OHL y Marín: 11 instantáneas (rápidas) del contubernio

imagen-ohl

Un análisis con datos duros confirma el cochinero entre Autovías Concesionadas OHL, S.A. de C.V. y el tristemente célebre góber precioso:

1. El gobierno del estado, a cargo de Mario Marín, otorgó de forma ilegal a Autovías Concesionadas OHL, S.A. de C.V., la construcción, explotación, operación, conservación y mantenimiento del Libramiento Norte de la Ciudad de Puebla.

Se dice ilegal porque el entonces gobierno del Estado prescindió del procedimiento de licitación pública, no convocó al público interesado, ni realizó la junta de aclaraciones, donde diera respuesta a los cuestionamientos de los licitantes.

Tampoco hubo presentación, apertura y estudio de las ofertas o propuestas que permitieran determinar al más conveniente en cuanto al precio, calidad, financiamiento, oportunidad y demás circunstancias.

2.  Ni siquiera hubo una adjudicación directa, la concesionaria sólo realizó una petición al entonces gobernador del estado, y esté, sin valorar o determinar las mejores condiciones para la ciudadanía, la otorgó. Como un verdadero autócrata.

3. Tal parece que la concesión se otorgó en beneficio de Autovías Concesionadas OHL, S.A. de C.V.

Y es que en el Título de Concesión se establecieron diversas cláusulas en las que siempre se favoreció a  OHL.

4. A pesar de que la obra debió ejecutarse en 17 meses, a partir de que se otorgó, está nunca se realizó; es más, ni siquiera se inició.

5. No obstante ello, la concesionaria nunca se vería perjudicada.

Según el Título de Concesión, si la concesionaria se retrasaba en el programa de obra, o en la liberación del derecho de vía, el Estado otorgaría una prórroga por el equivalente al tiempo de retraso en el programa de obra o la liberación del derecho de vía.

6. Y no sólo eso, también se prorrogaría el término de la concesión por el tiempo que OHL tardará en recuperar la inversión total más el rendimiento convenido.

La concesionaria podría construir y operar el Libramiento Norte cuando –y como- quisiera.

7. El Título se modificó en dos ocasiones, siempre en beneficio, ¡claro!, de OHL.

Aún cuando originalmente se había convenido que la concesionaria liberaría el derecho de vía, esta obligación se modificó, o mejor, se trasladó al Gobierno del Estado, el 18 de junio del 2009.

8. Esta circunstancia a todas luces irregular originó el aumento de la aportación por parte de la concesionaria para liberar el derecho de vía de $ 470,000,000.00 (cuatrocientos setenta millones de pesos M.N) a $ 550,000,000.00 (quinientos cincuenta millones de pesos M.N).

Por ello, se acordó constituir un fideicomiso privado a cargo de la Concesionaria que aportaría los recursos hasta el límite establecido. El fideicomiso sería el medio para el pago de las indemnizaciones o contraprestaciones correspondientes.

Pero a este fideicomiso, OHL sólo aportó la cantidad de 200 mil pesos, es decir, ni siquiera el 10 por ciento de lo acordado.

9. Aunado a ello y ante los incumplimientos de la concesionaria, se les concedió empezar a construir la obra hasta que el Estado liberara y pusiera a su disposición por lo menos el 90 por ciento de la liberación del derecho de vía.

10. Indiscutiblemente, en entonces el gobierno del Estado estaba vendido a OHL, pues aún cuando sabía que no podía liberar el derecho de vía, asumió esa obligación.

No es de sabios, valga saber, que la expropiación de tierras ejidales es competencia de la Federación.

11. Y hubo mayores regalos, con un segundo modificatorio, el 8 de diciembre de 2010, asunto operado directamente por el entonces secretario de Gobernación, Valentín Meneses, que a la postre acabaría de empleado-asesor de OHL. ¿Cuánto se clavó el compadre de Marín nada más por este negocio?

Y es que no conformes con haber otorgado una concesión para la construcción, explotación, operación, conservación y mantenimiento del Libramiento Norte de la Ciudad de Puebla, de una longitud de 31.5 kilómetros, el gobierno precioso todavía les obsequió la construcción de ¡3.4 kilómetros más!

Esto hace evidente que el entonces gobierno del estado siempre hizo prevalecer los intereses de la concesionaria, sobre el interés colectivo.

12. Pero esto no termina, pues la concesionaria siempre evadió el lado económico.

Aún cuando se comprometió a otorgar una fianza a favor de la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado, por la cantidad de $ 57,990,000.00 (cincuenta y siete millones novecientos noventa mil pesos M.N.), equivalente al 3% del valor estimado de la inversión total, ésta nunca se otorgó.

¿Así o más claro?

Como diría el clásico: “¡Qué asquerosidad es esto!”.

Y todavía hay quien duda sobre la decisión del gobierno de Rafael Moreno Valle de quitarle a OHL la famosa concesión, cuando la verdad es que hasta se tardó.

***

fericlar1

Este domingo se realizó el “Encuentro por la Dignidad”, en la junta auxiliar de San Jerónimo Ocotitlán, en Acajete, en donde Eric Lara Martínez logró reunir a 12 mil personas de los 13 municipios del Distrito 7, con cabecera en Tepeaca.

Se trató de un acto de campaña con la finalidad de mostrar músculo y capacidad de convocatoria por parte de la estructura de Nueva Alianza. Y el resultado fue un éxito total.

A este se suman una serie de actos masivos realizados en mayo:

* 6 mil mujeres, en su mayoría amas de casa, en Tepeaca con motivo del festejo del 10 de mayo.

* 2 mil 500 mujeres en Amozoc.

* 2 mil mujeres en Acatzingo.

Esto es producto de una serie de factores, como el absoluto rechazo hacia el priísta Jesús Morales Flores, las divisiones al interior de los otros partidos políticos o la marginación de cuadros locales. Sin embargo, en el caso de Nueva Alianza la capacidad de convocatoria radica en un aspecto fundamental:

Desde un inicio de la campaña se definió claramente que la única forma de poder crear un corriente en el distrito era aglutinar a liderazgos de todos los partidos políticos que están cansados por la imposición, el abandono o la marginación.

Actualmente, en torno al maestro Eric Lara opera un movimiento social del Distrito 7 en el que participan presidentes auxiliares, comisariados, líderes políticos y sociales que simpatizan o militan en todos los partidos (PRI, PAN, PRD, PT, Verde), ex presidentes municipales de cinco municipios; organizaciones sociales, líderes tianguistas, maestros –incluso aquellos que antaño tenían diferencias políticas con el dirigente del SNTE- y organizaciones juveniles.

La percepción de fortaleza y posibilidad de triunfo que este movimiento logró permear en los 13 municipios lograron la adhesión natural de los principales grupos políticos de la región, que independientemente de las presiones que reciben de sus partidos o candidatos como Jesús Morales, están decididos a respaldar a Nueva Alianza.

El empuje de la campaña de Eric Lara, el respaldo obtenido en estos dos meses de campaña y los halagadores resultados de las encuestas levantadas por instrucciones de México, trajeron como consecuencia que a nivel nacional, la cúpula del CEN del SNTE y de Nueva Alianza ubiquen a Tepeaca como un distrito altamente prioritario ante la posibilidad real de que el líder magisterial pueda convertirse en el primer candidato de Nueva Alianza que gane una elección de mayoría relativa en la historia del partido.

Lo visto en Ocotitlán y otros municipios ha permitido convencer a electores indecisos, y sumar a muchos jóvenes y mujeres.

Y también está dando pie a la creación de un fenómeno notable de voto dividido: la mayoría de los simpatizantes de partidos apoyan a su candidato a la presidencia o senadores, pero para la diputación federal están trabajando directamente o apoyan la candidatura de Eric Lara.

Incluso, ya hay casas en las que se pueden observar lonas con imágenes, por ejemplo, de Enrique Peña Nieto o Andrés Manuel López Obrador, y junto otra de Eric Lara.

Interesante, ¿no?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply