Yunque: Perder el Gobierno y Perder el Partido

frmvmondra

En menos de tres horas, Rafael Moreno Valle mostró de qué es capaz cuando decide ir a la guerra: por un lado, confirmó lo que ya todo mundo sabía: que la única razón de ser del sumiso y vergonzoso poder Legislativo es servirle de tapete; y por el otro, sembró el terror, la duda y el desconcierto en una facción de El Yunque que ahora sí, en serio, vio cómo el control del PAN empezó a írsele de las manos, y con él el gran negocio de las plurinominales, los cargos meritorios, la nómina y las candidaturas “testimoniales”.

Dos tiros de precisión fueron suficientes para sacudir los cimientos de la nomenclatura panista: primero, el desplegado dirigido al presidente del CEN, Gustavo Madero, exigiéndole con todas sus letras el “relevo estatutario” del dirigente estatal en octubre, a través de una sesión de Consejo Estatal “en la que de manera libre y transparente, elegiremos a quien llevará las riendas del partido en el estado”; y el segundo, la famosa –y súper mega ultra polémica- iniciativa para aplazar de noviembre a febrero el inicio del proceso electoral de 2013, quitando así el candado impuesto por el yunquista Juan Manuel Oliva, titiritero de Juan Carlos Mondragón Quintana, para que éste lograra reelegirse un año más so pretexto la cercanía de los comicios.

Si algo ha distinguido a Moreno Valle es su capacidad para dar golpes contundentes, sorpresivos, inesperados. Desde el inicio de su sexenio, lo ha hecho en varios casos: Valle Fantástico, edificio El Heraldo, Aeropuerto, detenciones de marinistas, OHL, etcétera, por lo que sorprende que sus enemigos en el PAN no se le hayan anticipado esta vez, en esta coyuntura, en ese perfecto, milimétrico manejo del arte de lo impredecible no para derrotarlo, pero sí al menos para neutralizarlo.

Y es que la verdad ninguno de los panistas enfrentados con @RafaGobernador se esperaba el coscorrón legislativo y todos, sin excepción, fueron agarrados en curva.

Como todo Puebla sabe, la mañana de este lunes, de forma completamente imprevista, se presentó en el Congreso local una iniciativa para reformar el Código Electoral, misma que tras ser aprobada por la vía fast track por los serviles, indignos diputados (la curul dura tres años, la vergüenza toda la vida), implicó aplazar de noviembre de este 2012 a febrero próximo el inicio del proceso electoral de 2013.

La propuesta fue presentada por el diputado panista Antonio Vázquez, cercano al gobernador Rafael Moreno Valle.

De forma inédita, la iniciativa fue turnada a la Comisión de Gobernación que sesionó en privado y sin la presencia de su presidente, el panista Juan Carlos Espina, quien a través de Twitter denunció lo que desde ese momento se conoció como el albazo: “Me dicen q en algún lugar está sesionando la Com Gobernación @CongresoPue sin mi presencia y sin mi convocatoria. De qué se trata?”, dijo.

Espina es uno de los panistas cercanos al Yunque que ha venido apoyando con mayor vehemencia la permanencia de Juan Carlos Mondragón en la dirigencia estatal del PAN, a lo que obviamente se opone el gobernador Moreno Valle pues ello significa un obstáculo a sus intereses: imponer a sus candidatos, candidatos a modo, a las presidencias municipales y especialmente al Congreso del estado, un poder que no se puede dar el lujo de perder; y conformar una alianza electoral similar a la que a él lo llevó al poder en 2010 para impulsar a sus cuadros: Fernando Manzanilla, Amy Camacho, Antonio Gali, Jorge Aguilar, Patricia Leal, Blanca Jiménez, Néstor Gordillo, Roberto Grajales, etcétera, a cargos de elección popular.

El madruguete también fue denunciado por la diputada Ana María Jiménez, cercana al Yunque, quien escribió desde su cuenta de Twitter: “Increíble lo que pasa en el Congreso de Puebla, a las 8 entra iniciativa, a las 9 la dictaminan y a las 10 la aprueban @kmiret”.

Y así sucedió, tal cual. Y es que el meollo del asunto está en que hasta este lunes, el argumento del Yunque para impedir un cambio en la dirigencia estatal del PAN, era la inminencia del proceso electoral en Puebla para elegir presidentes municipales y diputados.

¿Qué fue lo que detonó la furia del gobernador? A finales de la pasada semana, el secretario general adjunto del CEN, Juan Manuel Oliva, estuvo en Puebla para señalar que Juan Carlos Mondragón se quedaría un año más como presidente del Comité Directivo Estatal del PAN por la cercanía de las elecciones de 2013.

Sin tomar parecer en Casa Puebla, ni siquiera para cuidar la forma, dijo que ello ya ha ocurrido en las dirigencias de Michoacán, Oaxaca, Zacatecas y Sinaloa, con sustento en la reforma estatutaria de 2008 cuando se autorizó al CEN para tomar este tipo de determinaciones.

Así que la iniciativa –bautizada en redes sociales como #LeyMondragón- aprobada en el Congreso para aplazar el arranque del proceso a febrero, deja prácticamente sin efecto ese argumento. Como diría Javier Lozano Alarcón, aliado de Moreno Valle y uno de los abajofirmantes del desplegado: “Desde el punto de vista jurídico, esto ya no tiene razón de ser”.

Desde el inicio, el objetivo de Moreno Valle fue impedir que Juan Carlos Mondragón lograra prorrogar por un año su gestión al frente del PAN. Y ello, según trascendió, se consiguió durante la maratónica sesión del CEN en la que se analizó el Caso Puebla.

La gestión de Mondragón concluirá en octubre y mientras tanto, se conformará una Comisión Especial que se encargará de conducir el proceso interno para encontrarle relevo, un eufemismo que adelanta un buen arreglo antes que un mal pleito entre el gobernador y El Yunque; en los hechos, la entrega paulatina del partido a Moreno Valle, ya sea a través de Blanca Jiménez Castillo u otro perfil menos morenovallista pero tampoco tan alejado del grupo en el poder, como podría ser Pablo Rodríguez Regordosa. Y es que en la óptica de Casa Puebla, cualquiera es bueno, menos Juan Carlos Mondragón, el gran perdedor de esta historia.

Por décadas, la ultraderecha enquistada en Acción Nacional vivió con la consigna de ganar el gobierno pero sin perder el partido.

Hoy, sin embargo, ha empezado a cumplirse su peor pesadilla, pues aunque le abrieron las puertas a Moreno Valle y lo hicieron su candidato, terminó por convertirse en su verdugo: el PAN no gobierna el estado, y ve cómo se le escurre como agua entre las manos el control del partido, dado que según las últimas cuentas, el morenovallismo ya consolidó una mayoría en el Consejo Estatal para imponer su voluntad a partir de noviembre.

Es decir: El Yunque perdió el gobierno y comenzó a perder el partido.

Peor, imposible.

***

La mañana de este martes, Rafael Moreno Valle y Eduardo Rivera Pérez ofrecen una rueda de prensa para presentar juntos, en el Salón de Usos Múltiples de Casa Puebla, los detalles de las Fiestas Patrias.

El gobernador y el alcalde son hoy por hoy los jefes de las dos facciones que se pelean a muerte el partido.

Ante las cámaras, habrán de sonreír y sobre todo cuidar las formas. Incluso, dentro del programa deberá estar contemplado tragar unos cuantos sapos sin hacer gestos.

Y luego dicen que Puebla no es barroca.

***

El secretario particular del presidente municipal, José Antonio Díaz García, festinó a través de su cuenta de Twitter (@diazgarcia2020) que durante la sesión, el CEN del PAN aprobó promover una acción de inconstitucionalidad contra la #LeyMondragón.

Fuentes cercanas a Casa Puebla, sin embargo, negaron la especie difundida por “El Mosco” y aseguraron que el tema no fue aprobado: únicamente se acordó que el asunto sea tema de análisis de la Comisión Especial que conducirá el proceso de elección de un nuevo dirigente estatal, misma que será Tripartita y por tanto quedó integrada de la siguiente forma: Gustavo Madero-Cecilia Romero, Juan Carlos Mondragón-Eduardo Rivera y Rafael Moreno Valle-Blanca Jiménez.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply