Así pasa cuando sucede

foto-congreso

La pelea –que eso es ya: una pelea- por la futura presidencia de la Junta de Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso de Puebla, podría tener un desenlace muy distinto al que muchos suponen.

Y no será terso.

Por principio de cuentas, ha trascendido que la línea que se empieza a bajar entre los diputados de la megacoalición que resultaron electos el pasado 7 de julio, es que no habrá un grupo parlamentario de Puebla Unida como tal y por lo tanto no habrá un coordinador de una bancada que sencillamente no existirá.

La indicación –que ya empezó a permear- es que cada partido tendrá su propio coordinador.

Y todavía más: los legisladores del PAN, PRD, Nueva Alianza y Compromiso por Puebla serán libres de elegirlo.

Aunque con un pequeño gran detalle: el coordinador debe ser forzosamente un diputado electo por mayoría relativa, no por la vía plurinominal.

Lo cual en otras palabras llevaría dedicatoria para el ex secretario General de Gobierno, coordinador de la campaña de Tony Gali y futuro legislador de representación proporcional, Fernando Manzanilla Prieto, quien así quedaría fuera de la jugada.

Fuera, a pesar de los supuestos acuerdos de facilitarle las cosas para encabezar el poder Legislativo.

¿En quién están pensando para la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política?

Quién sabe, pero cuentan que en los últimos días se ha visto muy, pero muy sonriente a Jorge Aguilar Chedraui, el ex secretario de Salud del gobierno morenovallista y quien el pasado 7 de julio se sometió a la prueba de las urnas y la aprobó con mención honorífica.

No es un complot contra Manzanilla, pero cómo se le parece.

Ahora sí que como diría el célebre filósofo de Güémez:

Así pasa cuando sucede.

O: aquí solo hay de dos sopas, y la de fideo ya se terminó.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply