LA VENTA DE CARICIAS EN TIEMPOS… DE UN “GOBIERNO DE BIEN” (PREGUNTAS PARA EL “NIÑO NARANJA”)

foto-cereso

La madrugada del pasado domingo, en un operativo discreto pero altamente efectivo, personal de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del estado de Puebla llevó a cabo la extracción del Cereso Regional de San Pedro Cholula de las cuatro reclusas de nacionalidad colombiana que, durante meses y meses, fueron utilizadas para el comercio sexual por los actuales directivos de dicho reclusorio.

Las cuatro mujeres (Karen Wilches Parra, María Nubia Galindo, Lorena Leidi Vargas y Elisa Aidee González Ballesteros, de las que aquí ya habíamos dado cuenta) fueron trasladadas por autoridades estatales al  área femenil del Cereso de San Miguel para, de este modo, terminar con el próspero y boyante negocio de las autoridades municipales.

Días antes, también personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del estado, a cargo de Facundo Rosas Rosas, llevó a cabo el traslado de los reos Marcos del Callejo Pérez Salazar, conocido como “El Gerber”, y su concubina Mabel Rosas Núñez, quienes formaban parte de la logística al interior del reclusorio para operar la red de prostitución.

“El Gerber”, por cierto, fue traslado al Cereso de mediana seguridad en Tepexi de Rodríguez y su pareja sentimental y cómplice fue llevada a la cárcel municipal de Chignahuapan.

De este modo es como las autoridades estatales finalmente han logrado desmantelar por completo una  red por medio de la cual se operaba, de manera cínica, la venta de caricias al interior del penal de San Pedro Cholula, lo cual ya era del dominio público en ese municipio desde mediados del año pasado.

Pero las dudas que asaltan inevitablemente ante estos penosos hechos son:

1.- ¿Por qué razón el presidente municipal, José Juan Espinosa, mejor conocido como “El Niño Naranja”, no tomó antes ninguna medida al respecto?

2.- ¿Por qué tuvo que ser el gobierno del estado, y no el municipio, el que interviniera para frenar la voracidad de los funcionarios municipales, en especial la directora del penal, María del Consuelo Reyes Rojas; el sub director  Administrativo, Rodolfo Rivera Zahuita, y el sub director de Seguridad y Custodia, Cuauhtémoc Alossio Chávez?

3.- Con el traslado de las víctimas de explotación sexual y de trata de personas a otro penal, ¿el asunto quedará cerrado?

4.- ¿Y la Ley de  Responsabilidades de los Servidores Públicos?

5.- ¿El alcalde –declarado fan número uno de AMLO, plomerito de Dante Delgado y operador de campañas del PRI: tres personajes en uno- sólo le dará vuelta a la página y ningún funcionario del reclusorio será sancionado?

6.- ¿Ni siquiera por taparle el ojo al macho, ordenará a su Contraloría Municipal que al menos simule una tímida investigación?

7.- ¿O será que siempre estuvo al tanto de todo lo ocurría en el Cereso de Cholula, y la venta de caricias al interior del penal sólo era una más de sus múltiples fuentes de ingresos en el llamado “Gobierno de Bien”?

Como dijera el clásico.

Sólo son preguntas.

Dudas que matan.

Respuestas… que –seguro- no llegarán.

***

AL CIERRE…

1.- Se da casi como un hecho la –enésima- visita del presidente Enrique Peña Nieto a Puebla.

Estaría aquí el día 26 de febrero, para encabezar junto con el gobernador Rafael Moreno Valle el anuncio de Volkswagen de México sobre una inversión de mil millones de dólares en su planta de Puebla, esto tras la reunión que recientemente sostuvo el Ejecutivo estatal con Andreas Hinrichs, presidente del Consejo Ejecutivo de VW, sin duda un nuevo logro de la administración morenovallista en la materia.

Este miércoles se vio ya a miembros del Estado Mayor Presidencial por tierras poblanas, evaluando con pinzas si también el presidente inaugurará la Línea 2 de RUTA, lo que hasta el cierre de esta columna no estaba confirmado.

2.- Se cayó el despropósito perredista de convertir al priísta Carlos Talavera en uno de sus candidatos a diputados federales.

Al parecer, finalmente, ganó la prudencia, por más que Jorge Méndez y sus Bejaranos hicieron todo, y todo es todo, por imponerlo.

Nada más quedó en un susto.

De muy mal gusto.

Y es que el fantasma de los Abarca de Iguala sigue siendo una muy pesada loza en el partido del sol azteca.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply