Humo Blanco en la BUAP (y en el TEE)

fbuapok

La mañana de este jueves, el Honorable Consejo Universitario de la BUAP llevará a cabo su Cuarta Sesión Extraordinaria de 2012.

Los integrantes del máximo órgano de gobierno de la institución se reunirán en el Salón Barroco del Edificio Carolino para desahogar básicamente tres puntos.

El primero tiene que ver con la aprobación para otorgar al pintor, dibujante, escritor, grabador, escultor e ilustrador mexicano José Luis Cuevas el grado de Doctor Honoris Causa, a propuesta de la Escuela de Artes.

El segundo está relacionado con el dictamen de la Comisión de Glosa respecto al Tercer Informe de Actividades del rector, el Dr. Enrique Agüera Ibáñez, celebrado el pasado 8 de octubre.

Y el tercero, con la presentación de la terna para la designación del nuevo Abogado General de la máxima casa de estudios del estado, luego que terminó el periodo de la maestra María Esther Gámez Rodríguez.

Es en este punto en particular donde la atención de la comunidad universitaria se centrará, dada la relevancia de la posición que está en juego.

Ayer mismo se supo que la terna que hoy se pondrá a consideración del Consejo Universitario está integrada por los siguientes personajes:

1. Alfredo Fernández Valverde.

2. Miriam Olga Ponce Gómez.

3. Eusebio Arnulfo Cordero Méndez.

De ellos saldrá el sucesor -o la sucesora- de Gámez Rodríguez, quien este mismo miércoles fue objeto de un merecido reconocimiento por parte de funcionarios, académicos y alumnos encabezados por Agüera Ibáñez.

Los momios señalan que la elección final estará entre los dos últimos, es decir, entre Miriam Olga Ponce Gómez y Eusebio Arnulfo Cordero Méndez.

Ella es maestra y doctora en Derecho con especialidad en Civil y Mercantil, y Defensora de los Derechos Universitarios de la BUAP.

Él, por su parte, es maestro en Gobierno, doctor en Administración Pública, docente de tiempo completo en la BUAP y desde 2011, ha sido regidor de Gobernación, Justicia y Seguridad Pública del ayuntamiento de Cuautlancingo.

No hay nada seguro, pero lo más probable es que, por su perfil, trayectoria y género, la decisión última del Consejo Universitario recaiga en Ponce Gómez, un relevo natural.

Pase lo que pase, sin embargo, no deja de llamar la atención lo que sucede con el rector de la máxima casa de estudios y su equipo de colaboradores.

A diferencia de otros grupos políticos, lo que prevalece al seno del agüerismo es la unidad y el cierre de filas.

Por increíble que parezca, incluso en la actual coyuntura, el interés general y el presente y futuro de la BUAP siguen estando por encima de los anhelos particulares, que por supuesto existen.

A pesar de que se sabe, y se sabe bien, que Enrique Agüera tiene muchas posibilidades de emigrar a una posición de carácter nacional a partir de diciembre próximo, la estabilidad y el orden siguen inamovibles en la institución.

Las pasiones, los humores y las lógicas ambiciones de los posibles sucesores no se han desbordado ni se desbordarán.

Hay, sí, liderazgo.

Y eso se nota.

Incluso en la designación por parte del Consejo Universitario del nuevo titular de la oficina del Abogado General.

***

Donde también, al parecer, hay humo blanco, es el Tribunal Electoral del Estado (TEE), decisión que este jueves tomarán los diputados del Congreso local reunidos en pleno, previa “línea” de Casa Puebla.

Hasta la noche de este miércoles, en la Comisión Especial Legislativa se manejaban tres nombres como los más fuertes candidatos a magistrados propietarios:

1. Francisco Javier de Unanue y Bretón.

2. Claudia Barbosa Rodríguez.

3. Ricardo Adrián Rodríguez Perdomo.

Todos, claro, vinculados directa o indirectamente al gobernador Rafael Moreno Valle, quien así terminará de hacerse del control del TEE, luego que ya hizo lo propio con el resto de los organismos “autónomos” de Puebla.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply