El TEPJF, RMV y Gali: la estocada al PRI

foto-lider

El último clavo en el ataúd del PRI de Puebla fue colocado este jueves por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Y es que tanto el gobernador Rafael Moreno Valle como el ex secretario de Infraestructura y presidente municipal electo de Puebla, Tony Gali Fayad, fueron exonerados de la denuncia presentada por la coalición 5 de Mayo por supuestos actos anticipados de campaña mediante la colocación de 153 anuncios espectaculares de la revista “Líder”.

Ni esa última batalla pudieron ganar el dirigente estatal y el delegado del CEN del PRI, Pablo Fernández del Campo y Fernando Moreno Peña, quienes no conformes con haber hecho el ridículo en las urnas el pasado 7 de julio, ahora tienen que tragar otro sapo, esta vez el sapo de la derrota ante el máximo tribunal electoral del país, y sin hacer gestos.

De acuerdo con la resolución del expediente SDF-JRC-040/2013, que a continuación se presenta íntegra, el TEPJF desestimó los motivos de queja de la alianza PRI-PVEM, en esencia, por tratarse de simples repeticiones de agravios que no atacaron lo que ya había resuelto el Tribunal Electoral del Estado (TEE): es decir, que ni Moreno Valle ni Tony Gali cometieron actos fuera de la ley que pudieran considerarse como parte de una campaña adelantada que pudo haber hecho inequitativa la contienda de este 2013.

Cuentan que la resolución dictada por los magistrados Janine M. Otálora Malassis, Armando I. Maitret Hernández y Héctor Romero Bolaños, mediante el secretario general de acuerdos, Jesús Armando Pérez González, cayó como patada al hígado especialmente a Moreno Peña, quien desde su escondite (prácticamente no sale de debajo de su cama desde que perdió los comicios) tenía el anhelo de ahora sí, por fin, ganarle una –aunque sea una, por Dios- al gobernador de Puebla.

Pero no. Lo que recibió fue la estocada.

Según el TEPJF, y cito textual, “los anuncios denunciados no pueden ser considerados como propaganda electoral, toda vez que se realizaron como una actividad complementaria al ejercicio de la libertad de expresión, y corresponde a la promoción y difusión de la revista que es visible en el sitio de internet: www.liderpuebla.com y de su edición especial con motivo de la entrevista realizada en el ejercicio pleno del derecho de libertad de expresión”.

Y todavía más: el Tribunal Federal señaló que “las constancias de autos denotan que no se acreditan los extremos que la misma determina para tipificar un acto anticipado de campaña, ya que:

1. De la naturaleza de los hechos denunciados se desprende que la documentación denunciada como ilícita, no constituye propaganda electoral, sino publicidad comercial.

“2. No se acreditan los elementos necesarios para configurar una conducta ilícita, ya que la difusión de la revista “Líder” se suscitó en un contexto distinto al de un proceso comicial, es decir, sin ánimo de resaltar a una opción política, a un candidato o una propuesta de gobierno, y:

“3. Las imágenes motivo de la denuncia surgieron por cuestiones circunstanciales vinculadas con un ejercicio periodístico protegido por las libertades de prensa y expresión. En ese sentido, al estar involucrados voluntades ajenas a las de los funcionaros denunciados, éstos últimos no podrían tener responsabilidad en cuanto a sus efectos ante la presentación de los escritos de deslinde”.

Así que no hay delito que perseguir, por más que los –pésimos- abogados del PRI habían afirmado lo contrario.

Ahora sólo falta que el delegado Moreno Peña cite hoy mismo a una de sus -muy divertidas- ruedas de prensa para denunciar que la Sala Regional del TEPJF y sus integrantes son parte de la “elección de Estado” que, según él, arrolló al PRI poblano propinándole una de las peores derrotas en toda, toda su historia.

¿O se va a quedar callado?

Hete aquí la resolución completa que exoneró al gobernador Moreno Valle y sobre todo al alcalde electo Tony Gali:

ARCHIVO SENTENCIA

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply