El Guiño de Gali (y otros trascendidos azules)

Que cejas levantadas y signos de interrogación dejó en su partido la diputada panista Ana María Jiménez la pasada semana al votar a favor, junto con los priístas Ernesto Leyva, Gerardo Mejía y Lauro Sánchez, entre otros, de la propuesta para obligar a los partidos políticos a distribuir las planillas de los candidatos a presidentes municipales en un 60/40 entre hombres y mujeres –que finalmente se quedó como ya estaba: 70/30-.

Pero más al conocerse las palabras que la legisladora dijo al seno de las comisiones unidas de Gobernación y Equidad de Género, donde se quejó amargamente de su dirigente estatal, Rafael Micalco Méndez.
“Nunca pensé estar de acuerdo con el diputado Mejía, pero cuando se trata de hacer el bien, no importa de donde venga”.

“Yo llegué por el tema de cuota”.

“Mi presidente (Micalco) no me ha apoyado”.

“Es injusto que nosotras presentamos unas iniciativas y no se dictaminaron, y llega ésta y se aprueba en 10 días”, fueron algunas de las frases de Ana María Jiménez.

¿Qué agravios sin superar arrastra la diputada?

¿Qué le hizo el dirigente del PAN?

¿Por qué la queja?

¿Será que Micalco podrá revelarlo algún día?

***

Que ya casi se va de la dirigencia municipal del PAN, pero sus enemigos, que no son pocos, no han terminado de dejar en paz a Gerardo Maldonado Balvanera.

Desde la pasada semana empezó a circular información aparentemente dañina en su contra, relacionada con un presunto mal uso de las cuotas que los funcionarios del ayuntamiento de Puebla aportan a su partido y que mensualmente sumarían 220 mil pesos.

Según la denuncia, Maldonado se ha negado a mostrar los estados de cuenta del fondo de Banorte a donde va a parar ese dinero y mucho menos a transparentar los gastos realizados durante su gestión al frente del PAN.

¿Será?

***

Que si bien está en sus planes solicitar su afiliación al PAN, Tony Gali Fayad aún no decide cuál es el mejor momento para hacerlo.

Bajo análisis se encuentra presentar la correspondiente solicitud una vez que haya asumido la presidencia municipal de Puebla.

Mientras tanto, aunque pasó un tanto desapercibido, el edil electo envió un guiño a la militancia azul el pasado 10 de octubre, con la asistencia de su esposa, la señora Dinorah López de Gali, al denominado “Café Político” del PAN municipal, donde fue oradora principal.

foto-dinorah-lopez-de-gali

Tony Gali presente llegar a Palacio Municipal como alcalde ciudadano, producto de una megalianza donde distintas y diversas fuerzas políticas se sumaron para apoyar el proyecto, pero si las circunstancias cambian, no será extraño verlo formalmente como miembro de Acción Nacional, con los derechos y obligaciones que ello conlleva.

Aunque, eso sí, no hay ninguna prisa.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply