niño berrinchudo.

Histriónico y conmovedor al mismo tiempo, dijo que se le atacaba por ofrecer un noble servicio a la gente desempleada.

Además, categóricamente, rechazó una y mil veces que hubiera un vínculo, cualquiera, de su central obrera, la FROC-CROC, con el servicio de bolsa de trabajo para Servimsa, proveedora de la industria automotriz a la cual él y su familia, por cuestiones sindicales, están ligados.

Por si faltara algo, este moderno mártir de la democracia advirtió que pese a las críticas, no iba a dejar de brindarla.

De hecho él y su compañero, el tristemente célebre Octavio Castilla Kuri, se retiraron indignadísimos de la sesión tras ser el blanco de las críticas de sus compañeros regidores.

Pues hete aquí que, este lunes 13 de febrero, en el Aviso Clasificado de El Sol de Puebla apareció publicado un anuncio donde abiertamente se dice que las instalaciones de la famosa Sala de Regidores lo son también del Sindicato de la FROC-CROC.

Lo peor de todo no es eso, sino que los enterados en el tema aseguran que el mentiroso regidor y sus operadores están usando los datos de las personas desempleadas que necesitadas acuden a pedir informes para darles chamba, sí, pero ¡de promotores y activistas de la campaña al Senado del ex gobernador Manuel Bartlett!

El mismísimo viejo zorro cuyo suplente es ni más ni menos que René Sánchez Juárez, hermano del multicitado Julio César Sánchez Juárez.

Así que ya se descubrió el verdadero fondo de “tan loable” gesto:

Se trata de usar la dizque Bolsa de Trabajo y las instalaciones y la infraestructura del ayuntamiento de Puebla, que encabeza el panista Eduardo Rivera Pérez, para que estas criaturas del señor ayuden a don Manuel a conseguir algunos votos de más, en su nueva aventura febril –febril, no senil- por las lides de la caótica, y corrupta, política local.

Como diría el clásico:

¡Qué asquerosidad es esto, ¿verdad?!

froccroc

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply