MUJER POLICIA: DESMONTANDO LA FARSA DE LA “BALA DE GOMA”

Un testimonio clave para esclarecer el caso Chalchihuapan y sobre todo la desafortunada muerte de José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, es el de Adriana García Tagle, elemento de la Policía Estatal Preventiva que estuvo presente durante el operativo de desalojo del pasado 9 de julio en la autopista Puebla-Atlixco, resultando lesionada como otros 48 de sus compañeros y quedando medio sorda debido a los estallidos de los “cuetes” con que los manifestantes agredieron a los uniformados. Ofrecida desde la cama de un hospital, donde convalece, su versión es importante no sólo por la puntual descripción que realiza de lo que pasó en la refriega entre habitantes y policías, sino porque desmonta -de principio a fin- la peregrina versión que los valientes “guerrilleros” de las redes sociales han venido manejando con profusión, es decir, que fue una “bala de goma” la que causó el deceso del menor de edad.

La mujer policía da varios elementos que no pueden ni deben soslayarse para hacer un juicio más o menos equilibrado: dice que los habitantes de Chalchihuapan “triplicaban” a las fuerzas de seguridad; advierte que “se juntó mucho niño vándalo”; cuenta que “les dijimos que se retiraran del lugar pero ellos nos empezaban a agredir con lo que tuvieran y de hecho ellos ya estaba preparados, ya tenían montones de piedras, de ladrillos, de envases, de palos, nos aventaban con los resortes, con las hondas…”; revela que los quejosos pusieron prácticamente como escudos humanos “a los niños y a los ancianos”, y subraya que fueron “cohetones” –o “cuetes”- lanzados por los vecinos mediante tubos de PVC, las principales “armas” utilizadas en el lugar de los hechos, las mismas que terminaron por herir de gravedad a José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, lo mismo que a varios elementos policiacos.

Relata Adriana García Tagle que, en su caso, los habitantes “agarraron un tubo como de este tamaño de PVC como de este grosor, metieron el cohetón, le prendieron y con esa misma le dieron dirección, nos apuntaron, pegó, entró y le destrozó el casco al compañero de junto y a mí me estrelló, obviamente recibo el impacto y siento un ardor, una calor y un zumbido que sentí que la cabeza me estallaba en dos, cae mi compañero y trato de jalarlo…”.

Y hasta donde se sabe, las balas de goma, por más grandes que sean, no causan ningún estruendo como el que ella describe, ni calor ni zumbido, y menos son capaces de romper, como rompieron, los cascos de los policías. Es claro, como dicen los peritajes de la PGJ, que el uso de objetos contundentes explosivos –es decir, “cuetes”- fue la constante y que ello provocó el peor de los escenarios: la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, de la cual se sigue lucrando política y mediáticamente como si hacerlo fuera algo divertido.

Desatados los demonios, y la sed de venganza de La Liga de la Justicia, cualquier teoría o versión sobre el caso Chalchihuapan, por más descabellada que sea, es buena para ganar clientela o audiencia, cultivar el ego -de por sí robusto-, ajustar cuentas con el “tirano” y para pasar como los “campeones” de la libertad de expresión; las “octavas maravillas” del periodismo.

Toda aquella información que provenga de las “demoniacas” fuentes gubernamentales es descalificada en automático, como si solo existiera una verdad, “su verdad”. Si esas versiones, las “oficiales”, no coinciden con lo que ellos y ellas piensan, con sus historias y sesudas reflexiones e “investigaciones”, con “su realidad”, peor para la realidad.

Es un juego (maniqueo) de nunca acabar y parte del circo en que han convertido lo que, en el fondo, es una tragedia.

El testimonio de esta mujer policía seguramente será ignorado –o minimizado o descalificado- por los dueños de la verdad absoluta, las “chuchas cuereras” del caso Chalchihuapan, el Club de La Conjura de los Necios –ayer enemigos; hoy, sí, hermanos de sangre, militantes de la misma causa, soldados del mismo ejército en guerra contra el gobernador Rafael Moreno Valle-.

Pero sin duda vale la pena por lo menos revisarlo con atención para tener más elementos que permitan llegar a conocer lo que realmente pasó el 9 de julio, un día fatídico desde cualquier punto de vista y un hecho terrible que debe esclarecerse sí o sí, por el bien de la salud pública de Puebla.

***

foto-mujer-policia

Esta es la versión completa, sin correcciones, de la entrevista ofrecida por Adriana García Tagle:

-Ahora yo te voy a entrevistar, yo soy de casa, quiero que sepas algo: yo estuve en ese lugar, yo estuve ahí en el desbloqueo, vi lo que paso me tocaron también los gases entiendo lo que viviste, te vimos en la ambulancia y la idea es mostrar que nosotros también somos humanos, que ustedes son sensibles y que estas cumpliendo con tu trabajo.

Sí, no soy como dice la gente, no soy robot.

-Exactamente no eres un robot, Adriana quisiera que me platiques que es lo que paso y tú que sentiste en ese momento, tú estabas cumpliendo con tu función, tú estabas cumpliendo con tu trabajo ¿Qué pensaste y que sentiste?

Pues cuando vi, cuando se juntó la gente y vi toda la gente y dije nos duplican, nos triplican porque supuestamente era un pueblo y cuando nos dimos cuenta ya eran como dos o tres pueblos juntos más aparte llego más gente de lejos y se juntó mucho niño vándalo y a parte se esperaron a que salieran los de las escuelas y entonces cuando nosotros vimos eso dijimos nos duplican, se siente impotencia porque te agreden sin que tú los empieces a agredir lo único que les dijimos es que se retiraran del lugar pero ellos nos empezaban a agredir con lo que tuvieran y de hecho ellos ya estaba preparados, ya tenían montones de piedras, de ladrillos, de envases, de palos, nos aventaban con los resortes, con las hondas, a mí me cayeron no nada más a mí a todos los compañeros pero a mí me cayó en la pierna, en la rodilla, me cayó una grandísima entonces pues si es molesto que te agredan si no haces nada, nada más por cumplir tu trabajo porque lo que estabas haciendo un delito y nadie está por encima de la ley nadie ni yo entonces nada más se cumple con lo que se tiene que cumplir por eso están las leyes por eso esta muchas cosas y se siente mucha impotencia porque después de que sales lesionado todavía la gente todavía se ríe y no te puedes mover por ti mismo yo no entiendo porque la gente primero pone a los niños, primero pone a los niños, a los ancianos y a las mujeres y los hombre atrás o sea por qué agredir primero si saben que uno no les va a hacer nada porque ahora se quejan de que hay lesionados también nosotros salimos lesionados y creo que hubo más compañeros lesionados que gente del mismo pueblo y además nosotros no aventamos cohetones, nosotros aventamos lo que nos dan porque por eso nos dan equipo, nos dieron el equipo ese para dispersar a la gente que del cual creo que todo mundo ingirió porque también yo lo ingerí, cual es el problema y porque hacer o agredir nada más así a mí me lanzaban el cohetón a una compañero también no nada más a mí a todos nos lanzaron se rompieron cascos, se rompieron escudos a mi compañero de junto se le deshizo el casco, a mí me estallo, de este lado no escucho, se siente una impotencia porque no te puedes mover por ti misma y nada más porque el presidente municipal reúnen a la gente y no les explica, no les dice.

-Adriana tú contabas hace rato que escuchaste el cuete que te paso junto, que te destruyo el casco, ¿cómo fue ese momento que te doblaste?

Se siente fatal, estábamos en una formación digo los compañeros cuando en ese momento agarran un tubo como de este tamaño de pvc como de este grosor metieron el cohetón le prendieron y con esa misma le dan dirección, nos apuntan pega, entra y le destroza el casco al compañero de junto y a mí me estrella obviamente recibo el impacto y siento un ardor, una calor y un zumbido que sentí que la cabeza me estallaba en dos, cae mi compañero y trato de jalarlo, lo jalo lo logro sacar cuando lo saque de ahí ya no aguante porque lanzaron otro y estallo justo donde estaba yo y lo que hice fue que me agarraron y me quitaron al compañero para ayudarlo a bajar y a mime ayudaron otros compañeros que les agradezco infinitamente porque me ayudaron y me bajaron los compañeros y estuvo conmigo un oficial que se llama Barroso y me estuvo apoyando en la ambulancia y él estuvo ahí y se siente muy feo, se siente muy feo porque la cabeza te estalla se siente muy feo, muy feo y mucha impotencia, mucha impotencia porque yo no les hice nada yo nada más fui a cumplir una orden eso fue todo porque yo estoy a ordenes nada más.

-Oye Adriana no fue una manifestación normal digo tú hablas de una gente preparada en otros casos la situación es muy distinta ¿Cómo fue, como sientes tu a esa gente que participo?

Ya estaba preparada yo creo estaba capacitada desde el momento en que tiene ya montones de piedras, palos, varillas, bombas, las gomas esas que nos aventaron porque las ponían en los proyectiles y las aventaban ósea desde el momento en que te avientan hasta pañales digo es porque están creo más que capacitados, estaban ya muy muy preparados y de hecho yo creo ya sabían lo que iban a hacer porque nosotros llegamos nada más a tranquilizar pero ellos ya estaba preparadísimos tenían las jondas y nos aventaban con los charpes, estaba muy bien preparados y muy bien equipados, las botellas tenían hasta líquido a mí me cayeron varias y a mis compañeros igual a mí de hecho los cristalitos todavía tengo las marquitas me cayeron en todo el cuerpo una así de este tamaño en la rodilla que no estaban preparados claro que estaban preparados y ya sabían o que se iba a hacer a lo mejor claro que sí que se les salió también de control a ellos por su puesto porque me imagino que nunca pensaron que se iba a reunir tanta gente y tanto niño vándalo y siempre he dicho lo mismo porque esperar a que salgan los de las escuelas porque meter a los niños si son adultos pues que se pongan los adultos porque jalar a gente inocente y después cuando pasan las cosas o cuando sucede ya empiezan a llorar yo también soy ser humano, yo también siento, yo también tengo familia que mantener no nada más ellos no soy un robot como mucha gente nos cataloga somos seres humanos todos somos seres humanos nada más que cada quien tiene un oficio así como hay ingenieros, arquitectos, abogados también nosotros y en la corporación hay mucha gente capacitada mucha, mucha gente capacitada y preparada no somos la policía que mucha gente cree también tenemos estudios tenemos preparación y nos cuesta más porque somos personas que estamos grandes y que tras de eso todavía tenemos que ir a trabajar y todavía seguir preparándonos para que para ser mejores policías y mejore elementos el día de mañana todos mis compañeros son iguales, todos lucha por lo mismo por eso son policías, por eso somos policías porque nos gusta nuestro oficio y nos gusta cuidar a la gente no cualquiera cuida, no cualquiera se desvela y no cualquiera anda patrullando y no a cualquiera le hacen una llamada de auxilio y dicen hay es que el policía llega al último, no, es que ustedes tiene la culpa también si no denuncian, como quieren que uno los ayude si cuando uno agarra al delincuente ustedes mimos lo sueltan porque no hacen la denuncia y ese ya no es mi problema, pero si defiendo al policía porque yo soy policía y yo vivo de ahí y hay muchos compañeros si no muy bien capacitados si tenemos estudios, si tenemos preparación y nos gusta seguirnos capacitando y queremos que cambie y que día de mañana que la policía toda la gente la reconozca como lo que es como policía y no como payasos porque no somos payasos de nadie y así nos tratan y creen que somos superiores a ello y no cierto todos somos iguales.

-Precisamente de ese momento tú como policía, tú ibas a ayudar, tu ibas a resguardar una vialidad había gente que estaba atrapada, había trayectos de hospitales que no se podían hacer, tú ibas a ayudar a la gente a cuidar a la gente y ellos iban a atacar eran objetivos diferentes ¿Qué piensas de eso?

Su objetivo es totalmente diferente al de nosotros, nosotros es cuidar y establecer el orden nada más y ellos su objetivo fue hacernos papilla total así tal cual a que no quedara nadie del policía, digo yo vi como aventaron a compañeros como los empujaron, a un compañero lo aventaron del puente y cayo de sentón y salió lastimado de la columna lo hacen con dolo ósea a ti te van y te lesionan y lo hacen con dolo no a ver si resultas un poco lesionado a mi compañero lo aventaron, lo agarraron de los pies y lo aventaron tal cual y desde el momento en que te están apuntando y haciendo una dirección con un proyectil no es para ver si te tratan de lastimas no, es para lastimarte ellos lo hicieron con dolo se les salió de las manos y salimos muchos lesionados muchos, fracturados, lesionados, estrellados con las cabezas todas y desgraciadamente para que van y para que meten a alguien inocente.

-Tú crees que incluso querían privarlos de la vida, al compañero que golpean el puente lo retienen y nos lo regresan hasta que creen que había perdido la vida, ¿tú crees que eso buscaban ellos, que fueran más que fueran lesiones mayores?

Sí, por su puesto totalmente eso ya es con saña y así no es, no les importa la vida de los demás y digo si tiene la posibilidad de entregar a un compañero que está lesionado y que lo rescataron gracias a Dios porque se quejan entonces de tanta injusticia, no hay palabras para decirte en ese momento pero todo lo que hicieron ya fue planeado

-Adriana ahora tú qué piensas, eres mamá tiene a dos chiquitos, tienes una lesión que obviamente marca la vida puede haber secuelas los doctores te están atendiendo pero quiero saber si para ti tu vida cambio y que piensas porque eres cabeza de familia

Mi vida cambio pero así tal cual con un giro de 360 grados porque después de ser una persona, digo lo puedes corroborar en la corporación muchos compañeros te van a decir como soy a mi me gusta ser independiente subo, bajo, me muevo y no me gusta estar atenida a nadie y de repente tienes un accidente de este tipo que es provocado y después no te puede mover por ti misma te sientes impotente, me deprimo si, se me baja la autoestima horrible pero tengo que salir adelante porque tengo dos niños que mantener y soy el pilar de la familia y gracias a mi trabajo les puedo dar un poco o si no todo lo que yo quisiera pero si dentro de mis posibilidades lo que los niños necesitan.

-¿Qué mensaje por último ya Adriana quisieras dar, algo que tu quisieras comentar, que te nazca del corazón para terminar?

Un mensaje, que la gente ya no sea tan cerrada si están mandando a sus hijos a la escuela precisamente para que se prearen y para sean alguien en la vida también que les abran ese sentimiento y otras perspectivas que no sea tan cerrada y que entiendan las cosas, digo hay que salir adelante no nada más por escuchar o porque así me educo mi abuela así yo voy a crecer también hay que ser alguien en la vida hay que ponerse metas y los niños de ahí digo no porque ellos vivan en un pueblo y tengan muy arraigadas sus ideas o sus costumbres quiera decir que van a seguir igual porque si continúan así, así van a seguir toda la vida y no van a seguir de ese modo de vivir por eso que se preparen también y que no se unan en banditas que las banditas no les van a dejar nada bueno al contrario les dejan problemas y problemas legales

-¿Y tú para tu vida, para el futuro?

Yo para mi vida y futuro que este bien, que este bien, que pueda escuchar que pueda moverme por mi misma y salir adelante, salir adelante en mi trabajo si Dios me presta vida salir adelante en mi trabajo y en todas mis funciones, continuar con mi trabajo, porque me gusta, porque me apasiona y porque de ahí también como.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply