Rafael Moreno Valle y la CONAGO

imagen-conago

Será este martes, en Mazatlán, Sinaloa, cuando Rafael Moreno Valle asuma por fin la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores, en sustitución de Mario López Valdez.

El arribo del mandatario de Puebla al liderazgo de la CONAGO no es menor y coincide con un tiempo histórico fundamental para México y con el momento político más importante en su fulgurante carrera.

Moreno Valle no sólo consigue lo que ninguno de sus antecesores poblanos desde que la CONAGO existe: llegar a la presidencia de la Conferencia y colocarse verdaderamente en las grandes ligas de la política nacional, sino además, asumir un liderazgo de facto al interior de una organización sui géneris que sin embargo, en los hechos, sirve de contrapeso al ya de por sí acotado poder presidencial para lograr un mayor equilibrio y una mejor distribución de las potestades que corresponden a los órdenes de gobierno federal y estatales.

Como actor que busca edificar un proyecto que trascienda la gubernatura de Puebla, la oportunidad no podría haber llegado a Moreno Valle en mejor momento: 1) al inicio prácticamente del sexenio de Enrique Peña Nieto, un presidente dispuesto a arriesgar su capital con una serie de reformas estructurales que le urgen a la nación, pero necesitado del apoyo de los gobernadores, diputados y senadores de todos los partidos; 2) en medio de la peor crisis del PAN, un proyecto de poder fallido y en busca de nuevos liderazgos que lo resuciten; y 3) cuando Moreno Valle se ha confirmado –y autoafirmado- como un mandatario fuerte, con todos los hilos del poder local en las manos, y con perfil de ganador, como quedó más que claro en los comicios del pasado 7 de julio.

De que hay vida después de Elba Esther Gordillo, el gobernador poblano es la mejor muestra, pues a diferencia del escenario funesto que muchos le auguraban tras la escandalosa detención de la ex lideresa del SNTE, hoy Moreno Valle goza de cabal salud y no sólo eso: desde la CONAGO, sin duda, se convertirá en un protagonista de las grandes decisiones del país y, por si fuera poco, en un aliado clave de Peña Nieto para sacar adelante las dos reformas más importantes –energética y fiscal- que contempla el denominado Pacto por México.

Nadie está diciendo -ni pensando- que las reformas del presidente vayan a depender exclusivamente del gobernador de Puebla, lo cual sería un despropósito en toda regla; no obstante, sí será sumamente importante la operación política y la interlocución que Moreno Valle llegue a lograr con los gobernadores no sólo de su partido, el PAN, sino también con los mandatarios y líderes del bloque de izquierda, con quienes tiene una estupenda relación, como este mismo lunes quedó demostrado cuando acudió como invitado especial a la inauguración de la III Reunión Plenaria de los senadores del PRD, el mismo día que el sol azteca presentó oficialmente su propia propuesta de reforma energética.

foto-rmv-con-lideres-prd

La foto con el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera; el dirigente nacional perredista, Jesús Zambrano, y el jefe de los senadores del sol azteca, el poblano Luis Miguel Barbosa Huerta, muy cercano a Casa Puebla, así como otros referentes de la izquierda, como Dolores Padierna, Manuel Camacho Solís –ligado fuertemente al padre del mandatario poblano- y Alejandro Encinas, entre otros, no es casual.

Y es que tal es, entre otros, el verdadero valor del gobernador Moreno Valle en estos momentos desde –y para- la CONAGO: su enorme, increíble capacidad para crear nexos, mantener puentes de diálogo y llegar a acuerdos con prácticamente todos los actores de la vida política nacional, incluyendo no pocos priístas, como el todo poderoso secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, con quien hace unos días se reunió en privado en la ciudad de México, una reunión clave para el futuro de Puebla.

foto-con-luis-videgaray

Si a todo eso se le añade el liderazgo que desde hace varios meses ha venido asumiendo en el día a día dentro de su partido, en especial con los gobernadores emanados de las filas del blanquiazul, ante la profunda crisis que sufre el panismo nacional ante la pérdida no sólo del poder federal, sino de militancia, rumbo, congruencia e ideales, entonces el papel de Moreno Valle al mando de la CONAGO luce todavía más relevante de lo que los observadores y sus críticos –atentos a cualquier resbalón por mínimo que sea- pueden atribuirle.

foto-rmv-con-panistas

Conociéndolo, Moreno Valle, pues, está listo para que a partir de este 20 de agosto su periodo en la presidencia de la Confederación Nacional de Gobernadores no sea como la del ave que a su paso no deja huella: será proactivo, progresivo y pragmático, un promotor de acuerdos y consensos, con olfato, visión y pasión; en otras palabras: el animal político, con aciertos y errores, que nunca ha dejado de ser y que lo ha llevado a estar donde está, le guste a quien le guste, le pese a quien le pese.

Por cierto, tan importante es el relevo en la CONAGO, que el presidente Enrique Peña Nieto estará presente durante la XLV Reunión Plenaria Abierta de la Conferencia Nacional de Gobernadores durante la cual se dará el arribo a la presidencia de la misma de Moreno Valle, quien a su vez tendrá como invitado especial al presidente municipal electo de Puebla, Tony Gali Fayad, entre otros personajes cercanos, muy cercanos al morenovallismo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply