Moreno Valle y el Poder Judicial de Puebla

frmv

Este fin de semana trascendieron los nombres de tres de los cuatro nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia que esta misma semana serán electos por el Congreso del estado, en sustitución de María de los Ángeles Juárez Hernández, Blanca Louvier Díaz, Alfredo Mendoza García y Saúl Acosta Hernández, quienes se jubilarán.

Fuentes legislativas cercanas al proceso señalaron que la “línea” de Casa Puebla ya bajó y que pocos misterios habrá el próximo martes para los señores diputados.

El pasado jueves, el gobernador Rafael Moreno Valle cumplió con enviar las ternas correspondientes, pero sólo para cumplir con el protocolo legal, dado que desde hace semanas su dedo divino -¿cuál otro?- ya alumbró a los que serán ungidos.

Jared Albino Soriano Hernández será el sustituto de Saúl Acosta Hernández.

Francisco Sergio Ramírez Jiménez de Blanca Louvier Díaz.

Y Héctor Guillermo Bermúdez Tena de Alfredo Mendoza García.

(Sólo hay dudas sobre la identidad de la persona que entrará en lugar de la magistrada María de los Ángeles Juárez Hernández, misma que saldrá de la terna conformada por María Alicia Ortiz Márquez, Marcela Martínez Morales y Jacek L. Mier Arriaga).

El Judicial es el único –sí, el único- poder que el titular del Ejecutivo no controla del todo.

Sin embargo, con esta renovación de magistrados, y la que ya tuvo lugar en noviembre de 2011, con el relevo de Gerardo Villar Borja, María Loreto Elba Rojas Bruschetta, José Alejandro Fernando García Rosas y Leonardo Tecua Petla, Moreno Valle da un paso gigante para hacerse de los todos los hilos del TSJ.

Lo cual será reforzado con el envío, en breve, de una iniciativa para crear –ahora sí- el Consejo de la Judicatura, instancia que, en los hechos, servirá para que el gobernador supervise políticamente –y por tanto premie o castigue- el trabajo de los magistrados al modo de una contraloría interna.

Ya se sabe que Moreno Valle ya controla los órganos electorales (el Instituto y el Tribunal Electoral del Estado), el poder Legislativo, la Comisión de Derechos Humanos, la nueva Auditoría Superior del Estado, el PAN y la mayoría de los partidos políticos, y el resto de organismos “autónomos” o de carácter “independiente” que podrían generar equilibrios y contrapesos al enorme, inacabable, inabarcable poder que detenta.

En los siguientes días terminará de cerrar el círculo, apoderándose por completo del decadente y corrupto Tribunal Superior de Justicia y de la Comisión de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado (CAIP).

Con lo que prácticamente se garantiza lo que intentaron sus antecesores pero ninguno logró: tener el control de Puebla más allá de los seis años para los cuales fue electo constitucionalmente, un claro proyecto transexenal en el que su grupo compacto –la otrora Burbuja Morenovallista- tendrá un papel determinante, sobre todo en 2013, cuando su verdadero talante volverá a ponerse a prueba con el reto de mantener bajo su dominio el Congreso y los principales municipios del estado.

***

Este miércoles la ciudad de Puebla será sede de un importante foro sobre periodismo, crimen organizado y libertad de expresión.

En el evento #PeriodismoBajoAmenaza participarán ponentes nacionales e internacionales.

Entre ellos destacan:

Laura Borbolla Moreno, fiscal de Atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión.

Roberto Rock, director de El Universal y vicepresidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Rubí Blancas, de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.

David Fernández Dávalos, rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla.

De la misma forma, otros ponentes de este foro serán:

María Idalia Gómez, de la Unidad de Respuesta Rápida de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Óscar Castro, director del Instituto de Derechos Humanos “Ignacio Ellacuría, S.J.”.

Rodrigo Soberanes Santín, ex director de e-consulta Veracruz y colaborador de CNN México.

En el foro también se discutirá la situación del periodismo y la libertad de expresión en Puebla.

En esta mesa intervendrán los siguientes periodistas:

Jorge Rodríguez Corona, subdirector de El Sol de Puebla.

Arturo Luna Silva, director de Puebla Online.

Enrique Núñez, director de Intolerancia.

Fernando Alberto Crisanto, director de NG Puebla y conductor de Puebla TV.

Alejandro Mondragón, director de Status y Al Portador.

Y Rodolfo Ruiz, director de e-consulta.

El foro, totalmente abierto al público, tendrá como sede el auditorio del Tec de Monterrey.

Se desarrollará de las 8:45 a las 14:30 horas.

Hay que decir que #PeriodismoBajoAmenaza ha encontrado estupenda recepción y que incluso se han sumado organizaciones y ponentes que en principio no estaban considerados.

Entre ellos, el senador poblano y líder del grupo parlamentario del PRD en la Cámara Alta, Luis Miguel Barbosa Huerta, quien se integrará a la tercera mesa: “El periodismo bajo amenaza: el crimen organizado y la censura”.

Y Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.

periodismo

***

Mañana martes se efectuará en la Universidad Iberoamericana Campus Santa Fe de la ciudad de México la ceremonia de entrega del Premio Ibero Compromiso Social 2012.

Un poblano –teziuteco para más señas-, Víctor Manuel Bacre Parra, obtuvo mención honorífica por su trabajo en la organización “Tosepan Titataniske”, de la cual es integrante fundador, asesor y consejero.

***

Fue hace una semana que desde la presidencia nacional del PRI se ordenó la renuncia de Fernando Morales Martínez a la dirigencia estatal en Puebla.

Pedro Joaquín Coldwell dejó de meter las manos por el hijo de su gran amigo, el ex gobernador Melquiades Morales Flores, lo único que lo sostenía en el cargo.

Cuentan que el “Curso propedéutico de capacitación ideológica” que Morales Martínez impuso a los aspirantes a presidentes municipales y diputados locales, y que el dirigente se inventó sin permiso del CEN, fue la gota que derramó el vaso.

Hasta hace poco, Coldwell solía justificar y defender las decisiones de Fernando, e incluso se hacía pato sobre la conocida y muy sumisa relación que éste mantenía con el gobernador Moreno Valle.

Pero de repente dejó de hacerlo y prestó oídos a las múltiples quejas que priístas poblanos le llevaron sobre la situación del tricolor en la entidad.

De hecho, ya no le tomó el teléfono y desde luego ya no lo recibió en sus oficinas del CEN. Una breve pero contundente llamada de Jorge Márquez, secretario de Organización, le indicó que era momento de presentar su renuncia.

Su relevo se decidirá a mediados o finales de diciembre, ya cuando Enrique Peña Nieto se haya terminado se sentar en Los Pinos y el PRI nacional tenga nuevo líder o lideresa: la ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, o el ex mandatario mexiquense, César Camacho Quirós.

El nombre de Germán Sierra sigue sonando fuerte en el Comité Ejecutivo Nacional, aunque no hay nada seguro.

Mientras tanto, ciertamente Fernando Morales Martínez encontrará un espacio en el nuevo gobierno federal.

Pero sólo gracias al diputado federal Manlio Fabio Beltrones y sobre todo a Melquiades Morales Flores, el único que, como buen padre, verdaderamente aboga y mete las manos al fuego por él, a pesar de que Fernando no siempre se expresa bien de él.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply