El sueño (¿o la pesadilla?) de Édgar Salomón

fsalomon

“Cuando veas las barbas de tu vecino cortar…” Sí. Más valdría que el diputado priísta Édgar Salomón Escorza hiciera caso de la vieja –y muy conocida- sabiduría popular si es que no quiere verse envuelto pronto en un gran escándalo.

Y es que no son pocas las huellas que ha dejado en su afán de convertirse en el 2013 en el candidato del PRI a la presidencia municipal de San Martín Texmelucan.

Según dirigentes del PAN, que ya le pusieron marcaje personal, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del poder Legislativo poblano salió más chulo que bonito.

Obsesionado, convencido de que es la “revelación política” del sexenio y que por esa razón es intocable, está usando personal e infraestructura del Congreso del estado para ganar desde ahora voluntades para su proyecto político.

La misión es armar estructuras y conformar redes de apoyo en todo Texmelucan para que, en su momento, sea ungido como el candidato.

De ahí la entrega de miles de juguetes, los eventos deportivos, las reuniones de cada fin de semana… que no se pagan solas.

Pero ha sido tal su prisa, y desaseo, que ya llamó la atención de propios y extraños, sabedores de que tanto –digamos- activismo tiene su origen en el Palacio Legislativo ubicado en la 5 Poniente de la ciudad de Puebla.

Lo más curioso de todo es que Édgar Salomón presume que cuenta con el apoyo… ¡del gobernador de Puebla!, quien milita en un partido diferente al suyo.

Los que saben aseguran que, por eso, el joven legislador, mero títere de otro morenovallista consumado como es Javier López Zavala, ha echado toda la carne al asador, con las típicas actitudes de quien se cree –y se siente- sobre protegido por los dioses.

El único problema es que, en el camino, ha dejado demasiados rastros, suficientes evidencias, de lo que en su momento podría hacer que el sueño termine en una verdadera pesadilla.

¿Será?

***

Fuentes del CEN del PRI afirman que desde Puebla se ha desatado una especie de conjura contra el secretario particular del candidato ganador de la elección presidencial, Erwin Manuel Lino Zárate, quien ha servido lealmente a Enrique Peña Nieto desde sus tiempos de secretario de Finanzas del gobierno mexiquense.

Detrás de la intentona estarían algunos importantes “cuadros” del priísmo local, quienes vienen haciendo todo lo posible, y hasta lo imposible, por imponer al poblano Miguel Ángel Rivera Bretón como el sucesor de Lino Zárate.

Auténtico desconocido, sin una trayectoria clara dentro del partido, el empresario Rivera Bretón fue precandidato del PRI a diputado federal por el distrito 10 de San Pedro Cholula, y se dice “cercano, muy cercano” a Peña Nieto.

No cabe duda: todavía no llegan a Los Pinos y los priístas, que no niegan su ADN, ya se están matando por las posiciones.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply