Puebla según el Doing Business del Banco Mundial

ioki

Puebla se ubicó en el lugar 25 de 32 en el ranking general del Doing Business del Banco Mundial (BM), que mide la facilidad para hacer negocios y que es una referencia obligada para las grandes empresas a nivel global.

A diferencia de Colima, Aguascalientes y Guanajuato, que encabezan la tabla, la entidad poblana aún no ha sido capaz de crear las condiciones necesarias para atraer todas las inversiones que la sociedad quisiera.

No estamos como en Guerrero o Baja California Sur, con las peores condiciones relativas para la operación de las empresas, pero tampoco en el paraíso.

A casi año y medio del cambio de gobierno a nivel estatal y municipal, la calificación es más bien mediocre.

Si se revisa con cuidado el informe que será presentado por la SHCP y la Secretaría de Economía del gobierno federal, o al menos la versión que se puede consultar a través de http://espanol.doingbusiness.org/data/exploreeconomies/mexico/sub/puebla/, se ha avanzado en algunos rubros, pero en general el rezago en la materia persiste.

Puebla es el lugar 15 de 32 en apertura de negocios.

El 25 de 32 en manejo de permisos de construcción.

El 19 de 32 en registro de propiedades.

Y el 26 de 32 en cumplimiento de contratos.

Es decir: tiene posición de media tabla en dos de los subíndices (apertura de negocios y registro de propiedades), pero mala en el ranking general, donde –como hemos dicho- se coloca en el 25 de 32.

En ninguno de los cuatro rubros o pilares que toma en cuenta el BM, Puebla ocupa los primeros 10 lugares. Se hicieron mejoras administrativas, pero todavía falta mucho por hacer para colarse al top ten.

Según el indicador, que contiene información valiosa para la toma de decisiones, en el estado siguen siendo necesarios al menos 11 días para cumplir con siete diferentes trámites antes de abrir un negocio.

Dichos trámites son:

1. Obtener el permiso de uso de denominación o razón social por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

2. Notarización de la escritura constitutiva e inscripción de la sociedad en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

3. Inscripción de la escritura constitutiva en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado.

4. Obtener la licencia de funcionamiento.

5. Inscripción al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

6. Registro de la compañía para el Impuesto Sobre Nómina (ISN) en la Secretaria de Finanzas del Estado.

7. Inscripción al Sistema de Información Empresarial (SIEM).

De acuerdo con las estimaciones del reporte, el gasto que un empresario debe hacer para cumplir este auténtico viacrucis es de unos 9 mil 453 pesos en promedio –en Colima, el estado mejor calificado, tiene que erogar 11 mil 515 pesos-.

El Doing Business del BM es un resumen de los obstáculos burocráticos y legales que debe superar un emprendedor para constituir e inscribir una nueva empresa, además del tiempo y los costos de establecimiento que se asocian a estos trámites.

Examina los procedimientos, tiempo y costo implicados en el lanzamiento de una sociedad comercial o industrial de hasta 50 empleados que dispone de un capital inicial de 10 veces el ingreso nacional bruto (INB) de la economía.

Es un reflejo, por tanto, de las carencias y virtudes de un sistema.

Queda claro que en este asunto, por el momento, todo cambia pero no cambia.

Y que antes de empezar a pensar en nuevas posiciones de poder, secretarios como Pablo Rodríguez Regordosa y Antonio Gali Fayad, así como varios de los funcionarios del alcalde Eduardo Rivera Pérez, por mencionar sólo a algunos, tienen mucha, mucha tarea pendiente.

Aquí un comparativo del ranking nacional:

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply