MARIO MARÍN: ¿NI TAN MALO NI TAN CORRUPTO?

foto-marin

Tras un largo exilio pactado con el grupo en el poder, Mario Marín Torres, el ex gobernador de Puebla, ha vuelto a la escena pública y con él, el célebre “góber precioso” y todo lo que eso signifique. Su regreso del infierno –que finalmente no lo fue tanto: ninguno de sus colaboradores está hoy en la cárcel, ni es perseguido ni molestado por el régimen morenovallista- no ha pasado desapercibido para las redes sociales, incipientes aún en el momento que estalló el escándalo que marcaría su sexenio: el Lydiagate.

Según los tuiteros, con el retorno del ex mandatario a la política activa –ya realiza giras por el interior del estado, se reencuentra con la militancia priísta y encabeza reuniones de estrategia con sus allegados de cara al 2015- se asoma la corrupción, el abuso de poder, hasta la “narcoviolencia”. En resumen: lo peor del PRI.

marin-algo

Más de tres años pasaron para que Marín Torres, “el héroe de la película” –insisten irónicos comentarios en 140 caracteres-, saliera a la vista pública y atrajera los reflectores en dos eventos ligados a la nueva dirigencia del PRI, la que estará encabezada por Ana Isabel Allende Cano.

Aunque sus cófrades insisten en ofrecer la idea de que “no fue tan malo” ni “tan corrupto”, en los últimos días usuarios en Twitter han atiborrado de calificativos al de las botellas de coñac y los coscorrones, pero también exigen a los poblanos que no olviden los agravios dados a conocer en febrero de 2006, en aquella tristemente célebre llamada entre Marín Torres y Kamel Nacif Borge, que tuvo secuelas con temas como “El Góber Precioso con su amante menor de edad”.

marin-algo-2

Ese olvido en el que han quedado sus cuentas oficiales en Facebook (que en realidad nunca utilizó) y Twitter (último tuit de diciembre 2011), incluso las cuentas parodia en esta plataforma, que se quedaron sin actividad en 2012 y 2013.

marin-algo-3

Marín está de vuelta, y no falta quien la enmarque en el caso Chalchihuapan. Pero lo cierto es que este tiempo es otro, el de las plataformas de debate, de la información al momento, de los bots y troles.

marin-algo-4

Pero también el de la denuncia ácida y mordaz a través de videos (alguno que habla de su romance con una menor de edad registra más de 144 mil reproducciones) y memes, que han exhibido y derrocado funcionarios, empresarios, “juniors” y “ladies”.

El de las redes sociales, que suelen ser implacables.

marin-algo-5

gar_pro@hotmail.com

One Response to “MARIO MARÍN: ¿NI TAN MALO NI TAN CORRUPTO?”

  1. MARIO MARÍN: ¿NI TAN MALO NI TAN CORRUPTO? says:

    Cheap Usa Proxy…

    I found a great……

Leave a Reply