DELEGADOS FEDERALES: EL MENOSPRECIO POR LAS REDES SOCIALES

imagen-1-twitter

Hace unas semanas se dio a conocer que el estudio de Twiplomacy 2014 colocó a Enrique Peña Nieto, presidente de México, en el tercer lugar entre los líderes de América Latina con más seguidores en Twitter, con 2.5 millones; tan sólo por debajo de Cristina Fernández de Kirchner, su homóloga en Argentina (2.9 millones de followers), y de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia (2.8 millones de seguidores).

Desde 2011, cuando era candidato a la presidencia sus números en la red social crecieron más que el de sus contrincantes. En la tercera semana del mes de diciembre de aquel año, se reportó que Peña Nieto incrementó alrededor de 40 mil la cantidad de seguidores. De ahí en adelante este rubro no dejó de ascender.

Sin embargo, el ejemplo del Ejecutivo federal no ha permeado en los delegados de nuestro estado, que muestran, salvo contadas excepciones, un profundo desdén a la comunicación a través del microblogging, con cuentas abandonadas o, de plano, inexistentes. Un reflejo más de la profunda crisis de comunicación que viven los representantes del gobierno de la República en Puebla, caracterizados hasta hoy –mayoritariamente- por la ineficiencia, la omisión y, en casos graves, como el de Lorenzo Rivera, de la SEDATU, las corruptelas.

Un análisis de los encargados de las 31 delegaciones más representativas revela que sólo 10 tienen cuenta abierta en Twitter, de los cuales cuatro cuentan con menos de 600 seguidores; en tanto, los demás oscilan entre los mil y 2 mil 700. Destaca Juan de Dios Bravo, delegado de Liconsa que registra 14 mil 424.

María Isabel Merlo Talavera, de la Procuraduría Agraria (PA), y Daniela Migoya Mastretta, de Semarnat, también resaltan de la lista. La primera registra 529 seguidores, sin embargo en su perfil sólo informa que es diputada federal.

Migoya, por su parte, sí que es todo un caso: en el perfil señala que es Delegada Federal de la Semarnat, no obstante, el nombre de usuario refiere a la dependencia, es decir, como si se tratase de una oferta, hizo un dos por uno, aunque no le ha dado seguimiento, pues la última actividad de la cuanta es de hace un año, 5 de julio de 2013.

imagen-2-twitter-n

Ahora bien, Nancy de la Sierra, delegada en Puebla de Oportunidades; Alma Lucía Arzaluz, de la Profepa, así como Isabel Merlo, de la PA, forman la lista de funcionarios federales con cuenta personal en Twiitter, pero inexistente para su dependencia.

tabla-2

imagen-3-twitter1

Del universo de 31 dependencias analizadas, sólo 17 tienen cuenta en la red social de los 140 caracteres y siete de estas, su titular se encuentra ausente del microblogging.

Sin embargo en cuatro es evidente el abandono. El INAH y la CDI dejaron de usar la red social en 2012, el último tuit de la primera cuenta data de marzo de ese año, mientras que la del Desarrollo de los Pueblos Indígenas es de noviembre.

SEDATU, del inefable Lorenzo Rivera –el mismo que ha basado su “estrategia” de comunicación en repartir botellas de alcohol a representantes de medios de comunicación-, también registra un receso que pronto cumplirá el año, toda vez que su timeline llega hasta agosto de 2013.

El mismo camino podría seguir la delegación federal de la Secretaría de Economía, cuando se aprecia que hay una suspensión de las actividades en su cuenta desde marzo de este año.

Cabe destacar la cuenta @calbicker2011 de Semarnat, que quedó en el abandono en 2011, pero que a través de la cuenta de Migoya (@SemarnatPue), su titular, intentó continuar en el mundo de las redes sociales.

En cuanto a seguidores, Liconsa se lleva las palmas con más de 5 mil 700 seguidores, atrás de esta, un muy alejado segundo lugar que ocupa la Profeco con más de 2 mill.

Contrario a los anteriores, está Banobras con apenas ¡14 seguidores!, pero hay que señalar que cinco más no llegan al centenar y otras en igual número, reportan menos de mil followers.

tabla-1

Finalmente, estas son las 11 delegaciones que desdeñan Twitter, con base a 31 analizadas:

tabla-3

Y luego se quejan de que el presidente Enrique Peña Nieto es reprobado por más del 70% de los poblanos.

Delegados mediocres para un gobierno mediocre.

Delegados que además, increíble y absurdamente, no hacen uso del espacio público por excelencia del siglo XXI, esa moderna ágora de información, comunicación, deliberación y confrontación: las redes sociales.

¿Así o más patéticos?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply